SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

martes, diciembre 18, 2012

Releyendo Patoruzú (sin Patoruzú)

A principios de los '60, en una misma página de la Patoruzú Semanal, venían dos secciones fijas de humor: "Jovito Barrera, un barrilete sin cola", en forma de relato breve, a cargo de Mariano Juliá e ilustrado por Ferro, y "Hay un caño en tu futuro", chiste gráfico en un cuadro, también de Ferro.
Jovito era una suerte de Isidoro Cañones gordo y con una ficción de empleo fijo. Pero paradójicamente -ya que Juliá es el responsable del cambio de carácter del personaje de Quinterno en las Locuras-, la versión correspondía al Isidoro tiro al aire, quinielero, de barra de amigotes, burrero empedernido, siempre al borde del delito, canchero y chanta antes que play-boy. Y a mi criterio, las barrabasadas de Jovito, en narración, superan en mucho a los guiones hechos por Juliá para Locuras. Ya que mencionamos la historieta: El barrilete sin cola, con su estructura fija y su invariable remate ("¿No ven que ustedes se ahogan en un vaso de agua?"), hubiese merecido tener la propia. 
"Hay un caño en tu futuro", es una suerte de "El minuto fatal", al revés. En vez de hacer racconto desde el instante trágico hasta el momento de su origen, como en la tira de Mazzone, se parte de éste y se proyecta al futuro. La otra diferencia es que la temática -tal como lo sugiere el título- está circunscripta al ámbito laboral. El cuadro elegido aquí demuestra la actualidad que muchas veces suele alcanzar aquel humor "antiguo".