SOBRE ESTE BLOG...

Vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima, acá al lado → → →→ → →→ Suelo responder mails si la consulta es muy específica. En cuanto a enlaces que ya no funcan, lo siento, llegaste tarde. Podés tomar lo que quieras, en tanto cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

sábado, julio 30, 2022

BETTER CALL SAUL, UNA OBRA MAESTRA

Ante todo, alerta de spoiler. Y leé si sos fanático, si no, no vale la pena.

Nunca me importó demasiado cómo iba a enganchar Better Call Saul (juego de pronunciación, téngase en cuenta, al igual que Saul Goodman es un juego de palabras) con Breaking Bad. Desde el momento mismo en que Jimmy conoce a Mike, listo, se termina la intriga y uno puede dedicarse a disfrutar la serie de forma absolutamente independiente. Lo que sí me preocupaba era cómo iba a cerrar el rompecabezas del B y N post Breaking Bad. 

Este último capítulo emitido -"Nippy", el décimo de la sexta y última temporada-, totalmente dedicado a ese segmento temporal, o sea el de Gene Takavic, es un extraordinario broche de oro, que desafía la memoria y la perspicacia del espectador. Ninguna otra serie que recuerde posee este nivel de complejidad narrativa. 

No sólo es una obra maestra de arquitectura de guión, sino además una lección sutil y brillante de cómo se pueden introducir contenidos profundos bajo la apariencia de comedia ligera.

Repasemos la secuencia fragmentada en distintas temporadas: Jimmy, luego de la catástrofe de Breaking Bad, debe adoptar su última y definitiva personalidad. Pasó del cuentero del tío "Jimmy el Resbaladizo", a intentar ser un honorable abogado con su propio apellido, McGill, y de ahí al penalista lleno de artimañas, Saul Goodman. Así hasta verse obligado a convertir en un oscuro gerente de local de cadenas de repostería en un centro comercial de Omaha ("aquellos que van contra la corriente", nada menos). Hablamos, claro, de Gene Takavic, cuyas escenas venían apareciendo a lo largo de la serie, al inicio de cada temporada, a suerte de prólogo, y en blanco y negro. 

En esa nueva vida ocurre un incidente. Durante un aburrido y solitario almuerzo del gerente en el mismo shopping en que trabaja, aflora de nuevo Saul. Un muchacho ha robado algo y se esconde de los guardias que lo persiguen en una cabina de fotos, a metros del banco donde Gene come su sándwich. Los guardias interrogan a Gene acerca del ladrón. Gene, violentándose a si mismo, indica con un gesto donde se oculta. Cuando están llevando al chico esposado, uno de los guardias se vuelve y felicita a Gene por su cooperación. Too much. Ahí es cuando impensadamente irrumpe, desde lo recóndito del insignificante gerente, Saul Goodman para advertirle a los gritos al ladronzuelo que llame un abogado.

Este estallido, que atenta contra el anonimato que pretende guardar, termina provocándole un principio de infarto. Lo internan, los estudios dan bien, no fue más que un susto, pero con el alta, a punto de salir del centro médico, un nuevo escollo pone a prueba sus nervios: la recepcionista registra un problema con el número de afiliado de Gene, quien muy probablemente usaba por primera vez su cobertura médica. Todo su camuflaje parece a punto de desaparecer y dejarlo desnudo. Ya se está preparando para huir, cuando la recepcionista advierte que fue un error de su parte, al teclear mal un número. Aliviado, Gene sube a un taxi, pero a poco andar repara que del espejo retrovisor cuelga un ambientador con el logo de un equipo de béisbol de Albuquerque, la ciudad de Nuevo México de la que proviene. Además, por ese mismo espejo, el taxista lo observa. Gene, que había ordenado como destino el centro comercial -donde quedó su coche-, pide que se detenga y se baja en medio de la noche y la nieve. Recuperado el auto, en estado de máxima paranoia, se dirige a su casa, saca de un escondite secreto la antigua latita de monedas de sus rapiñas infantiles (T 3 - E 8), donde ha guardado las piedras preciosas en que convirtió su fortuna, al tiempo que desempolva la tarjeta con el número del "desaparecedor" y lo memoriza.


Huye unos días. Se asegura telefónicamente con la empleada de Cinnabon (la cadena de repostería) que nadie preguntó por él, y regresa finalmente a su trabajo, más tranquilo. Pero en esa misma jornada, en otro insípido almuerzo en el banco del shopping, aparece el taxista con un amigo, abordando a Gene y forzándolo a que reconozca ser Saul Goodman y a que repita el slogan característico. Gene no tiene más remedio que volver a ser por un Instante quien era. Inmediatamente después, desde un teléfono público llama al "desaparecedor". Pero cuando está prácticamente cerrado el trato para un nuevo cambio de identidad, se arrepiente y anuncia que va a arreglar el problema por sí mismo.

