SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

miércoles, enero 24, 2007

OTRO "CLASICO ILUSTRADO": QUEDENSE DE PIE, SEÑORES!!!

LLa Isla del Tesoro mucho antes de conocer a Pratt.
No. Me corrijo, porque el gringo ya me atraía -sin saber muy bien quien era- del Billiken, que publicaba Ann y Dan.
O sea que la formulación correcta es que en mis lecturas, el original precedió bastante a la adaptación.
En este caso, si el orden hubiera sido inverso, no me cabe duda que hubiera ido volando al encuentro de Stevenson.
La Isla del Tesoro, de Pratt, data de 1965.
Once años después Récord la editó en su Serie de Oro, de tapa dura (qué flor de editorial!). La habré comprado mas o menos en la fecha que salió.
Calculo que para el ' 76, haría unos diez que yo había leído las aventuras del grumete Jim y el pirata John Silver. Fue en el librito de tapas rojas de la Biblioteca Billiken. Aquella canción que decía "quince hombres sobre el cofre del muerto, jo jo jo, y una botella de ron...", aunque sin música, se me había pegado para toda la vida.
Cuando abordé la lectura de Pratt, fue como si volviese a los nueve años.
El tomo de Récord se perdió en alguna mudanza.
A raíz de estos últimos posts, fijé mi atención en él, en la cueva de R. Peña y Corrientes.
Pregunté el precio y el flaco me disparó treinta mangos. No discutí (raro en mí).
Debe haber otras ediciones más modernas y mejores por poco mas de ese precio. Pero yo quería el tomo de Récord.
Con esta relectura de Pratt, volví a los 19.
En cualquier momento me topo con el librito de tapas rojas de la Biblioteca Billiken, y me lo compro.
Aclaro que no espero volver a los 9, porque en realidad ahora, volviendo a leer a Pratt, crecí un poco.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario