SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

sábado, febrero 12, 2011

LA CHISPA DE DOL

Notando que ando medio monotemático con Arthur, para descansar un poco, agarré al azar una Cariseca, y me puse a hojearla distraídamente.
Debo confesar algo curioso que me pasa con la historieta cómica: no me divirtió nunca, ni siquiera de pibe. Quiero decir que si bien me fascinan dibujos, personajes e historias, no me mueve a risa. Al punto que me asombro cuando algún fan de Patoruzú cuenta que se muere a carcajadas con las andanzas. Es como si hubiéramos frecuentado distintas historietas.
Por supuesto que, de tanto en tanto, algunos autores me provocan una sonrisa. Es el caso de Dol. 
Sus personajes -aún exagerados- nunca se apartan demasiado de la realidad. Y la pizca de desfachatez o delirio con que los dota, los torna queribles. Me detuve a leer el episodio de Saltapones, y compruebo una vez más que destila ingenio y habilidad narrativa. Este inventor -y más que inventor "hombre práctico", como se añadía con ironía en el subtítulo- casero, de una época en la que todavía se podía armar artesanalmente algo en la casa, tiene sin dudas características de su autor (recuérdense los planitos de la Lúpin). Y es muy humana la obstinación en convencer a su mujer del talento que posee. No necesariamente se trataba de un chanta, ni de que sus inventos fracasaran, pero sí traían efectos colaterales. En este caso, se adivina de lejos que el hogar igual va a ser asaltado. La gracia radica en que es debido precisamente al éxito de su invención.
(...por otra parte, como metáfora, resulta bastante actual: el temor a la inseguridad suele terminar generando lo temido)

5 comentarios:

  1. La verdad que a mi tampoco nunca me arrancaron una carcajada ( apenas una sonrisa de tanto en tanto ), pero como en tu caso disfruto mucho leyendolas.
    Con respecto a Dol coincido en que aun dentro de sus limitaciones como dibujante tenia un gran talento para crear historietas llena de detalles y frases divagantes. "Bicho y Gordi" estaban repletas de "grafitis" y cartelitos con frases delirantes que a mi al menos, siempre me causaron mucho mas gracia que la historieta misma.
    En la revista Lupin, Guerrero era superior como dibujante, pero sus historias siempre me resultaron muy aburridas contrariamente a las de Dol.
    Saludos
    Eduardo

    ResponderEliminar
  2. Recontra off topic pero bueno Miguel,queria compartir esto tan piola con vos:Un poco a raiz de todo esto que viene sucediendo con Patoruzu,hoy salió la entrevista que me hicieron en Universo Retro,hay menciones especiales,asi que espero les guste.
    Saludos

    http://universoretro2.blogspot.com/2011/02/entrevista-fernando-sosa-colorista-de.html

    ResponderEliminar
  3. Coincido, Eduardo.
    Patoruzú te lanzó a la fama, Fer!

    ResponderEliminar
  4. Siempre me parecio que Guerrero estaba para el dibujo y sidoli para los guiones. Lastima que no se juntaron para hacer historietas en conjunto...

    ResponderEliminar
  5. Mirá, que se yo... a mí el estilo de Dol no me disgusta para nada. No es un gran dibujante, de acuerdo, y Guerrero posiblemente lo superara. Pero de tan correcto y repetitivo, Guerrero me resultaba tan aburrido en los dibujos como en los guiones.

    ResponderEliminar