SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

martes, febrero 06, 2007

V. GUERRA EN FERIA FRANCA (1)

"(Continuación)... Sobre el relato del Tehuelche, un largo racconto visual da cuenta de la actual situación del Padrino, de su lamentable decadencia. Físicamente destruído por el alcohol, el cigarrillo y las antiguas calavereadas, se ha convertido en un ser hosco y resentido. Ha sido relegado de esa sociedad que era “la crema de la crema” por una nueva raza que privilegia el trabajo a la holganza, que adora el “vil metálico” por sí mismo y no para hacerlo desaparecer en el “vértigo del torrente circulatorio”, que lo usa para adquirir símbolos de poder, al que aman sobre todas las cosas. Son ellos los que protagonizan ahora, además del mundillo político y financiero, la vida nocturna. Son ellos los que ocupan las primeras planas de los diarios y los que monopolizan las fotos en las revistas de actualidad. En el último cuadro del racconto, un Padrino arrugado, con el cabello ralo –aunque conservando el clásico jopo con tres pelos parados-, de mueca despectiva, arreglando su deslucido moño, dice: “Ya no hay lugar para un play boy de la vieja escuela, che”, sin conciencia que su decadencia, arranca desde la palabra misma... (continuará)."

(continuará)

3 comentarios:

  1. Miguel, ya te dije mil veces que la novela me encantó...pero, ¿de quién son los dibujos?; ¿son tuyos?...¡La cara del Padrino decadente a quien se le caen los mocos es fantástica!...¡ja,ja! Raúl

    ResponderEliminar
  2. Querido Raúl: si bien habilité comentarios acá, me parece que no corresponde contestarlos, porque no puedo ser juez y parte de lo que escribí (distinto es cuando opino en el otro blog). Así que tu caso es una excepción, sobre todo porque me das la oportunidad de hacer la mención pertinente de los lugares que afano imágenes. Trato de distinguir "El Ocaso...", que es un cuento dentro de la novela, del resto y para eso acudo, sobre todo, a la parodia de Patoruzú que hicieron los muchachos de "El Cazador". El "boceto de tapa de Quinterno", en cambio, es un pobre montaje mío de la aparición del Tata en la dos de Andanzas con un indio sacado del "Homenaje a Patoruzú", que se hizo en la antigua Fierro. Estoy esperando a mi amigo el PyBe, que me prometió algún dibujo original, mientras tanto choreo... Y si algún autor de los dibujos los ve, que lo tome con onda, chei! Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me gustó el paulatino crecimiento del protagonista (Vos)
    Me impactó el envejecer de los personajes... Un Isidoro anciano... jamás lo pensé...Tampoco el Indio...
    Y no quiero ni pensar en que le va a decir al espíritu de su Tata de que pasó con las tierras, en ese "continuará" que se vislumbra... ya calculo que es...
    Buena descriptiva..no! excelente...viseral Miguel...
    Los recuerdos, las vivencias permanecen ahí... en el arca que ha soltado sus goznes y accionado sus bisagras liberándolos en el tiempo..
    Gracias por estar y de la mejor forma
    Un abrazo...Marilí

    ResponderEliminar