SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

sábado, febrero 28, 2009

HOMENAJE O PLAGIO?

Hace poco conseguí, al irrisorio precio de $ 1, varios libritos de Donald y Mickey, editados en Colombia por los '90. Los compré para mi nieto, lo que no impide que les eche un vistazo.
Un episodio llamó mi atención, por lo que consulté a Fabio Blanco sobre la data originaria. Con la erudición que lo caracteriza, me respondió al toque que se trataba de "Paperino acchiappafantasmi", publicado en el número 1663 de la revista Topolino, de fecha 11 de Octubre de 1987. Y que fue escrito por Bruno Concina y dibujado por Paolo Ongaro.
Mi duda radica en si il signore Ongaro pretendió homenajear allí al Arthur de Cézard, o por el contrario lo afanó descaradamente. Por lo pronto, no tengo noticias de que El Fantasma Justiciero sea conocido en Italia...
Las pruebas de la infamia las traigo en la maleta:

viernes, febrero 27, 2009

EL OTRO UDERZO

En el sitio al que remitió Fabio Blanco, a propósito de Ezo, descubrí una sección interesante, Le Coffre à BD, donde se rescatan historietas olvidadas. Y allí aparece un Uderzo hasta ahora desconocido por mí. Se trata de Marcel, el hermano mayor del dibujante de Asterix.
En esta página de Le Tambour Magic -perteneciente a la serie Les Mémoires de Mathias-, publicada en Le Coffre, se registran grandes similitudes con el trazo de su hermano. Aunque en otros trabajos que he rastreado, muestra estilos muy diferentes.

jueves, febrero 26, 2009

GREG O ATTANASIO?

Cuando tuve en mis manos las páginas de Ezo del Espacio, antes del impresionante hallazgo de Fabio Blanco, dije en la Argenta que el trazo, más que perteneciente a la línea franco-belga, lo sospechaba italiano. Y si no mencioné concretamente el nombre de Attanasio fue porque pensé en revisar antes los Spaghetti de la época. Ante la contundente data prontamente aportada por Fabio, lo dejé de lado. Pero el comentario del maestro Grillo, ha reavivado mi presunción (ver). He aquí muestras de los distintos estilos.

Greg, que estaba por los '60 dibujando el Chick Bill de Tibet, tenía tanto allí, como en el Rock Derby que aquí muestro, una línea menos caricaturesca que la de Attanasio. Aunque hay que decir que ambos eran dibujantes extremadamente versátiles.
Como insinúa Grillo, es posible que Ezo sea de autoría de Greg, y con dibujos de Attanasio. O que éste último haya colaborado en la realización.
Recién dando con el original, podrá dilucidarse, ya que en el Journal Tintin siempre aparecían los créditos.

miércoles, febrero 25, 2009

Pero míralo al Oski, coño!

Salvo Carlos Giménez, nunca me interesaron los historietistas españoles. Me parece que en general, sobre todo los de la época del Generalísimo -disculpas por el juego de palabras-, hacen un mal remedo de los franco-belgas. Pero últimamente anduve buscando, en distintas publicaciones de la Península Ibérica, rastros de El Fantasma Justiciero. Hasta ahora no encontré nada. Aunque sí me topé con esta curiosidad: en la revista DDT, de los años '60, se publicaba una página de chistes del genial Oski y la única tira que éste realizó .

El personaje nació en la Rico Tipo de los '40 y su nombre original era Amarroto. En España lo rebautizaron Tacañete. Supongo que el argentinismo "amarrete" no les debía decir nada. Lo increíble es que, encima, sobrexplicasen lo obvio, y con versito. Debían temer que los lectores no entendieran (...salvo que fuera un prejuicio del mismo Oski).

martes, febrero 24, 2009

EZO DEL ESPACIO, en Billiken

Las conseguí hoy. El post lo escribo mañana , porque estoy cansado...
------------------------------------------------------------------
Mañana ya es hoy.
Por la primera mitad de los '60, Billiken comenzó a utilizar los laterales de la doble lámina central, que históricamente traía publicidad, para publicar el segundo y tercer episodio de Umpah-Pah (Oum-pah-pah, en el original VER). Le sucedió Ezo, del Espacio. Desde que ví la primera entrega, de pibe, donde la nave de un extraterrestre con cabeza de globito se estrellaba en la tierra, no volví a saber de esta historieta. Pero quedó en mi memoria y mi curiosidad, al punto que la he rastreado durante décadas. Infructuosamente, hasta que tiré la intriga en la Argenta y dos colisteros (René Chavarría y Alejandra Márquez) me señalaron que una lámina doble de Billiken puesta en venta en Te Bajo El Martillo (que ahora es la misma bosta que Feria Franca) la mencionaba. La compré y héla aquí.
No defraudó mis expectativas, basadas en un borroso recuerdo, y reforzó mi seguridad sobre mi tempranísimo buen ojo. Una historieta infantil donde se plantea un personaje que no diferencia el bien del mal, y en los '60, es más que audaz. Además, está muy bien dibujada.
El resto pueden leerlo en los comentarios que hizo Fabio Blanco en este mismo post, aún antes que fuera escrito...
(...con colisteros como éstos, uno se siente orgulloso de formar parte de la Argenta... a pesar de que allí esté el pelotudo de "Calquito")

lunes, febrero 23, 2009

CESAR DA COL Y LOS HNOS. SAAVEDRA

César Da Col es un tipazo, poco afecto a enredarse en puteríos baratos, como yo. Además, es tan modesto, que elude autocitar públicamente sus interesantísimos artículos. Por eso, en vez de comentar en el post anterior, me envió un mail privado, contándome del talento de los hnos. Saveedra. Creo que merece la infidencia que lo publique aquí, junto a las imágenes que me envió.
Antes de su lectura, quiero aclarar que lo que escribí sobre ellos se circunscribe a sus labores como empleados de Quinterno, y no abre juicio acerca de sus cualidades de dibujantes. En todo caso, abona a mi teoría sobre las consecuencias de la fábrica de hacer chorizos quinterniana, que le mencionaba a Walther Taborda, en los comentarios del post de referencia.
De todos modos, los Saavedra no alcanzaron, a mi criterio, la excelencia de otros que dibujaron antes a Patoruzito o a Patoruzú. También en su descargo, cabe la posibilidad que en la época que estuvieron en EDQ hubiera más exigencia en producción, lo que implicaba lógicamente una mengua en la calidad. No hay que olvidar que por principios de los '70 Andanzas y Correrías, pasaron a editarse cada veintiún días, en vez de la periodicidad mensual que antes traían. De modo que -en tanto se había sumado Locuras de Isidoro- todas las semanas había que poner un nuevo título en los kioscos.
-------------------------------------------------------------------------------
Hola Miguel, leí lo que pusiste en tu blog sobre los hermanos Saavedra. Yo los conocí muy bien, mi viejo fue socio de ellos en sus emprendimientos durante muchos años, e inclusive yo participé en una producción animada que ellos realizaban para Canadá con sede en Buenos Aires.Eran dos hermanos, dos tipazos: Horacio y Oscar. Dos talentosos artistas, con un oficio de la puta madre. Ese oficio lo aprendieron de la mano de Quinterno y Tulio Lovato. Horacio era, a mi juicio, el más talentoso de los dos. Estamos hablando de dibujantes que fueron entrenados para sacar pila de páginas de historieta por mes. Pero si les dabas el tiempo, eran capaces de hacer páginas con fondos muy elaborados, y con enfoques mucho más jugados. Lo que hicieron para Quinterno, o Jaimito, o Condorito, o El Chavo del Ocho, eran cosas muy acotadas, realizadas con apuro, porque la cosa era producir. Una vez, los Saavedra hicieron para Anteojito una historietita de una nena japonesa que era una belleza, con los fonditos bien elaborados. Esto fue a fines de los `80s, y creo que el personaje se llamaba Tsuko o algo así.
Luego los Saavedra (siempre ellos hacían los lápices, el pasado a tinta se los hacía Rubén Torreiro, que también es salido de Quinterno) estuvieron por mucho tiempo haciendo historietas para la Disney y para la Warner Bross. Tengo por ahí unas páginas de un álbum que hicieron del Tio Rico onda Carl Barks, que era precioso, con muchos detalles en los fondos. Acá te paso algo que hice para Imaginaria sobre Horacio Saavedra y que salió ampliado en la revista El Historietista, con el aporte de Leo Batic (un dibujante que en la actualidad hace historietas para Warner). Tambien van imágenes. Si encuentro lo del Tio Rico, te lo paso.
Abrazo, Cesar.-
--------------------------------------------------------------
HORACIO SAAVEDRA: PATORUZITO ANÓNIMO, por César Da Col.
BREVE INTRODUCCIÓN
"Patoruzú" es creación de Dante Quinterno. Cuando comenzó a funcionar la revista, cuando su obra se convirtió en un producto industrializado, Quinterno se rodeó de un numeroso grupo de colaboradores que, bajo sus directivas, desarrollaron las aventuras del cacique tehuelche. Luego, en los años ´40, nació "Patoruzito", y se dice que tanto Mirco Repetto como Tulio Lovato tuvieron mucho que ver en la concepción de la personalidad del personaje y en su entorno. La máquina "quinternesca" de producir aventuras dibujadas anduvo a la perfección ("Andanzas de Patoruzú", "Locuras de Isidoro", "Correrías de Patoruzito"). Pero para su correcto funcionamiento se necesitaba una constante renovación y un continuo mantenimiento de las piezas que la conformaban. Quinterno, sabio en sus decisiones, decidió crear su propia "cantera" de dibujantes. Y en los años ´50 y ´60, jóvenes de 14, 15, o 16 años, con talento "en bruto", asistían a la editorial, cumplían un horario y se les pagaba un sueldo POR ESTUDIAR. Las lecciones no eran ni Física, ni Geografía, ni Historia: estudiaban cómo dibujar a "Patoruzú", a "Patoruzito", a "Don Fierro", etc. Acerca de una de esas talentosas "piezas anónimas" concebida en el entorno de la Editorial Dante Quinterno, y a horas del estreno animado de "Patoruzito", habla el siguiente texto...
POR SIEMPRE "CHECHI"
El sábado 20 de diciembre del año 2003, con tan solo cinco décadas a cuestas, falleció uno de los más grandes dibujantes de la Historieta Humorística de la Argentina: el maestro Horacio Saavedra. Forjado en la escuela Dante Quinterno desde muy temprana edad, Saavedra realizó el lápiz de cientos de episodios de las "Correrías de Patoruzito". Su estilo "alla maniera di Quinterno" era magistral, a tal punto que, hasta el trágico momento, tuvo a su cargo los layouts del largometraje animado "Patoruzito", que realizó Patagonik Film Group. Fue el hacedor de una gran cantidad de historietas para el exterior durante los años ‘80 y ‘90: para Warner Bros. ("Looney Tunes", "Bugs Bunny", "Duffy Duck"); para Walt Disney ("Donald Duck" y otros); para la revista "Condorito" (las mejores páginas, con personajes bien construídos, fueron los realizados por él y su hermano Oscar -otro gran maestro que también el destino se lo quizo llevar muy temprano). Al mismo tiempo, Horacio Saavedra (alias "Chechi" para los colegas y amigos) fue uno de los primeros dibujantes en darle vida a la historieta "Las Diabluras de Jaimito", creación del periodista Panzera. Participó en cientos de producciones de dibujos animados. Fundó con su hermano Oscar y su amigo Baratto, la productora "SB Producciones", con sede en la localidad de Vicente López (provincia de Buenos Aires), que se encargaba de realizar layouts de Batman Animated Series (primera temporada), Back to the Future, The Pink Panther, y otras series para NOA Productions, de Vancouver (Canadá). Hoy Horacio Saavedra ya no está con nosotros... de manera sorpresiva, el corazón le dijo basta. Pero siempre, querido Horacio, siempre te tendremos en nuestros corazones, y tu obra, tu magnífica obra, tu arte (con esos monitos que dibujabas mágicamente cuando hablabas por teléfono), serán recordados por siempre por todos tus colegas. Desde el Museo de la Caricatura "Severo Vaccaro", desde esta revista, o desde el lugar que estemos (y hablo en nombre de mis compañeros del Museo y seguramente en nombre de todos con quienes compartiste trabajos y momentos de amistad -como Walter Carzon y la gente de "Duendes del Sur"), nos comprometemos abiertamente a contarle a todo el mundo acerca del excelente artista y magnífica persona que fuiste y que sos (C.D.C.)
---------------------------------------------------------------
LOS "SALIERIS" DE "CHECHI", por Leonardo Batic, dibujante integrante del estudio "Duendes del Sur"
Tendríamos que haber sido enemigos. Hubiera sido lo lógico, porque competíamos desde dos estudios distintos por el mismo lugar. La historia comenzó cuando Horacio y Oscar Saavedra tenían un estudio de primera línea, que yo no conocía. Era uno de los pocos estudios que mantenía una calidad de primera. Por entonces (1994 creo) yo no quería dibujar otra cosa que no fueran superhéroes y terminé entrando a un estudio hoy ya disuelto que nos posibilitó que nos conocieran en Disney y Warner . A los pocos meses Walter (Carson), Pablo (Zamboni) y Yo (Leo Batic, que hoy conformamos "Duendes del Sur") entrábamos en el mundo de las historietas. La lucha era en ese tiempo muy difícil, sólo en la revista “Looney Tunes” publicábamos más de doce artistas intentando quedar como únicos dibujantes. Un día, antes de que salieran publicadas nuestras primeras historias nos encontramos con nuestra mayor competencia impresa en aquella revista.
¡Cómo hubiera deseado dibujar de aquella manera! Trazos frescos aún bajo la tinta, encuadres imperdibles y el espíritu de los dibujitos plasmado en el papel. Pero no era ni un yanqui ni un europeo, era un argentino: Horacio Saavedra. Su hermano también dibujaba soberbiamente, pero en Horacio encontré mi meta personal, el número uno que todos desean emular. Y con la sangre caliente por mejorar y demostrar nuestras aptitudes logramos con Walter y Pablo que al menos la batalla se redujera a dos estudios: Por un lado los Saavedra y por el otro Duendes del Sur. ¡Qué batallas! Los lápices volaban sobre las hojas delimitadas con marcos celestes, la tinta iba y venía balanceando con negro las acciones y Bugs Bunny, Lucas, Tweety y Silvestre se debatían entre nuestra pasión y el admirable profesionalismo de ellos.
Y un día nos sorprendieron con un enaltecedor acto de caballerosidad: compartieron a su entintador, Rubén Torreiro, para aliviar el trabajo que tenía el nuestro, Horacio Otttolini. Así, la distancia entre nuestros estudios se achicó hasta convertirse en formalidades. Y quizás porque ya habían ganado demasiadas batallas se fueron replegando poco a poco, hasta desvanecerse. Y nada fue lo mismo ¿De qué sirve Salieri sin Mozart?¿De quien aprenderíamos aquellas lecciones de arte genial?¿A quién intentaríamos copiar?
"Duendes" creció y quisimos darnos esos placeres que valen una vida. Hablamos con los Saavedra, que hacía poco habían disuelto su estudio, para que se unieran a nuestro equipo. Al principio se negaron, con el digno orgullo que motiva a los que han luchado toda su vida y no quieren abandonar sus propias estrategias y sus merecidos logros. Pero Horacio aceptó la mano y se subió a nuestro barco…Hubiéramos querido tenerlos a los dos para ser completamente felices pero la vida se lo llevó a Oscar antes de que aceptara. Y así supimos cómo era jugar con Maradona en nuestro equipo.
Horacio no sólo demostró lo que sabía (¡Cuánto sabía Dios mío, cuánto sabía!) sino que nos dejó ver lo más importante: un grande no sólo lo es por lo que hace sino por lo que es. Supo mejor que nosotros manejar la situación de verse jugando de nuestro lado, teniendo como aliado a quienes habían sido por los avatares su competencia. Jamás hubiéramos podido hacerlo mejor que él.
Quisiera un día, cuando sea más grande, mirarme al espejo y ver que soy al menos una parte de lo que él fue, un niño en ropa de grande, un humildísimo genio y un maestro. Su ángel vuela entre los "Duendes" todos los días y sabemos que en esa utópica guerra de lápices y pinceles él nos ganó. Porque el Barba lo eligió para divertir sólo a los merecedores del cielo de los artistas, y allí llegan sólo los que en su vida se han respetado y han conseguido con su arte que broten hadas de las comisuras de los labios de los niños. Nos sacamos el sombrero y levantamos la copa bien alto, porque él es el mejor y mucha tinta tendremos que sudar si queremos volver a disfrutar viendo cómo ese iluminado saca Patorucitos de su lápiz mientras los ángeles aplauden admirados.
Los "Duendes" agradecemos la magia que no enseñaste y cada dibujo siempre será en tu honor, querido maestro (L.B.)

sábado, febrero 21, 2009

LAS BURRADAS DE "CALQUITO"

Hay personas que, por haber incursionado, de una forma u otra, en el mundo de la historieta, conoce de editoriales, dibujantes, argumentistas. Y creen poder ostentar chapa de analistas, por manejar esa información. Pero el caso es que son incapaces de organizarla, ni aún de situarla temporalmente, porque no les da la cabeza. Ni hablar de conceptualizaciones. En este blog solía aparecer uno de esos especímenes, que si bien al principio me caía simpático, luego se reveló como un pelotudo insoportable. Se trata de un mediocre dibujante, especializado en copiar personajes de manga para utilizarlos como propios, al punto que sus propios pares le han puesto de sobrenombre "Calquito". Varias veces dicho individuo nombró aquí a los hermanos Saavedra, en tanto colaboradores de Quinterno. Les atribuía cuanto cuadrito subiera yo proveniente de EDQ. A raíz de un trabajo que estuve preparando, y que me demandó distintas consultas bibliográficas, me encontré accidentalmente con una referencia a esos dibujantes. Se los menciona en "La Historieta Argentina, Una Historia" como los primeros que se hicieron cargo de Jaimito. Recién allí pude ubicarlos. Se los puede reconocer en las Andanzas, Correrías o Locuras, del período de decadencia, por los '70. Primerísimos planos, ausencia de detalles, movilidad restringida... Confundir este trazo con los de maestros que trabajaron en épocas de oro de la editorial, e incluso con el del propio Quinterno, es sencillamente una idiotez, característica de individuos como "Calquito".
(...si no digo el nombre de "Calquito" y no linkeo las múltiples entradas en las que se registran sus torpes comentarios, es debido a que "sufre del corazón", pretexto que utilizó para eludir mi convite de agarrarnos a trompadas)

viernes, febrero 20, 2009

HISTORIETAS "ADULTAS"

Una portada del Batman de los '80. Ya el criterio de "realidad" se empezaba a extender como un virus. "Contra el rey del narcotráfico", puajjj...
(Esta imagen, como otras de superhéroes que he utilizado anteriormente, está tomada del blog de charlycueva . Aviso que si quieren bajarse algo de lo mucho bueno que se encuentra allí -no esta porquería, por supuesto- se apuren. A principios de marzo restringe el acceso)

CAMBIOS EN PI-PIO


A raíz de la visita que me hizo Omar-citus, me dí una vuelta por su blog (ver) y me encontré con la maravillosa novedad que había subido unas cincuenta nuevas páginas continuadas de Pi-Pío. Creo que el material procede de la primera tanda de reediciones de Anteojito. Comparando con lo que poseo de Billiken, me encuentro con que una secuencia, que yo había rescatado y encomiado por su audacia (ver), fue modificada para su publicación en Anteojito. Mientras que en el original Calculín señalaba "la casa donde nació García Ferré", en su reedición se lee: "la casa donde nació García Lorca". Si bien la nueva cita tiene un valor cultural importante, en lo que respecta al lenguaje historietístico en sí, la modificación no es feliz. Pareciera que al mismo tiempo que GF crecía en su faz editorial, iba moderando las audacias de sus primeras épocas.

miércoles, febrero 18, 2009

ECO, EL SUPERMAN DE LOS '60 Y EL CRITERIO DE "REALIDAD"

A mediados de los '60, en Apocalípticos e Integrados, Umberto Eco se ocupa de la dimensión mitológica de Superman. Uno de los aspectos que analiza es el manejo de la temporalidad en las historias. Describe la manera en que los guionistas se las arreglaban para eludir el paso del tiempo, en función de conservar, precisamente, el caracter mítico del personaje. "En esta línea -escribe Eco-, la solución más original es indudablemente la de los imaginary tales; sucede a veces, que el público, por correo, solicita a los guionistas desarrollos narrativos de su gusto; por ejemplo, ¿por qué Superman no se casa con la periodista Lois Lane, que la ama desde hace tanto tiempo? Pero si Superman se casara con Lois Lane daría, como ya hemos dicho, una paso más hacia la muerte, plantearía una premisa irreversible; y no obstante, ha sido posible hallar continuamente nuevos estímulos narrativos, y se ha logrado satisfacer las exigencias "novelescas" del público. Se narra pues "lo que hubiera sucedido si Superman se hubiera casado con Lois". Se desarrolla tal premisa en todas sus implicancias dramáticas, y al final se advierte: cuidado, ésta era una historia totalmente "imaginaria", que en realidad no sucedió".
Por supuesto que el análisis de Eco está circunscripto a los cómics de la época. A partir de los '70, los guionistas, seguros ya de que el prototipo de héroe mítico se había instalado en el imaginario popular, se animaron a más. Plantearon largas sagas con continuidad y anclaje temporal, y hasta incluso llegaron a jugar con la muerte del personaje. Y junto con esto vino aparejado el ingreso de Superman y el resto de los superhéroes en "la realidad", tema al que me he estado refiriendo críticamente.
Si ha venido a mi memoria, y he rescatado este párrafo de Eco, es porque a través de él se desprende otra posibilidad de lectura: los guionistas de los '60 no se despreocuban de "la realidad". La denotaban por caminos más complejos. Si existían los imaginary tales se puede deducir, a contrario sensu, que todo lo que se relataba fuera de ellos, era "real".
Insisto, me sigo quedando con aquellos mecanismos narrativos y con aquellas historias. Que la historieta deje de ser "adulta", por amor de Dios! Para lecturas adultas, prefiero a Eco.

lunes, febrero 16, 2009

PI-PIO EN PETETE


En el post donde me ocupé de establecer la cronología de los episodios originales de Pi-Pío (ver), decía que el primero publicado en Anteojito correspondía al iniciado en fecha 4.5.53 en Billiken, por lo que se habían dejado afuera historias anteriores.
Lo mismo ocurrió en Petete, que García Ferré publicó en España con formato y secciones similares a las de Anteojito.

En el Nº 1 de la mencionada revista, se pueden apreciar las modificaciones al dibujo del primer cuadrito de Billiken (arriba), y también a los textos. A mi entender los cambios resultan innecesarios, y es evidente que toda la página pierde calidad, en contraste con el original.

A FINES DEL SIGLO PASADO,...

...algunos todavía apostaban a la historieta.
Con "historieta" quiero decir lo que vengo diciendo desde los inicios de este blog, y que recientemente, a raíz de un comentario en el último post (ver), volvió a ocuparme como tema.
Voy a usar de ejemplo una publicación que cayó en mis manos hace un tiempito: el Nº 2 de "Choripán", de enero de 1997. Pertenece a la Editorial PZP, que por esa época había reflotado "Puño Fuerte", recordado título de la década del '50, de Editorial Láinez. En el staff figura Andrés Paéz como Director, y Ray Collins como Jefe de Redacción. No se menciona, en cambio, quienes son los autores del personaje.
La cuestión es que las 28 páginas de la revista -íntegramente a color y con una única historia- están muy bien. Desde dibujos y argumento hasta impresión y calidad de papel, conforman un producto redondito.
El guión, aunque confuso por momentos, tiene interesantes apuntes de delirio y humor, donde caben desde Tarzán y Chita, hasta las boleadoras de Patoruzú. También hay una moderada cuota de sexo.
El gordito protagonista trabaja con su tío en un puesto de chori. Un día, vendiendo en la cancha, el gol que hace con una pelota perdida, lo revela como un crack. Entonces, una tribu africana lo secuestra para aprovechar sus habilidades en un desafío con vecinos hostiles, que le disputan los yacimientos de uranio.
En resumen: un personaje reconocible, lanzado a aventuras que escapan del costumbrismo, pero manteniendo siempre su idiosincracia.
La receta no es compleja, la han utilizado Quinterno, Torino, Oesterheld y Trillo, entre tantos otros.
En algún momento, algún pelotudo dijo que estaba perimida y que era hora que la historieta (debe haber usado el término "cómic") se volviese "adulta". Otros pelotudos lo creyeron y lo repitieron... Así estamos.

LA BD FR TIENE SU PATORUZITO

Se trata de "Yakari", una creación de Derib y Job que data de 1969. Relata las aventuras de un pequeño indio sioux y ya lleva una treintena de albúms. La historieta, con estupendos dibujos, está destinado a un público infantil. Descubrí hace poco al personaje, entre las novedades que me llegan de la BD. Como me llamó la atención, me puse a rastrear y finalmente conseguí la mayoría de los títulos escanneados. Recorrer esas páginas no hace más que acentuar la bronca porque aquí no se reediten como se merecen las Correrías de Patoruzito, a más de tantas otras obras maestras de nuestro pasado historietístico.

sábado, febrero 07, 2009

THE SPIRIT

Nº 26 - Julio 1990 - Excelente estado

AFANANCIO Nº 20

Febrero de 1965 - Excelente estado

YA TIENE DUEÑO

jueves, febrero 05, 2009

ENVIADO POR PABLO SAPIA

CENTRO CULTURAL RECOLETA
ESPACIO HISTORIETA

Ernán Cirianni
De cómo me hice Rico y Famoso

Desde el viernes 6 de febrero hasta el domingo 8 de marzo

miércoles, febrero 04, 2009

LA COLECCION DE DAO: CHISTES DE TORINO

30 páginas, extraídas de distintas épocas y publicaciones (Suplementos Conventillo, El Hogar, Loco Lindo, Leoplán).

(Las 10 imágenes a color de "El Hogar", y otras, son gentileza del coleccionista Luis del Pópolo)

martes, febrero 03, 2009

NUEVAS APOSTILLAS

The Dark Knight
Ví la última película de Batman y me pareció un bodrio. Sigo extrañando a Tim Burton. Con esa manía que le agarró a los yanquis de hacer "reales" a los héroes de historieta, se van al reverendo carajo. Esto, si no me equivoco, empezó en los argumentos de los '70. Antes, por los '60, cuando yo lo leía, Batman era tan fantástico como Súperman, viajaba al pasado y al futuro, se enfrentaba a amenazas y personajes inverosímiles, y con ese mundo absurdo entretenía a los pibes y divertía a los grandes. Por los '70 se lo volvió a situar en el rol de detective primigenio, y lo pusieron a resolver asuntos de drogas y a enfrentarse con la maffia. Después le llegó el turno a la política, y finalmente a la psicologización. Lo encajaron en el mundo "real". Burton se cagó en todo eso, y rescató lo anterior, pero aportando una imaginería mucho más siniestra. Ahora, en “The Dark Knight”, como en la anterior, “Batman Begins“, la tendencia vuelve a ser la preocupación por el verosímil. Paradójicamente, convierten al personaje en más inverosímil que nunca. Y a mí me aburren soberanamente (...ahora, el muchacho éste que murió hace poco y que hace del Guasón, hay que reconocer que está formidable).

Odio Cósmico
Compré y leí "Odio Cósmico", a raíz del respeto y la admiración que le profeso a Taborda, venciendo los prejuicios que me generan los intentos de continuar El Eternauta. No me equivocaba al tenerlos. No por el dibujo de Walter, que es excelente, sino por el guión, que es espantoso. Si bien el guionista dice haberse inspirado en "Doce Monos" para la situación básica, se podría agregar "Equus" u "Hombre Mirando al Sudeste", en tanto se parte de la relación entre un psiquiatra y su paciente (Salvo). Este tipo de vínculo, si bien trillado, podía llegar a tener potencialidad. Pero en vez de desarrollarse... se cuenta! Como se cuenta también exactamente lo mismo que se puede hallar en El Eternauta clásico. Con el adimento absurdo que los hechos no sólo son conocidos por el lector, sino también por los personajes! Por lo que no se entiende en absoluto cuál sería la singularidad de esta historia, ni la necesidad de contarla, salvo un montón de lugares comunes acerca del propósito de los Ellos, que Oesterheld sabiamente dejaba oculto. Finalmente, ninguno de los personajes que acompaña a Salvo alcanza a tener relevancia, ni sus profesiones incidencia alguna en la acción, lo que sí sucedía en el original.

Dragon Ball
También venciendo prejuicios, a raíz de una recomendación, me compré el 1er. tomo de "Dragon Ball", de Akira Toriyama, que acaba de lanzar Ivrea, como serie de 42 entregas. Curiosamente, encontré aquí la singularidad que le reclamaba al manga y no aparecía en lo poco que había visto hasta ahora. Y eso que pasé por alto la alusión al personaje del gigante, que termina mostrándose como un chino con forma de cerdito, débil y corrupto. Si pude obviarlo es porque me resultó mucho más fuerte la impronta de una cultura muy alejada de la nuestra. Me sedujo la recurrencia a sus leyendas y mitos, lo que también aparece en esa gran película que es "El viaje de Chihiro". Fabio Blanco, con la erudición que lo caracteriza, me anotició en la Argenta que Toriyama se inspiró en una antigua novela para este manga. Gugleando, descubro que se trata de “Peregrinación al Oeste”, escrita en China por Wu Cheng (1510-1582). Es curioso que en algunos sitios de adoradores del manga se mencione a menudo que su existencia se prolongó desde 1368 a 1644, por lo que habría alcanzado la prodigiosa edad de 276 años. En realidad ése es el período en que la dinastía Ming estuvo en el poder. Un mangoso habrá hecho un descuidado copypaste de alguna página histórica y los demás siguen repitiendo, sin reparar en el absurdo. Después dicen que la historieta conduce a la cultura. En fin, volviendo a "Dragon Ball"... acabo de comprar el segundo y tercer tomo, aunque otro colistero me anticipó que lo bueno de esta serie se acaba bastante de llegar a su final. Veré hasta donde llega mi interés...