Acá entra a jugar el capítulo de anoche y la apelación de la serie (constante) a la imaginación del espectador a rellenar los huecos. Se trata de pensar como Jimmy. Si el taxista lo reconoció, lo buscó, y no lo denunció, es porque le debe gustar jugar en los bordes de la ley, aunque no se anime del todo (así se lo dice al taxista y el taxista termina por admitirlo).

Jimmy pergeña un triple plan: captar a la madre del taxista (el trabajo más fácil, tiene larga experiencia en seducir ancianas) como señuelo, urdir el robo en el centro comercial como tentación para el taxista (1), y finalmente usar ese robo para tirarle a su autor todo el Código Penal encima, cosa que no se le ocurra seguir extorsionándolo con el secreto de su personalidad fraguada. Una tripleta maravillosa que, a punto de frustrarse por la torpeza del taxista, salva con el recurrente recurso de actuar la lástima.

¿Dónde está la profundidad anunciada, en este alarde de maestría guionística?

En que todos los Jimmy terminan fundiéndose.

Existe la tentación de simplificar, adhiriendo a la desdeñosa y sesgada visión del hermano mayor sobre el menor, respecto a que éste nunca dejó de ser "El resbaladizo". Error. El personaje posee muchísima más complejidad. 

Durante la internación de Gene, como fondo musical, suena "We Three (My Echo My Shadow And Me)". El recitativo repite algunas partes de la letra: "Nosotros tres estamos solos. Parece que vivimos en un recuerdo, mi eco, mi sombra y yo. No somos muchos, mi eco, mi sombra y yo." Nada es casual en la serie.

En la secuencia del futuro confluyen el McGill auténtico, el abogado brillante que a diferencia del prestigioso Chuck, va por los desamparados del sistema, cuando le recomienda al chico que busque asistencia legal. El Resbaladizo que urde el robo en el centro comercial (no en vano se pone para eso el anillo de Marco, su antiguo compañero de andanzas). Y Saul Goodman, que usa su conocimiento de la Ley para extorsionar a quien pretende extorsionarlo, estableciendo así el acuerdo de "destrucción mutua asegurada", para el caso de incumplimiento. 


Moraleja: nunca dejamos de ser del todo quienes fuimos, llevamos con nosotros a cualquier parte que vayamos y a cualquier tiempo de nuestras vidas todas nuestras identidades posibles. Y es imposible querer taparlas con otra fraguada. Pueden irrumpir cuando menos lo esperamos.

Aplausos de pié, señores.

(1) El cambio de actor que interpreta al taxista puede desconcertar un poco, pero desde el punto de vista del guión todo cierra magistralmente.

domingo, julio 10, 2022

SIGUIENDO CON LA PUBLICIDAD...

La mayoría de las publicidades de antaño, incluyendo los afiches de películas, era dibujada. Ubico los '70 como el inicio de reversión de esa tendencia, con la imposición de la fotografía.

Acá nos situamos a principios de los '60, en las páginas de la revista El Gráfico, de Editorial Atlántida, la misma que sacaba Billiken.

Y el autor de esta maravilla es quien se ocupó por décadas de las tapas de dicha publicación escolar.

No es que venga a reiterar con esta imagen las alabanzas a las extraordinarias cualidades de Lino Palacio como dibujante. Para eso sobran posteos en este blog.

Más allá del dibujo, lo que me ocupa aquí la concepción publicitaria. Anuncios como el de medias París, ya daban cuenta de la solvencia del autor de Don Fulgencio en tales lides.  Pero éste es genial.

Muestra al nene, al tiempo que frustrado por no poder llevarse la revista, como queriendo entrar en ella, denotando así una absoluta  identificación entre ambos. Y sería lógico que sucediera, porque se trata de un típico pibe de tapa de Billiken. Pertenece más a ese espacio que a la calle que transita.

Después me vienen a hablar de metalenguaje... 

sábado, junio 25, 2022

CUANDO LAS COSAS VIENEN MAL, LA PUBLICIDAD VIENE BIEN...

El sitio de Facebook del Museo del Cine Pablo C. Ducrós Hicken subió una publicidad de la EDQ. La fechan en 1968, lo que rápidamente se desmiente por el ejemplar de Andanzas que está leyendo un pasajero. Se trata de "Patrón misterioso", año XII, nro. 178, de marzo de 1970.

El corto es pintoresco, muy del estilo de esos años, pero vale más porque marca el inicio de la decadencia de la editorial. Éste justamente es un período de crisis, y por algo se habrán largado a hacer avisos televisivos (seguramente una de las brillantes iniciativas de los expertos en marketing que incorporaron los hijos de Quinterno). "Patrón misterioso" resulta ser reedición de semanales -con cuadros espantosamente agregados-, al igual que "Un nuevo Dr. Jekyll", la segunda aventura de la revista en cuestión. Fueron reediciones también varios títulos de la época: "Payada diabólica", "La plataforma espacial", "El hijo de Pampero", "Joseph, el honorable", "Duque, Borgia y compañía", "Chantaje en do sostenido", etc. 

Se empezaban a ir los dibujantes y rascaban el fondo de la olla. Después se reacomodaron con los que quedaban (no los mejores, por supuesto), pero ya nada iba a ser lo mismo.

Todo está extensamente desarrollado en este blog (que se ha ocupado como nadie de Dante Quinterno), pero no es ocioso corroborarlo una vez más.









viernes, junio 17, 2022

viernes, junio 10, 2022

viernes, junio 03, 2022

sábado, mayo 28, 2022

EL INSOPORTABLE ASTERIX ARGENTINO

Me acabo de tropezar de casualidad con otra aberración de Libros del Jolgorio.

Se trata del nombre que le han endilgado al prefecto romano de La Vuelta a la Galia.

El tramo argumental donde aparece este personaje corresponde a la ciudad de Lugdunum, o sea Lyon, un laberinto de calles hasta el día de hoy, me consta, me he internado en ellas.

Los galos del lugar ayudan a Astérix y Obélix a refugiarse allí donde los romanos se extravían. El prefecto intenta seguirles el rastro y al ingresar al laberinto decide ir dejando guijarros a su paso. Goscinny, por supuesto no se priva del guiño al cuento infantil, acotando que muchos siglos después se plagiaría esta idea. Un legionario estúpido, que va tras su superior, recoge las piedritas creyendo que se le cayeron a aquél.

Es en dicho exacto punto -cuando vemos que su estrategia ha fracasado- que recién el nombre del prefecto se revela, cobra sentido y se convierte en una doble vuelta de tuerca humorística.


Encorutilfaluquejelesus se puede recomponer desde su fonética en "encore a-t-il fallu que je le sût".  Algo así como "debería haberlo sabido".  Para los franceses deber resultar cómico de por sí. Pero además, en cuanto a intención  y sobre explicando lo obvio, el prefecto debería haber tenido en cuenta que en Hansel y Gretel​ (el cuento acusado de plagiario) ese plan tampoco resultó.

Si yo hubiese sido el traductor, lo hubiese llamado Tendríaquehaberlusupuestus.

Pero los traductores son los que cacarean fidelidad a Goscinny y le pusieron por nombre GRANODEPUS.

Que alguien me explique por qué, por favor. Es posible que sea yo el equivocadus...




viernes, mayo 27, 2022

martes, mayo 24, 2022

PATORUZITO JOYA, NUNCA TAXI

Hace dieciséis años escribí en este blog una nota titulada: "ISIDORITO CAÑONES: LO QUE VA DEL TRAJECITO CON MOÑO AL JEAN Y CAMPERA" (VER).

Allí describía las transformaciones que se venían avizorando  en la EDQ (Editorial Dante Quinterno, que así se llamaba antes de Universo, Los Tehuelches y lo que canejo sea ahora) a fines últimos de los '60, primerísimos albores de los '70, y que ya de pibe no me gustaban nada. 

Ese posteo es crucial para situar temporalmente las dos aventuras inéditas del primer tomo de Patoruzito, que acaba de sacar Ovni Press. Pertenecen a esa época.

La información previa fue la mar de confusa, y la actual no lo es menos. 

Primero, atribuyeron los dibujos a "la pluma de Dante Quinterno" (pobre Quinterno). Luego, cuando se avivaron de la burrada, leyeron en algún lado que era Lovato el encargado de Patoruzito y le mandaron Lovato (pobre Lovato).

Y ahora mismo, en la lista de las próximas ediciones, figuran dos títulos de Correrías como si fuesen de Andanzas.

Floja de asesoría, esta gente de Ovni Press (tampoco ayudaron mucho los "entendidos", hay que decirlo).

Pero vamos a la cuestión... 

La pregunta que me hice cuando corroboré lo de inéditas, era por qué motivo fueron cajoneados estos episodios en su momento. La sospecha se confirmó: porque son malos. En comparación, claro, con lo que se producía para esa época, dado que lo que vino después fue peor. Malos guiones, ambos. Es posible que el viejo Quinterno los haya visto recién terminados, (andaría de viaje o anda a saber qué) y los condenó al exilio.

El lápiz de "La fórmula del fin del mundo", la más antigua, es de uno de los dos Saavedra (nunca supe cuál es quién) , digno artesano, no de mis Patoruzitos preferidos, pero zafa bien. En "El enviado del Diablo", ya empezaban a quedar los dibujantes de segunda línea y se nota en la falta de detalles, lo estático de las viñetas y la movilidad restringida de los personajes. Encima, es el más flojo de los guiones, que como anticipé, de por sí son malos.

El color... ¿qué quieren que les diga? Entiendo que hay que vender, sarasasarasa... Pero para mí, Patoruzito en color es el de las semanales, que fue pensado para color. En Correrías, no me sacan del ByN. Creo, incluso, que la pobreza de estas dos historietas se hubiese disimulado mejor en el ByN para el que fueron concebidas. Mucho lujo para pocas nueces.

Lo mejor del tomo es la tapa y las láminas finales de Lovato (que para ser coherentes, no mencionan que son de Lovato).

Pero no todas son pálidas... 

No obstante que los hay muy superiores, los títulos que anuncian -todos reediciones- son bastante atinados. Y tres al menos en Correrías son descollantes: "El descubrimiento de América", "El gran duque" y "El hombre de nieve" (lejanamente inspirada en "El perjurio de la nieve", de Bioy).  A ésos, para los que no tuvieron la dicha de leerlos de pibe, para los que no los conservan en sus anaqueles, los recomiendo. 

Estos tomos son bastante más baratos que los ejemplares de colección.


viernes, mayo 20, 2022

viernes, mayo 13, 2022

viernes, mayo 06, 2022

viernes, abril 29, 2022

viernes, abril 22, 2022

viernes, abril 15, 2022

viernes, abril 08, 2022

viernes, abril 01, 2022

domingo, marzo 20, 2022

CUANDO LA HISTORIETA SE VUELVE PELIGROSA (15): TÍA VICENTA

En septiembre de 1958, el gobierno de Frondizi, a un año y meses de haber asumido, empezaba a mostrar fisuras. El Decreto Ley 4161, que prohibía mencionar a Perón y cualquier otra palabra asociada a él, había sido momentáneamente derogado (una vez derrocado Frondizi se restablecería) y Landrú sacaba buen partido de eso. 


En las tres principales secciones de humor escrito en Tía Vicenta, número 57, de la fecha aludida, el eje es el líder depuesto, con explícita alusión al mítico Avión Negro, en el cual según la creencia popular, regresaría. 



Otra curiosidad: en La Familia Cateura se invierten los roles habituales. En esta entrega es Felipito -y no su brutal padre- quien, politizado y empoderado, quiere estudiar latín para convertirse en el mejor carnicero del barrio, y poder así festejar con un gran asado la vuelta de Perón. Desopilante.

viernes, febrero 25, 2022

viernes, febrero 18, 2022

sábado, febrero 05, 2022

FIGURITAS DIFÍCILES DEL MAESTROSKI

Por pura casualidad, en los últimos tiempos, me encontré en la web con publicaciones de Oski o referidas a él, de las que no tenía noticias.

De Los Cuadernos de César Bruto (Carlos Warnes, claro, de quien Oski fue fiel ilustrador desde la época de la revista Cascabel) no encuentro otra referencia que la imagen, aunque formato y gráfica indicarían década del '50/'60.

En cambio, sobre Los Agachados de Rius, pude averiguar un poco más.


Rius, seudónimo de Eduardo del Río, fue un célebre dibujante humorístico mexicano. "Monista" se le dice allá, así como se le sigue llamando "monos" a las caricaturas, al igual que en varios países de Hispanoamérica (para nosotros el término se agotó con Diógenes Taborda).
Por otra parte "agachado" se usa para denominar a los políticos acomodaticios. Así, Los Agachados de Rius fue una publicación nacida en 1968, en medio de los cambios que sacudían al mundo, centrada en la sátira política y social.
Entre un Satiricón avant la lettre y un epígono de Tía Vicenta, para poner ejemplos argentinos. 
Sin embargo, el número dedicado a Oski parece ser de una segunda etapa de la revista (véase la franja "Nuevo"), posterior a la mitad de la década del '70, como lo indica el ejemplar dedicado al destape español.
Pero la cuestión principal radica en que Oski fue un grande que trascendió ampliamente nuestras fronteras.
Chapeau!

viernes, febrero 04, 2022

viernes, enero 28, 2022

viernes, enero 21, 2022

viernes, enero 14, 2022

viernes, diciembre 31, 2021

lunes, diciembre 27, 2021

HACE APENAS UN SIGLO...

