SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

lunes, marzo 30, 2015

OTRA EXCELENTE CRITICA DE "EL HOMBRE LOBO", DE EDUARDO ROVNER, EN EL DIARIO TIEMPO ARGENTINO

La naturaleza humana

La naturaleza humana
Cazador cazado - Tres amigos comparten una pasión común. Y un miedo.
Un salón rústico, de campo. Muebles de madera cuyo único objetivo es servir de descanso. Una mesa con bebidas alcohólicas y tres amigos que por la relación que se establece entre ellos revela confianza, intimidad y fraternidad. Comparten charlas, encuentros y una pasión en común: la caza.
Unos grandes ventanales separan la seguridad de ese interior de lo inhóspito de la noche, de la oscuridad que sólo es iluminada por la luz de la luna llena. Entre tragos y relatos absurdos, el temor irá apareciendo y será Teófilo (Luis Campos) quien pondrá sobre la mesa el miedo que lo acosa esa noche: la posible presencia de un hombre lobo que busca venganza. Lucrecio (David Di Napoli) y Evaristo (Miguel Dao) sin creer una palabra tratarán que cambie de parecer, sin éxito. Ni siquiera la presencia de Zoraida, una stripper que contratan para entretenerlos durante esas noches, logra desviar de sus pensamientos a Teo.
El miedo y la tensión se incrementarán y la división entre un exterior, en donde habita el mal, y un interior, seguro, se hará cada vez mayor. Es en este punto en donde el espectador podrá reflexionar y preguntarse: ¿es ese living el lugar en donde se encuentra el bien? El espacio escénico se irá fusionando y mutando junto a los sentimientos profundos de estos personajes, al tiempo que se revela su verdadera naturaleza.
El trabajo de los tres actores se complementa muy bien y permiten que el público comprenda el vínculo que los une. Mientras que Campos logra un personaje distante y torturado, Di Napoli y Dao establecen un vínculo que ayuda a aflojar la tensión del ambiente. Casi al final de la obra, la aparición de Gabriel Wolf brinda un nuevo y diferente registro actoral que sirve para mantener la atención.
Escenográficamente, la puesta resuelve muy bien la separación entre el interior y el exterior. Es una lástima que se hayan dejado los ventanales de madera sin un material que simule un vidrio y, de esta manera, reforzar esta idea que atraviesa la obra de manera simbólica.
El hombre lobo es una obra que puede dejar la sensación de algo lineal y ésa es la primera lectura que se hace. Sin embargo, existen otros elementos que la cruzan y, sin mostrarse de manera evidente, profundiza en la naturaleza humana, la culpa y su justificación. «

La ficha
Autor: Eduardo Rovner. Director: Alberto Lecchi. Con: Luis Campos, David Di Napoli, Miguel Dao, Gabriel Wolf y Tina Ottaviano.
Sala: Losada, Av. Corrientes 1551.
BUENA +

sábado, marzo 21, 2015

CRITICAS DE "EL HOMBRE LOBO", de EDUARDO ROVNER

“El universo Rovner sí o sí entretiene, relaja y, más tarde, clava el anzuelo en el punto débil que tenemos como sociedad.”  (Mariela Verónica Gagliardi, en “Sabor a Teatro”)

“Un texto potente, rico en ingredientes. Una dirección espléndida (Alberto Lecchi) que supo traspolar al teatro toda su experiencia como director de cine y tv y dotó a la puesta de grandes imágenes con el respaldo profesional de Héctor Calmet (escenografía e iluminación) y Rony Keselman (música original). Brillantes actuaciones de Luis Campos, David Di Napoli, Miguel Dao, como los tres amigos. Toda la sensualidad y el encanto de Tina Ottaviano, como la bella y generosa bailarina y en el rol del inesperado y temido visitante, Gabriel Wolf (casualidad o causalidad?).” (Andrea Alejandra González, en “Cultura del Ser”)

“Muy buenas actuaciones y un espacio escénico que nos involucra en la historia hacen interesante y fortalecen aún más el relato. El hombre lobo es una obra para ver y luego a la salida memorizar, recordar cual es esa analogía entre lo que acabamos de ver y nosotros mismos. Es decir, cual es nuestra culpa que puede volvernos un Hombre Lobo.” (Sergio Di Crecchio, en “Glenn Miller Show”)

Opiniones del público en “Alternativa Teatral”
Me gustó mucho la obra.
Habla sobre 3 amigos que se dedican en los tiempos libres a cazar y sobre eso gira la historia.-
Diálogos muy ricos, una tensión y una atmósfera de suspenso q se mantiene en toda la obra, que además deja mucho para discutir.
Las actuaciones formidables, los 3 amigos cumplen sus papeles con gran solvencia y son el punto fuerte de la obra, muy buena también la presentación del personaje femenino de la obra, que cumple muy bien un papel complejo, ya que tiene que insertarse en el mundo de estos 3 amigos.
En definitiva, una obra con una temática muy interesante, con muy buenas actuaciones y con un mensaje muy interesante.
La recomiendo. (Javier)
Excelente libro, Muy buen director , y actores con Alma de Actores ¡¡¡¡¡¡¡¡¡ (Cristina Alicia Sanchez)

“ “El hombre lobo” último estreno de Eduardo Rovner, nos propone una historia muy inteligente que, usando el mito de la licantropía, nos habla esencialmente de la culpa y la violencia y nos deja ver aquello que se oculta en las profundidades más sórdidas de la psiquis humana.” (Roberto Famá Hernández, en “Esto es Teatro”)


“Mirar el miedo desde una distancia segura es la promesa del cine de terror. Vemos desfilar cosas que nos estremecen y luego volvemos a un mundo en el que esas cosas no existen, lo que nos generaría cierto alivio. El hombre lobo es una experiencia distinta, lejos de mostrarnos un bicho al que temer, nos propone una inquietud que aflora dentro nuestro, que inquiere sobre nuestra propia naturaleza y sobre la lógica del hombre contemporáneo. En su deseo de escape de la ciudad, estos cazadores descubren que llevan esas tensiones también dentro suyo. Lo que nos incomoda del final de esta obra es que descubrimos que las mismas están, también, dentro de todos nosotros.” (El Crítico Enmascarado, en”Actualidad Artística”)


“Excelentes actuaciones en una puesta que suma el encanto de los viejos cuentos tradicionales con elementos del psicoanálisis. Una tríada de personajes que representa cada instancia psíquica y una bella mujer cuya sensualidad es símbolo de humanidad “ (Liliana Fijtman, en Revista “Planeando Sobre Bue”)

“La puesta en escena junto al trabajo de la iluminación y la escenografía están muy logrados. Asimismo, el trabajo de los actores masculinos es impecable.” (Mariana Jaqueline Ramirez, en “Ambar, Arte y Cultura”)


“Tres veteranos, solventes intérpretes, juegan a conciencia la lógica de acción de El hombre lobo, le prestan sólida carnadura actoral y la mejor convicción. Luis Campos, Miguel Dao, David Di Napoli, en la sugestiva ambientación de Héctor Calmet.” (Luis Mazas, en Revista “Veintitrés”)

jueves, marzo 19, 2015

Escenas de El hombre lobo, de Eduardo Rovner





Auditorio Losada - Avda. Corrientes 1551 
Viernes y Sábados 20:30 hs

domingo, marzo 15, 2015

EL OJO CLINICO DE DAO

Historietas breves, como ésta, incluía por los '60 Mazzone, a modo de relleno, en sus publicaciones. Sospecho que las pirateaba. Sea así o no, los títulos solían ser caprichosos lo que dificulta el rastreo de los originales, como en el caso. Durante mucho tiempo sospeché que aquí estaba la mano de Tibet. Hoy tuve la confirmación...



ACONTECIMIENTO: EL LIBRO DE PI-PIO

Comprobarán que se trata -de forma indubitable- de mi ejemplar de Pi-Pío. Accorsi acababa de llevar tres a Entelequia y yo me compré dos, uno para regalar. Porque ante acontecimientos así, uno no se fija en el precio y se pone magnánimo. Aparte, es mi contribución para que salga el segundo tomo.Felicitaciones a Liniers y a Pablo Sapia. Chapeau