SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

jueves, diciembre 30, 2010

APOSTILLAS DE FIN DE AÑO

COMIC.AR Nº 13
Los accidentes de periodicidad de Comic.ar hicieron que desistiera de preguntar por ella en los kioscos. Así que recién ayer  -tarde pero seguro- adquirí el número 13, con fecha de noviembre. Todavía no lo leí, pero el solo hecho de la continuidad de la publicación ya es una buena noticia.
EL PATO DONALD
Lamentaba (ver) haberme perdido en Librerías Libertador  el tomo europeo de Donald, con material totalmente distinto al de la Biblioteca Clarín  (tres clásicos de Barks, más otras tres historietas de Scarpa, de Vita y Cavazzano). Otra buena noticia: reapareció en las bateas. Apurarse, hay pocos ejemplares y es una ganga ($ 10).
(El de Batman volvió a estar también, aunque trae -parte- del mismo material de Clarín. Igual vale la pena por calidad de impresión y prólogo) 
POSTEOS
En el 2010, este blog ha batido su récord anual de posteos: 324. Es decir, un ritmo cercano al post diario. Y con escasísimo puterío, como señalaba hace muy poco. Claro que, en cambio, se ha incrementado un tanto el autobombo sobre mis actividades artísticas, y el tema político entró a jugar con fuerza. Pero lo central, como siempre, ha sido la historieta. En consecuencia,  para historietómanos e historietistas, para los amigos teatreros, para compañeras y compañeros... y también para aquellos con los que, sin serlo, podemos disentir civilizadamente: 
un muy feliz y productivo 2011!!!

miércoles, diciembre 29, 2010

BARTOLO '75 (5)

martes, diciembre 28, 2010

lunes, diciembre 27, 2010

NADA NUEVO BAJO EL SOL

"Noviembre en el espejo
de CARAS Y CARETAS"
(Nro. 2177, diciembre 1954)

BARTOLO '75 (4)

domingo, diciembre 26, 2010

sábado, diciembre 25, 2010

viernes, diciembre 24, 2010

BARTOLO '75 (3)

jueves, diciembre 23, 2010

miércoles, diciembre 22, 2010

BARTOLO '75 (1)

lunes, diciembre 20, 2010

FRANCHO Y TORINO


Consulté al maestro Francho sobre la tira de Clorofila, que publiqué en el post anterior. Esta es su respuesta:
SALUD MIGUEL,  es un placer tener  noticias  tuyas que me   retraen  unos  añitos a los tiempos en que disfrutaba  la  amistad  de  Torino, cuyos  trabajos en  “Aquí Esta“ conocí  cuando  yo  recién aprendía  a leer.  Lo  admiraba, y pensaba  que Torino debía  ser  un  tipo  como   mi padre (adulto), pero  increíblemente  poco tiempo  después, Billy Kerosene, mi editor en  Avivato, me  lo  presentó como colega. Torino me saludó  tan efusivamente  y  juvenil  como  siempre lo era. Al notar  mi expresión  me  preguntó  qué me  pasaba, le  dije  que leía  El conventillo de  Don Nicola y  que creía que él era  un  “hombre grande” , me dio  un abrazo típico  suyo y  me   dijo   ” ¡Pero   si somos  hermanos!”. Y  así  lo fuimos  desde aquel momento. En  ese  entonces era muy  comunes las cargaditas y  menciones entre  colegas, pero eso de  Clorofila no tiene  un ningún significado  especial. Aunque al estudiar cuidadosamente el  texto  de la  tira veo que  la  mención  a Torino es en  realidad “virtuosa”: El  ejemplo  de Torino  es positivo, se baña todos los  días, al  contrario de  CLOROFILA, quien  es  tan  sucio, que  anda constantemente  rodeado por  las moscas. Donde  no hay  virtud, pues  hasta demanda  boicot. [ Henri  Bergson, (“La rire”) se  agarraría la  cabeza   ¿ no?].

3 TORINO EN 1 AVIVATO

Rara vez compro un ejemplar de colección a bolsita cerrada. Pasó con esta Avivato porque la tapa de Torino, hecho infrecuente en la publicación, valía por sí sola los doce pesos que pagué. Pero posteriormente, al abrir la revista, me encontré con dos curiosidades más referentes al autor de Don Nicola.
La entrega de La Barra de Pascualín de este número (del 21/05/58) se corresponde con el episodio que subió hace poco Luis del Pópolo, corroborando así el comentario que realicé en ese post.
Además, en la tira que reproduzco, el maestro Francho hace inequívoca mención  a su colega. Se trata, seguramente, de otro de los chistes internos que, según él mismo me comentó, plagaban la redacción de Avivato, y terminaban volcándose en los contenidos.

domingo, diciembre 19, 2010

UY, QUE LINDO ESTO!

Hacía mucho que no tenía noticias de Oscar Grillo, pero me acaba de enviar esta maravillosa postal de salutación, que va de maravillas con la onda retro del blog. Gracias, y lo mismo pa' usté, máistro!

viernes, diciembre 17, 2010

DIBUJANTES 7 Y SALUDOS DE LAINO

El maestro Osvaldo Laino anuncia que ya está disponible para descargar el número 7 de la Revista Dibujantes , dedicada al querido Eduardo Ferro.
Además, envía saludos para estas fiestas, que desde aquí retribuyo.

jueves, diciembre 16, 2010

MANIFIESTO DE UN CIUDADANO DE CLASE MEDIA BAJA DE LA CIUDAD DE BS. AS., VECINO DE VILLA LUGANO, Y ADHERENTE AL PRO

Ante todo quiero aclarar que no tengo nada contra bolitas, paraguas, perucas y otros negros por el estilo. Yo voy a comprar todos los días a la verdulería de una boliviana que está a una cuadra de casa, y la saludo cuando llego y cuando me voy, la trato como si fuéramos iguales. Incluso, el otro día, la bolita no tenía monedas para darme el vuelto y yo le dije que no importaba, que lo descontábamos de la próxima compra, y cuando volví, la negra se hizo la otaria, y yo no le dije nada, porque comprendo la necesidad de esa gente. Pero eso no los habilita para tomar un parque público, que estaría un poco descuidado, sí, habría yuyos, desperdicios, víboras y gente descuartizada, pero es un parque y a la primera de cambio, Macri lo iba a poner lindo, porque él lo prometió, que iba a estar bueno Buenos Aires, y debería haber aclarado que se refería a la ciudad de Buenos Aires, a los CIUDADANOS, y no a la gente que viene de la Pcia., de otras provincias, o los extranjeros, que vienen a matarse el hambre acá, y nos sacan trabajo, atención en los hospitales públicos y el cupo en las escuelas para nuestros hijos. Porque la que se olvida del Sur es la yegua, no Macri, que pobre, no da abasto, tiene que cargar con el fardo que le largan estos kirchneristas de mierda, todos zurdos. Si la yegua ésta es tan zurda, digo yo, por qué no se lleva a los bolitas a la mansión que tiene en el Calafate, comprada con la plata del pueblo, y deja que le caguen el parque, eh? Ah, no, la señora quiere mandar la mierda a otro lado! A nosotros, los vecinos que pagamos los impuestos, alquilamos y la yugamos todos los días, y no tenemos una 4x4, como estos bolitas narcotraficantes, que se la dan de indigentes, pero bien que las cámaras de tevé los tomaban chupando de botellas de Coca-Cola de dos litros, que ni yo puedo comprársela a mis hijos, tengo que darles Malibú. Y mis hijos miraban la tele, y me decían: papá, ésos no son pobres? entonces, por qué pueden tomar Coca-Cola, y nosotros no? Y yo no sabía que contestarles. Yo ahora, me voy a llevar una carpita a Puerto Madero, y voy a decir que no tengo casa, y hasta que Cristina no me de una solución no me muevo de ahí, a ver cuánto duro. O si no, a Bolivia. El indio ése de mierda que tienen de presidente, lo más seguro es que me deporte. Porque los que terminan discriminando son estos negros, es al revés de la milanesa. Como los putos. Ahora resulta que sos raro si estás casado con una mujer, pasás vos a ser el anormal. Yo soy MACHO, y con mucho orgullo, que hagan de su culo una caverna, si quieren, pero que a mí no me jodan. YO NO ME LA TRAGO, NI ME LA VOY A TRAGAR NUNCA. Macri tampoco, que lo único que se habrá tragado en la vida es el bigote de Freddy Mercury, pero nada más. Y soy ARGENTINO, hijo de inmigrantes, como Macri, sí, pero de inmigrantes honestos, de Europa, que lo primero que hacían cuando llegaban acá era construír el excusado, porque eran educados, sabían que no se puede cagar en cualquier parte. Ahora el gobierno, a la final, tuvo que ceder a todas las imposiciones de Macri. La hizo arrodillar, humillarse, a la Cristina, como dice Clarín. Los negros éstos tuvieron que irse del parque, con toda la basura que habían traído, además de ellos mismos. Lástima que Mauricio no se avivó, y aprovechó la salida para juntarlos a todos en un camión y tirarlos en un desierto de Catamarca, como hizo Bussi, que tendrían que levantarle un monumento, pero no, lo juzgan. El mundo al revés, que país de mierda. Queda el consuelo de que por lo menos, ahora, hay cuatro negros menos. No es mucho, pero es algo. Nosotros, por las dudas, acá, con los vecinos, vamos a armar grupos que vigilen el parque de ahora en más. No sea cosa que los zurdos del gobierno manden de nuevo a los bolitas, una de estas noches, para intentar joderlo otra vez a Macri. O que intenten tomar los departamentos nuestros, que están enfrente, y que con tanto sacrificio conseguimos. Que lo sepan, estamos alertas, no nos van a agarrar más desprevenidos. Somos gente pacífica, pero no vamos a permitir que avasallen nuestros derechos, porque parece que los derechos humanos son nada más que para algunos, los otros que se jodan. A nosotros, todos los medios que maneja el gobierno, y que le queman la cabeza a la gente, nos acusan de patoteros, barras bravas y que se yo cuantas cosas más. Resulta que los delincuentes terminamos siendo nosotros. Si tomar parques públicos no es delito, como dijo el imbécil de Fernández, entonces tampoco es delito meterle un chumbo a un bolita que se quiere meter en mi propiedad. Y juro por Dios, y por la Santísima Virgen, porque yo soy muy creyente, que le vuelo la cabeza al primero de esos negros que vea rondando el edificio. Después que me metan preso. Quiero ver que juez se va a atrever a condenarme por defender mi modo de vida occidental y cristiano, que era una bandera histórica que levantábamos en otras épocas, y que estos zurdos putos dejaron caer. Yo quiero un futuro para mis hijos, una sociedad con ORDEN, no esta mierda que tenemos ahora, que cada uno hace lo que se le canta el culo. Y por eso, con mi mujer, ya dijimos, si esto sigue así, si vuelve a ganar el kirchnerismo, nos vamos a Chile, que ahí sí parece que ahora hay un gobierno como la gente, y los hermanos chilenos seguro nos van a recibir con los brazos abiertos.

domingo, diciembre 12, 2010

LANGOSTINO VUELVE A NAVEGAR

Parece mentira, pero ya pasaron 24 años, desde que Langostino reinició -por última vez, si no me equivoco- sus travesías. Fue en las páginas de Crisis, una de las mejores publicaciones de cultura que se editaron en Argentina. Curiosamente, en el '86, hacía también 24 años que Corina había apagado su motor en Patoruzito, la mejor revista de historietas nacional, sin lugar a dudas.
El arranque en Crisis de la versión remozada de la historieta, está preludiado por un texto de su autor. Allí Ferro, con sencillez admirable, con legítimo orgullo, y con una inocultable carga de nostalgia, habla de su historia y la de sus personajes. Del texto también se desprende un suave reproche por el olvido. Vale la pena leerlo íntegro, resulta conmovedor.
El viaje  del marinero fue corto, duró apenas unas entregas. Claro. Ni Langostino, ni Ferro, ni el mundo eran los mismos que décadas atrás. Tampoco Crisis era Patoruzito. Y Patoruzito mismo había dejado de publicarse hacía tiempo.
Para el '86, Eduardo Ferro ya era un hombre grande.
Hoy día, es un anciano lleno de honores, pero paradójicamente, sin ninguna reedición de su mejor trabajo.
Nótese que en el copete de la nota, Crisis no rotuló "Obras maestras del cómic", o alguna de las gansadas por el estilo que se leen hoy día. Por el contrario, se anuncia la vuelta de Langostino como un "Rescate de la cultura popular".
Quizá los '80 no daban para eso. Pero los tiempos que corren, sí.
Sería bueno que si algún allegado al Ministerio de Cultura de la Nación, llegara a leer esta nota, se la pasase a quien tenga poder de decisión.
Báh... de paso, que le recomiende todo el blog.
Porque la lista de imprescindibles reediciones, es larga...

sábado, diciembre 11, 2010

OLEGARIO DROGADICTO

El querido Fernando Sosa me envió un mail titulado "la droga en la historieta argentina,un flagelo che!", con estas imágenes de Capicúa, y el texto que paso a transcribir:
"Como hacían apología estos cosos de la revista Capicúa,de no creer, mire del tiempo que estaban instalados estos temas tabú, amigo Dao. Listo para la sección apostillas o mejor dicho en este caso,"a pastillas". Después me vienen a hablar de los peyotes que se comía Moebius, pst!"
Por supuesto, me hizo cagar de la risa.
Pero cabe acotar que en las viejas y queridas historietas cómicas, aunque parezca insólito, el tema de la droga aparecía con bastante frecuencia, por lo que se infiere que era menos tabú de lo que resultó después.

viernes, diciembre 10, 2010

MIRTA FOR EVER

Hablando de Pascualín...

En los primeros números de la revista de Torino, en la contratapa, aparecía una serie de figuritas de personajes populares del deporte y el espectáculo, bajo el título de “Estampillas Universales”.

En la entrega que reproduzco, la última de las imágenes pertenece a las mellizas Mirta y Silvia Legrand, que en ese momento se parecían, pero ahora ya no, dado que una de ellas envejeció como el común de los mortales.
Mirta estaría tan contenta para esa época (1958) de que el “tirano” se hallase “prófugo”, que posaba hasta para una publicación mersa como La Barra de Pascualín.

jueves, diciembre 09, 2010

LA BARRA DE PASCUALIN

Aprovechando que Luis del Pópolo, con el exquisito criterio que lo caracteriza, acaba de subir y comentar inteligentemente, en Sonrisas Argentinas, un episodio de Pascualín, vengo a saldar una vieja deuda con este gran personaje de Torino. Si bien en mis preferencias se ubica inmediatamente después de Don Nicola, nunca me hice el tiempo para dedicarle el espacio que merece.
La Barra de Pascualín nace en la revista Avivato, en entregas de una página en (continuará), para recalar luego en revista propia.
Desde el mismo título -al igual que Conventillo- se define el contexto de la historieta, y el ámbito de pertenencia del personaje. La “barra”, palabra hoy en desuso, provenía del mostrador de los bares, donde se acodaban los parroquianos a tomar una caña rápida, y derivó en la denominación del grupo de amigos de un barrio, término éste con el que guarda similitud.
La otra inscripción que emparenta a Pascualín con Don Nicola es, entonces, la del costumbrismo, y desde la misma óptica delirante. La diferencia radica en que mientras Torino, con el gringo y sus inquilinos retrata el mundo de la inmigración, en La Barra..., abreva en la mitología porteña.
Heredero de los guapos de principios del siglo pasado, Pascualín, un flaco de enorme nariz patorucezca, posee una fuerza descomunal, que sólo pone al servicio de causas nobles, otro rasgo de semejanza con el indio. Pero las comparaciones con Quinterno terminan ahí, puesto que el personaje de Torino, además de su humilde condición económica, suele hacer gala de gran astucia.
De perfil muy bajo, aunque protagonista en su ámbito, como el típico muchacho de barrio que pintará luego Dolina, pasa sus ratos de ocio en charlas de café y jugando al billar. El fútbol (se ve en "Amistoso Rioplatense", subido por Luis, y en “Fútbol, Trompadas y Goles”, que se puede descargar de este blog ), el box, los líos del barrio -sin que falte la viejecita abnegada- son los tópicos habituales por los que transcurren sus aventuras.
Claro que, como adelanté, la audacia de su creador lo desinstala a menudo del contexto natural, y lo traslada a exóticos e imaginarios territorios, como se observa en esta página, publicada en Avivato, en el año1955. A raíz de la búsqueda del tesoro de un barco, Pascualín termina en el fondo del mar, enfrentándose, para rescatar a la “pebeta” que lo acompañaba, a un estrafalario reinado de peces.
Otro ejemplo de episodio fantástico (que se puede encontrar aquí) es el que vive,  también junto a un “budinazo”, en el “Castillo Verde”, aunque termine explicándose convencionalmente como producto de un sueño.
En julio de 1958, inaugurando Ediciones Torino, aparece el primer número de La Barra de Pascualín, revista de formato tabloide, de 33 páginas, donde además del protagonista, aparecían, en historias breves, otros personajes del autor: Don Nicola, Barrabás, Globito y su magia en contra, Whashington García, Los dos Profesores, El Mago Fun-Yi-To, con sus características habituales.
Pascualín, en cambio, aunque siempre acompañado por su amigo Yulbri (cuyo antecedente gráfico puede hallarse en Barquinazo, un punto alto, que Torino hacía en el suplemento en colores del diario Crítica), cambia curiosamente de ámbito. Sus aventuras desmienten el título de la publicación, y pasan a denominarse Pascualín en el Far-West.
Siempre me llamaron la atención dos circunstancias relacionadas con esto.
La primera es que Torino, en los dos emprendimientos editoriales propios (el primero había sido Bichofeo, por mitad de la década del ’40), no se haya lanzado con su creación más celebrada. Es posible en este caso que el fracaso, pocos años antes, de Las Aventuras de Don Nicola (editor responsable: Vicente Mamut, mediados de los ’50, ver ), que duró sólo 7 números -según testimonio coincidente de Toni Torres y Carlos Carballo-, lo haya disuadido de que no convenía arrancar con el gringo.
La otra curiosidad es el cambio de idiosincrasia de Pascualín, que de muchacho de barrio argentino, pasa a cow-boy. Ese giro, que resultaba admisible para una de sus aventuras, se convierte en permanente y empobrece al personaje. Aquí, supongo, deben haber jugado las dudas que generaban en Torino los “consejos” de los editores, quienes criticaban un supuesto abuso del costumbrismo. Y que derivaron finalmente en la absurda transmutación que sufrió Don Nicola, en la etapa de Cielosur.
Ya en formato apaisado, la revista pierde aún más interés, dado que -como sucedió en sus otras publicaciones- Torino incluso deja en manos de otros dibujantes a Pascualín.
No dejo de lamentar que no haya confiado lo suficiente en la potencia de sus creaciones, y las considerara prematuramente pasadas de época.
Es posible que recién en los ’70, algo de eso pudiera suceder. Pero estos personajes que parecieron, al igual que los muebles,  fuera de moda y descartables, con el correr de las décadas terminaron convirtiéndose en clásicos.

martes, diciembre 07, 2010

VIEJAS PUBLICIDADES

Ya que estamos con lo de las publicidades "historietizadas", aprovecho para subir unas de Para Tí, de 1938, que tuvo la gentileza de enviarme Fer Gris. Invito, de paso a que visiten su blog, ya que se supera día a día.
 

lunes, diciembre 06, 2010

GUERRERO, OTRO GRAN EMIGRADO

Cuando hablé del pasaje de dibujantes de Ediciones Torino a Editorial Mazzone, omití referenciar, junto a Dol, a Guerrero (aunque creo recordar haber tratado en algún post las mudanzas de ambos, hasta recalar en su propia revista, Lúpin). Registro dos creaciones de éste en Nicolita y su Pandilla : La Isla de los Caníbales (Nº 2) y Joe Flip, el Mecánico (Nº 5, primera aparición del personaje). No podían estar ausentes los aviones que, como se observa, aparecen desde los primeros cuadros en ambas historietas.
Estos trabajos son de 1960, previos a su radicación exclusiva en las revistas de Mazzone, que tardó poco en realizar.
Dol, en cambio, siguió colaborando un tiempo más en Ediciones Torino. Revisando ahora las Nicolita, constato que Saltapones y Manija se publicaron allí hasta 1962, al menos. El salto definitivo parece haberse dado cuando Mazzone empezó a diversificarse en distintos títulos, lo que incrementó el trabajo del dibujante, y lo obligó a optar.

BATILANO, por Mazzone

Si bien recordaba a Patongo, el tabernero (historieta que subió Hernán) de algún lado, no podía precisar si se trataba de un personaje, o de un episodio unitario. Acabo de comprobar que existieron más en La Barra de Pascualín. Pero también por esa época se registran allí, como ya dije, colaboraciones varias de Mazzone (hablamos siempre de la etapa previa -o más o menos contemporánea- a que comenzase con su propio emprendimiento editorial): Don Tacañino, chistes sueltos y esta tira de la que tampoco me acordaba.
Salta a la vista la correspondencia con Batilio y Yoloví, a los que me referí recientemente. Mazzone parecía tener la idea fija con la figura del alcahuete...

UN ELOGIO PARA CLARIN

A raíz de que en el último posteo sobre el matutino se me recrimina estar tirándole palos permanentemente, recordé que guardaba un facsímil de su primer número (28/08/45), y que gracias a ello, podía decir algo a favor.
En efecto, recorriendo sus páginas se advierte el buen criterio utilizado para elegir humoristas.

Pág. 2:
"Don Sensato", por Lino Palacio, que firmaba Ko-Ko;




Pág. 9:
"Memorias del Archiduque Archibaldo Bruto", columna firmada por César Bruto (o sea Carlos Warnes) con ilustraciones de Oski;
"Vidriera de cambalache", otra sección de humor de autoría de Warnes, con el seudónimo de Napoleón Verdadero, que usaba también en Rico Tipo;
"El otro Yo del Dr. Merengue", por Divito;
Anteúltima página:
dos tiras cómicas autoconclusivas y una seria, material de sindicatos (ahí estuvieron flojos);
Última página:
cierra "Andanzas de Fúlmine", otra magistral tira de Divito.
También hay caricaturas e ilustraciones de buen nivel.
Listo, ya puedo seguir criticando...

domingo, diciembre 05, 2010

LAS RELACIONES ENTRE TORINO Y MAZZONE

Hernán Schneider ha subido una historieta de Adolfo Mazzone, publicada en Ediciones Torino (ver). Lo que apunta en el encabezado acerca del vínculo de amistad entre ambos dibujantes, me motivó a esta revisión de una vieja nota mía
Como se observa en la aventura de Piantadino que reproduje,  el mismo Torino aparece inequívocamente retratado como personaje. Se lo caracteriza allí como Torinín, "el mejor dibujante de la editorial", y se descubre que está loco. La índole de su locura es el "delirium monetis". Cuando posteé al respecto, en base a eso y las colaboraciones de Mazzone en Ediciones Torino que observaba, pensé en el mismo sentido que lo hace ahora Hernán, y tomé esa alusión como amable. 
Pero en función de distintos testimonios que he recogido últimamente (y que reputo fidedignos), creo haber incurrido en un error.
En este tema, resulta fundamental atenerse a la cronología.
Recién en octubre de 1959 se puede empezar hablar de competencia entre Torino y Mazzone, dado que  es en esa fecha que el último se lanza como editor, con “Nuevas Aventuras de Capicúa y Piantadino”. Sin embargo, lo insólito es que lo hace con plata prestada por Torino.  
Se infiere de esto que la generosidad  del creador de Don Nicola llegaba al punto de subordinar, en términos de competencia, que se lanzace una nueva publicación humorística al mercado, a la amistad. 
Después las cosas no fueron tan bien. Diversas fuentes allegadas a Torino, refieren que se generó un conflicto entre éste  y Mazzone, a raíz del préstamo y también por la emigración de dibujantes de una a otra editorial. Es verificable al respecto el caso de Dol, que era colaborador de Torino en La Barra de Pascualín y se pasa luego a Capicúa. Como se verá, también en este post en que me ocupo del tema, especulaba que dicho cambio no había resultado traumático.
Entonces, supongo hoy que para agosto del ’61, fecha en que aparece "Torinín" en Piantadino nro. 8, las relaciones entre los dos creadores ya no eran tan buenas. Y que la alusión al "delirium monetis", aún en clave de broma interna, puede haber tenido que ver con el conflicto de intereses que se había suscitado. 
Dado que he oído una sola campana, no corresponde abrir juicio en favor de uno o de otro, ni tampoco hurgar más en un episodio menor que data de medio siglo atrás, y que no hace a la índole creativa de estos dos grandes dibujantes. 
Si lo traje a colación, fue a simple título de corregir una impresión mía surgida a partir de una historieta, precisamente. 

sábado, diciembre 04, 2010

IDIOTAS EN LA WEB

La casualidad quiso que me encontrase este post sobre Afanancio. El idiota que lo escribió eligió para ilustrarlo una recreación mía de una página de dicha historieta, que hice hace tiempo para El Regreso del Indio (ver). Lo grave, en este caso, no es tanto la falta de referencia a la fuente, sino que esas tiras sean tomadas como originales, y posiblemente, reproducidas en ese entendimiento por otros en el futuro. Así, es perfectamente factible que dentro de una década (o menos), salga algún genio hablando de la extraordinaria aparición de Isidoro Cañones  y de la mención a un indio y boleadoras, dentro de una revista de Mazzone.

APOSTILLAS DE AQUÍ ESTA! (12/12)

JULIÁ
Mariano Juliá, uno de los pilares de Quinterno, aparece firmando Sin mucho bitter, una sección fija de humor, a cargo de distintos autores invitados (entre ellos, el célebre Chamico). En este número (1º de agosto de 1949) ilustra Rafael Martínez.

APOSTILLAS DE AQUÍ ESTA! (11/12)

LANDRÚ

Asoma la modernidad en la revista. A fines del ’48, se incorpora Landrú (Juan Carlos Colombres) al staff. Ya para entonces -a los veinticinco años- trabajaba también en Don Fulgencio, y era  editor de Cascabel. Prontamente la tira que vemos deja paso a La verdad verdadera, una especie de noticiero apócrifo breve, que se identifica más con el humor delirante que lo caracterizara.