SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

jueves, febrero 15, 2007

VIII. FIN DE LA GUERRA

Algo se ha subvertido en FERIA FRANCA, y ELCOVE advierte que ha tirado la primera piedra de lo que puede terminar convitiéndose en un alud. Pero la piedra había sido tirada en otra dirección, en otra montaña, no la de los antepasados, pero quizá sí. Lo que pasa ahora en FERIA FRANCA genera en ELCOVE una extraña inquietud. Hay odio en las respuestas de los vendedores y lo que es más extraño, se han sumado otros usuarios, agrediendo o defendiendo y todos terminan creyendo que trata de ELCOVE, que sí es PASTADEORUZU y CURUGUACURUGUAGUIGUA (los únicos que no fueron echados aún), pero que no es los otros que se le atribuyen. Lo llaman Don Elio, lo creen un jubilado que no tiene nada que hacer, que está todo el día jodiendo frente a la computadora, que no se mueve de ahí y que por eso debe tener una panza tan monstruosa como la del Gurí. Lo mandan a un club de jubilados, quizá porque su nombre suena a nombre de otros tiempos.
ELCOVE sólo lo eligió en función de un mecanismo traslativo que consistía en cifrar el coleccionista vengador en un nick, y desde ahí sacar un nombre, que curiosamente, uno de ellos, el segundo, era el de su abuelo, pero de eso se da cuenta después, como de que utiliza el mismo mecanismo por el cual pastilla de orozuz, termina convirtiéndose en el nombre del Indio.
Pero estos juegos, con los que ELCOVE intentaba entrar en complicidad con los coleccionistas, no aportan al Club, ya sea porque los coleccionistas no responden o porque los que lo hacen cuestionan la metodología. Y es nuevamente CORSARIOKIOSKO quien llama a la reflexión a ELCOVE, escribiéndole: mis experiencias en FERIA FRANCA son que antes de conocerte te intentan dañar como sea. Hay gente como vos rara pero en el fondo con buena intenciones (club del Indio) exelente idea pero los métodos de buscar afiliados un poco violento. Lo que pasa que si ustedes invitan personas de mala forma no van a atraer nada.
Entonces ELCOVE decide anunciar oficialmente, en las preguntas al vendedor de FERIA FRANCA, su retiro definitivo. Y en privado, desde el correo del club, envía una...
CARTA ABIERTA A LOS COLECCIONISTAS: BANDERA BLANCA
Estimados coleccionistas:
Decidí no intervenir más en FERIA FRANCA, debido a que mis jodas han desencadenado una polémica bastante agresiva, en la que a menudo -mea culpa- me prendí, y además, advierto han ido en contra de mis propios objetivos. El propósito inicial era, a más de divertirme, que los coleccionistas nos pusiéramos en contacto, tratando de frenar el abuso de los precios de las revistas del Indio. Ahora esto se fue un poco de madre y, si se puede, intento reencauzarlo. Deduzco que muchos de los nicks que aparecen cuestionándome en las preguntas al vendedor, pertenecen a personas que escribieron acá, aunque –obvio- no pueda individualizarlos. No me interesan los agravios que nos hemos cruzado: privilegio la condición común de coleccionistas, y creo que desde ahí nos podemos llegar a entender, como ya me estoy entendiendo con algunos con los que antes me dije de todo. Pido disculpas y salvo lo de mi nick, que algunos saben ya a quién oculta y en la medida que podamos entendernos y tenernos confianza, va a terminar desapareciendo, les propongo que hablemos francamente. Borrón y cuenta nueva. Empiezo yo: Vendedores hay de todo tipo. Sigo creyendo que los que inventaron el curro de acaparar “El secuestro de los Beatles”, para venderlo a $200, con el cuento de que aparecen los ídem, y que ese ejemplar es rarísimo e inconseguible, merecen ser repudiados, aún cuando creo que ningún coleccionista va a caer en esa trampa. Yo tengo la revista desde mucho antes de la maniobra, pero si me faltara, jamás pagaría esa suma. El colmo de la caradurez es que intenten venderla a $ 100 COMO OFERTA!!! porque le faltan 3 páginas. También merecen repudio los que quieren vender semanales de los setenta en $ 70, como ELPESCADO, cuando en cualquier lugar de Bs. As. se pueden conseguir por dos mangos. Podría seguir con los ejemplos, pero creo que se entiende de qué hablo. Estos oportunistas, los que especulan o los que encontraron por casualidad algunos ejemplares y creen que con eso se van a hacer ricos, y a los cuales supongo nadie les compra, pueden parecer, por este motivo, inocuos. Pero como bien lo apuntó un vendedor, defendiéndose, en FF, existe la ley de la oferta y la demanda. El problema es que en FERIA FRANCA la demanda es virtual y algunos vendedores serios terminan trasladándola al plano de lo real, y esto da por resultado que aumenten sus precios, que aún cuando, en principio, los consideremos aceptables, ya son de por sí difíciles para la mayoría de nuestros presupuestos. Supongo que todos tenemos historias de cómo escondimos a nuestras familias los gastos que hacíamos en este rubro, que resultaban difíciles de explicar (como los que genera una amante), incluso para nosotros mismos. Mi teoría es que todos pretendemos rescatar –infructuosamente- el