SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

sábado, mayo 24, 2008

APOSTILLAS (XVII): 3 NUEVAS - 2 VIEJAS

Caras y Caretas es una revista que -con interrupciones- viene atravesando tres siglos. Como el Gato Félix (y este blog) cada tanto resurge de sus cenizas. Uno de esos resurgimientos -fugaz- fue durante el final de la década peronista. Me encontré con un ejemplar de diciembre del ’54. Allí hay dos humoristas excepcionales. Uno es el reconocido artista plástico Guido Bruveris, originario de Riga, quien hacía poco tiempo se había radicado en Argentina. El otro firma “Sep” (un seudónimo, evidentemente) y su trazo me resulta muy conocido. A ver si alguien me ayuda...

Finalmente compré y leí dos publicaciones de la colección Aventuras Dibujadas: Dante Elefante y Bosquenegro. Ambas derrochan imaginación y talento. Si alguno cree que este tipo de historietas es sólo para chicos, se las pierde por pelotudo (advertencia para algún friki que ande por acá y lea superhéroes y piense que eso sí está destinado a un público “adulto”).

Magma 1. Curiosa melánge que se repite en dos historietas: un dibujante con estilo clásico, y otro que está más para la Fierro, guionados ambos por gente que parece sobreviviente de Columba. Hay algo que incluso en un fanzine parecería pobre. “El Procesador”, en cambio, no está tan mal. Se sigue salvando Zanotto, muy lejos de todo lo demás.

Joyita: Vida Flor Año I Nº 1, S/D (se deduce fecha por aparecer al lado de una firma “63”), Editor Responsable: Luis Mazzone (hermano de Adolfo, si no me equivoco). Se trata de una revista “de chistes”, habituales en la época, y que generalmente duraban unos pocos números. Elenco de lujo: Mazzone a granel, Dol (firmando como “Ese”), Pedro Flores, Héctor Alfonso, Jorge Toro, Alfredo Ferroni, Mannken... y Guerrero, de quien no conocía chistes sueltos y menos aún políticos! Encontrada en una batea de librería de viejo. Ganga: $ 6.-

9 comentarios:

  1. Dos tipos que figuran en mi panteon de heroes son Hector Alfonso Y Enrique Couso. Podrias colgarte algo de ellos?

    ResponderEliminar
  2. De Alfonso, desde ya, maestro. Pero de Couso tengo muy poca data... Ud. recuerda cómo firmaba en Rico Tipo, si tenía un seudónimo?

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy buena la revista Magma ,es más pareja que la Fierro.
    Las historietas como la de Salinas y Zanotto me dan ganas de seguir leyendo.

    ResponderEliminar
  4. ...son criterios. A mí, últimamente, es muy poco lo que me conforma en historieta. En lo actual, prefiero el formato álbum, con material integral de autores que elijo,y no estas revistas, que siempre traen cosas que no me interesan en absoluto. En cambio, en lo antiguo suelo bancarme revistas de la que solo rescato unas pocas páginas.

    ResponderEliminar
  5. Couso firmaba Couso pero tenia un par de seudonimos que ahora no recuerdo. Yo conoci su su hermano despues que Enrique ("Quique") se habia suicidado. Tenia un estilo muy "moderno años cincuenta" que un poco recordaba a las animaciones de UPA (Mr. Magoo, Etc.)
    Laino me mando una caricatura bellisima que le hizo Ianiro para "Dibujantes". Vere de hacertela llegar.

    ResponderEliminar
  6. Hola ,Sí tambien tengo la magma ,pienso que a los que nos gustaba este tipo de historietas nos satisface y mucho.
    Y soy uno de ellos ja!
    Dario.

    ResponderEliminar
  7. Querido Dao:
    Quiero expresar agradecimiento y felicitaciones a vos y a (casi) todos los freaks que interactúan en el blog.
    Yo vivo en un margen del Uruguay, por el Noreste, cerca de Brasil: un pueblo llamado Treinta y Tres. Mi educación sentimental, sin embargo, le debe mucho a la industria cultural argentina. Las historietas (Quinterno y Torino primero, luego Columba), las revistas humorísticas (Rico Tipo, Mengano, Satiricón, El Ratón, Humor) fueron parte importantísima de mi consumo cultural por fines de los 60 y comienzos de los 70. También el rock de esas pampas ha formateado mi cosmovisión.
    En mis escasas excursiones por Buenos Aires, hurgar en parque Rivadavia y encontrarme con ejemplares de El mago Funyito o Chaupinela, o con grabaciones de La cofradía de la flor solar, ha sido una especie de viaje a la semilla: reencontrarse con fetiches queridos. Es así que cuando me topé casualmente con tu rincón del ciberespacio donde se intercambian informaciones pareceres y emociones acerca de esos distritos de la cultura, sentí que había llegado al guetto que me corresponde: allí estaban los infectados por la misma bacteria bizarra que me contagié en la infancia, seguramente en los “canjes de revistas”, instituciones ya desaparecidas del todo por estas llanuras. En la versión uruguaya de esos establecimientos predominaban las ediciones mexicanas de DC (Novaro) y Marvel (La prensa), pero en las pilas de revistas apaisadas estaban también las Andanzas, Locuras y Correrías, y –en un rincón más barato, más amarillento y áspero- muchas de la Editorial Torino. De estas últimas, lo que entonces no me gustaba, es lo que ahora me hace valorar aquella estética: el componente sainetero, el color local. En la infancia o primera adolescencia uno buscaba en las historietas una alteridad aventurera, una alternativa idealizada de nuestra precaria contingencia. Entonces, los calentadores a kerosén (aquí les llamamos “Primus”), las medias agujereadas, y las ratas, proponían una continuidad con el mundo inmediato y material que no parecía adecuado para la ficción. Ahora veo que aquella ambientación sobrecargada de escenografía miserable y grotesca era el verdadero hallazgo de Torino.
    A propósito: me gustaría conocer algo de los orígenes del personaje “Barrabás”, y si fuera posible que escanearan algo de alguna de sus aventuras.
    Nuevamente gracias y adelante.
    Gustavo Espinosa, Treinta y Tres, Uruguay.

    ResponderEliminar
  8. Respecto a la Revista Vida Flor se podría reafirmar que es de 1963 ya que si te fijás en la pag. 18, donde hay una publicidad de una sastrería con un dibujo de Alonso vas a ver esa fecha.
    Ah... y yo la conseguí por 2 pesos...hace muy poco y está impecable.

    ResponderEliminar
  9. Ah, bueno, te felicito, che... (la verdad que me rompe las pelotas, que otros hagan negocios mejores que los míos)

    ResponderEliminar