Fernando Bravo
El lunes terminaron mis vacaciones, de modo que me senté a la PC, intentando conectarme con pesadas tareas que abandoné en diciembre, con la radio de fondo, como acostumbro. Soy de los que clavan la sintonía en una emisora, y reniega todo el tiempo de lo que escucha, pero no la cambia. A menos que la hinchapelotez alcance puntos críticos, lo que determina el pase definitivo a otra radio. Hace un tiempo, cuando en Mitre sacaron a los últimos que resistían del elenco de Castelo, y empezaron a meter insufribles como Esteban Mirol, emigré a Continental, donde la cultura general y la mesura de Víctor Hugo Morales, compensaban la faceta reaccionaria de Mactas. Y al Chavo Fucks, que no lo es tanto, aunque sí un troglodita en otros aspectos. También jugaban en contra los disparatados micros de Sabatino Arias, pero uno se termina acostumbrando a todo. Y cuando más o menos eso empezaba a suceder, el lunes cambian la programación en Continental, y lo ponen como conductor de la tarde a Fernando Bravo. Nunca lo había escuchado, de modo que me dispuse a darle una oportunidad. Empezó no gustándome ese tonito de animador de club de barrio, apenas aggiornado, pero aún así resultaba soportable. De pronto, Bravo hace una mención a la historia de Viernes Scardulla, el hombre que hacía llover. Me llamó la atención, dado que en diciembre me referí a lo mismo en este blog (ver), aunque el protagonista tenía un nombre distinto: Baigorri Velar. Me pregunté si habría otro inventor de una máquina de la lluvia que yo desconocía y paré la oreja. Bravo se contactó telefónicamente con un historiador aficionado, al que pidió que relatara en dos minutos lo que sabía de Scardulla. El buen señor empezó a leer a toda carrera -intentando que suene coloquial-, un escrito preparado para tan magna ocasión, en el que hacía referencia a una estafa. Se trataba del hallazgo de varios cofres, denunciados por el tal Scardulla, y supuestamente pertenecientes al virrey Sobremonte, quien los habría abandonado en su huída. Yo me preguntaba -como toda la audiencia, supongo- cuál era la relación de esa anécdota con la máquina de la lluvia. Bravo, imposibilitado de interrumpir al historiador amateur, logró finalmente despedirlo ya bastante pasados los dos minutos. E ipso facto del papelón, cerró el bloque acotando en un tono que se pretendía humorístico: “Lo que no dijo, es que cuando se abrieron los cofres, llovió”. Quedaba claro que el conductor no podía dejar de señalar el fracaso de la entrevista, y la imputó al entrevistado. Yo dudé, e interrumpí mis tareas para guglear el nombre de Scardulla. Encontré que efectivamente éste había sido quien pergeñó el fraude de los cofres, pero de lluvia nada. Deduje entonces que la confusión con el otro charlatán, Baigorri Velar, provenía del mismo Bravo, que había encargado a su producción contactarse con alguien que supiera algo sobre Viernes Scardulla, lo que la producción cumplió. En ese punto apagué la radio. Flor de debut! Estos son los "profesionales" del éter, en los que la gente sigue confiando en forma ciega. Yo tendré, definitivamente, que acompañar mi trabajo con música o quedarme rodeado de silencio.

Chistes de Torino
El coleccionista Luis del Pópolo me ha hecho otro envío sumamente interesante. Se trata esta vez de unas páginas de “El Hogar”, donde aparecen chistes de Torino en color, lo cual no es muy frecuente de hallar. Aproveché para sumarle unos cuantos que yo tenía de distintas publicaciones (aunque la mayoría en B/N) y armar un archivito que se puede descargar en La Colección de Dao. Incluye algunos Torino Show, trabajos de la etapa madura del maestro, que son difíciles de escannear y montar, dado que venían en doble página apaisada que se arrugaba bastante por su mala calidad. Pero a pesar de que el resultado no es óptimo, creo que valen la pena. El amigo Luis anda con ganas de abrir su propio blog, y por supuesto lo he alentado. Es bueno que se multipliquen los coleccionistas de clásicos de la historieta cómica nacional, que abran sus revistas para compartirlas.

lunes, febrero 02, 2009

EL ANGEL Y EL DIABLO

Rastreando otras cosas en la web, me topé casualmente con esta portada de Capitán Marvel de 1944.
El recurso del ángel y el demonio hablando al oído, como expresión de un dilema de conciencia, se ha usado hasta al cansancio en infinidad de historietas (en Patoruzú era muy frecuente) , y seguramente tiene antecedentes que van más allá de la historieta. Y que -supongo- se deben remontar por lo menos al medioevo.
Si alguno de los visitantes cultos que aparecen por aquí tiene datos al respecto, los agradecería.

domingo, febrero 01, 2009

CURIOSIDADES QUINTERNIANAS (II)

Trabajando en un artículo que me han encargado (y que espero algún día se publique, porque me está llevando mucho tiempo) me encontré con una curiosidad que antes no había advertido.
Sabido es que “El irascible coronel”, como bautiza Andanzas (Nº 13, enero del ’58) la recopilación de los episodios originariamente publicados en las semanales (Nros. 101 a 112, año 1939), marca la primera -y casi única (ver)- aparición del Coronel Cañones en el mundo de Patoruzú e Isidoro, a quien hasta el momento no se le conocía familia alguna. También es ampliamente difundido que este argumento se reelaboró brillantemente para el primer número de “Locuras de Isidoro” (“Vivan los Novios!”, 4 de Julio de 1968), reemplazando a Patoruzú por el Capitán Metralla.

Ahora reparo que en la primera didascalia de “Vivan los Novios!” hay un guiño a su precedente. Y que, además, se sienta allí la diferenciación con el Isidoro de Andanzas de una forma muy escueta: “Tras una larga temporada en las termas, el irascible Coronel Cañones regresa al domicilio, donde vive con su sobrino Isidoro”.