paraíso perdido de nuestra infancia. Y vivimos esta afición como una culpa vergonzante, como un placer solitario, que nos lleva a pagar lo que pagamos, como forma de expiación. Pero no les daré la lata con esto. Lo que quiero decirles es que, en la medida que socialicemos estos sentimientos, que entendamos que son comunes y no tan “anormales”, podremos espantar la culpa, unirnos y tener fuerza para que no nos esquilmen. Se ha dado la paradoja, con el “circo” que armé, que algunos coleccionistas se pusieron del lado contrario, el de los vendedores, protegiendo el sistema, y supongo que esto es porque -aparte del temor que genera perder un vehículo, para algunos exclusivo, de acceso a estas revistas- muchos creyeron encontrar en FERIA FRANCA una especie de aliado y se tragaron otro cuento: el de la responsabilidad e invulnerabilidad de un sistema que premia y castiga con justicia. Una especie de papá, parecido a aquél que nos compraba de chicos las del Indio si nos portábamos bien y nos las negaba cuando nos portábamos mal... Mentira!!! A la FERIA le interesa un comino qué y en qué forma se compra y se vende, sólo le interesa que se compre y se venda y ganar ellos. Les puedo asegurar que si quisiera, en poco tiempo más, yo sólo puedo destruir toda la confiabilidad de FERIA FRANCA en el tema del Indio. Pero, tengo que reconocerlo, posiblemente yo mismo tendré en el futuro que recurrir a la FERIA, como lo hice varias veces con mi verdadero nick, mal que me pese, porque no siempre tengo tiempo de andar recorriendo los lugares físicos que todos sabemos para buscar mis faltantes. Quizá, como hacen algunos coleccionistas, también en algún momento me dedique a vender –en serio- algunas cosas, para poder comprar otras que me interesan más. Claro que no quisiera hacerlo con los métodos y precios de los que son sólo vendedores. Entonces, ¿qué mejor que sanear esta situación, en conjunto?... No tengo estadísticas hechas, pero supongo que no somos tantos los demandantes ni el material es tan inconseguible, como para que la oferta sea tan cara. En un tiempo, con algunos coleccionistas que conocí en el Parque, habíamos armado un listado de precios que creíamos razonables –el parámetro era lo que se cobraba en el mismo Parque unos años antes- y que constituía un código inquebrantable en función de hacer canjes o compra-venta entre nosotros. También nos intercambiábamos con fluidez datos sobre el Indio, informaciones de lugares, material inédito en fotocopias, etc. Las cosas de la vida me llevaron a otros rumbos y perdí contacto con estos compañeros, que no sé si siguen. Pero se me ocurrió que podría reeditarse con la gente que compra en FERIA FRANCA. Bastaría romper la relación unidireccional que éste establece con cada usuario y crear un contacto permanente entre nosotros, pudiendo por supuesto recurrir a él, pero con clara conciencia de quién es quién. Esta sería la propuesta del Club. Está abierta. Con algunos compañeros ya hemos empezado a imaginar un sitio propio en la Web y hasta una exposición de revistas antiguas. Propongo que sigamos imaginando, en conjunto. No es necesario que tengamos revistas para canje en este momento. Como le escribía a uno de uds.: a menudo desdeñamos una oportunidad que aparece con alguna repetida, por el hecho de que vamos en pos exclusivamente de completar nuestra colección. Pero si sabemos que otro tiene la que necesitamos y ésta que vemos le puede servir al otro, y estamos todos en contacto, se abre una nueva perspectiva. Lo de la revista como comisión del Club por el contacto, con la aparición de nuevos socios, me parece una idea posible para socializar, en tanto utilidades. Multiplicando el Club, ganaríamos todos. La lista que les envié responde a mi propia colección, que está abierta al canje (hay ejemplares que me interesan más que otros, independientemente del número, siempre que compensemos diferencias, claro), sin comisión entre nosotros. Propongo también que nuestros correos estén en contacto entre sí, de modo que el diálogo sea abierto a todos, y armemos nuestro propio foro. En cuanto a lo del cuestionario, me pareció una idea divertida, que sin embargo ha generado resquemor, porque parece ser entendida como factor excluyente o sectario. Propongo esto: que no sea un requisito, sino un concurso que puede empezar entre nos. Ofrezco como premio una reproducción tipo poster de la tapa del número 1 de la Semanal o del dibujo de la partitura de la Ranchera en homenaje al Indio, a elección. Se la lleva el que logre mayor puntaje (0,50 por contestación correcta). Vaya esto como prenda de paz. En fin... Espero que podamos descomprimir la tensión generada, reitero las disculpas por lo anterior (y por si esto tampoco les interesa), a los que sí les interese les pido propuestas y sugerencias, y les mando a todos un sincero saludo de coleccionista, chei!!!... (Ah!!!, si lo del Club marchara, llamaríamos a elecciones para presidente, por ahora sigo como interino)...

(continuará)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario