SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

miércoles, junio 25, 2014

POR EL PLACER DEL DIBUJO (2)

Más de Vea y Lea (1950)



domingo, junio 22, 2014

COMPRO LIBRO MONTEVIDEOCOMICS

Quien posea y quiera vender este librito que se entregaba gratuitamente en la edición 2014 de Montevideocomics, por favor conectarse conmigo: migueldao57@gmail.com

POR EL PLACER DEL DIBUJO

Vea y Lea Nº 98, de 7 de setiembre de 1950
Landrú, una bella publicidad y el maestro Salinas



PAPA QUINTERNO

Esta excelente portada, creación de Montag de cuarenta -calculo- años atrás, vuelve a estar en los kioscos. La Editorial Universo la usó decenas de veces, hasta en posters inclusive, sin pagarle un mango por derechos al dibujante. Resulta paradójico, cuando el fundador de dicha editorial, don Dante Raúl Quinterno, fue quien creó el primer sindicato de historietas de la Argentina, logrando arrancarle al diario La Razón su personaje más famoso, el indio Patoruzú. El tema es que Quinterno -a la manera de Disney o Ferré- siguió considerando que sus creaciones eran suyas, aún cuando las dibujasen o guionasen otros, sin siquiera conceder mención en los créditos. La excusa para tamaña omisión no se condice, por supuesto, con la legalidad. Yo, como intérprete de lo que escriben otros, cobro por las repeticiones. Incluso recientemente, con SAGAI, se ha reivindicado el derecho al uso de imagen. Lo curioso es que en el ámbito historietístico nadie lo reclame. La pátina de paternalismo con que se revestían tanto Ferré como Quinterno no fue más que una máscara que ocultaba su cruel faz empresarial. A aquellos que fueron sus "hijos", estimo, les debe costar ver el verdadero rostro.

lunes, junio 09, 2014