Diógenes "Mono" Taborda, el mentor de Quinterno, con dos caricaturas aparecidas en la revista Fray Mocho, a principios de los '20. 


En esa misma publicación una asombrosa página del español, radicado en Argentina, Pedro de Rojas (autor de "Aniceto Cascarrabias", entre otras pioneras de nuestra historieta).

Y cerrando, en Plus Ultra nro. 15, de Julio de 1917, una curiosísima publicidad, de firma desconocida por mí, donde una princesa de cuento de hadas recibe alborozada un atado de cigarrillos 43.

viernes, diciembre 24, 2021

viernes, diciembre 17, 2021

viernes, diciembre 10, 2021

viernes, diciembre 03, 2021

viernes, noviembre 26, 2021

viernes, noviembre 19, 2021

viernes, noviembre 12, 2021

viernes, octubre 29, 2021

EL GRIFO NO ES UNA CANILLA, OJO

Terminé de leer, en francés y en digital,  "Astérix et le griffon".

¿Qué se puede decir?

El tomo 37, La Transitálica, es un argumento ultra remanido: rally con corredor misterioso... se usó desde Michel Vaillant hasta Patoruzú. 

La hija de Vercingétorix -T 38- abusa de alusiones demagógicas a la actualidad, incluyendo un pseudo feminismo que es desmentido al final.

Algo similar sucede en este tomo 39 con las Amazonas, cuyos esposos "amos de casa" -deconstrucción de la masculinidad- terminan siendo ridiculizados (debo confesar que al menos a mí me causó gracia). En cuanto a otros aspectos de la realidad, que se metan con el terraplanismo no me parece mal.

Sí es de lamentar que desaprovechen una idea argumental jugosa: la búsqueda de una criatura mítica.

Arranca bien. Se varía el consabido esquema goscinnyano de "decisiones de César en Roma que terminan repercutiendo en la aldea gala, dando así comienzo a la aventura con la partida de los héroes".

Acá encontramos de entrada a Astérix y Obélix, junto a Panorámix e Idefix, en pleno tránsito. 

El problema es que obviar el prólogo, hace después que sobren páginas, las cuales terminan siendo rellenadas con idas y vueltas innecesarias, arbitrarias y confusas. Un apunte menor: el chiste de la pronunciación de la "e", en lo gráfico, acaba resultando fastidioso.

Nadie le pide a Ferri que sea Goscinny. Pero un buen guionista no solamente debe aportar argumentos interesantes, también debe saber desarrollarlos.

En cuanto a Conrad, pareciera que en este tomo, muy sutilmente, se va apartando de la matriz Uderzo para desarrollar su propio estilo. Lo cual celebro. Hay viñetas realmente espectaculares.

En fin... traté de no anticipar nada. De todos modos, cuando la lean en Ediciones del Zorzal, no sólo se van a haber olvidado, sino que la traducción va a tornar imposible de identificar cualquier ítem aquí reseñado.

(...la advertencia del título es para los traductores locales, justamente)

domingo, agosto 01, 2021

POBRE GUERRERO

Caras y Caretas dedicada a Oesterheld, que salió hace poco.

La acabo de empezar por su página 6, nota "El Nestornauta", por María Seoane.

No terminé aun la lectura de dicha nota que ya encontré dos disparates: 

a) equiparación de Lúpin con Juan Salvo como héroes colectivos en la historieta;

b) atribución a Guillermo Divito, en 1954 (sic), de la autoría del personaje de Lúpin.

En el encabezamiento de la nota se presenta a la Seoane como "Directora de contenidos editoriales".

Así empieza la revista, repito.

Quedan prevenidos para no tirar 160 pesos a la basura...





miércoles, julio 28, 2021

HISTORIETA Y TEATRO

En 1925, "Trifón y Sisebuta" (o sea Bringing up father, de Mac Manus), tira cómica que publicaba el diario La Nación bajo el título "Pequeñas delicias de la vida conyugal", fue llevada al teatro por la compañía de Roberto Casaux, un actor famoso por sus camaleónicas caracterizaciones, que estaba a la altura de los grandes y que murió joven. La adaptación corrió por cuenta de Enrique García Velloso, prestigioso dramaturgo de la época.

A la notoriedad del actor se sumó la popularidad de la historieta, lo que hizo que el espectáculo -ofrecido en el Teatro Nuevo de la calle Corrientes- superara las doscientas representaciones, cifra récord para la época, en que las compañías cambiaban de repertorio semanalmente.