SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

domingo, julio 06, 2008

LAS MADRES NO SABEN GUARDAR

Resulta muy difícil encontrar ejemplares completos de Billiken y Anteojito . Si bien la tirada era monstruosa, se recortaban rápidamente para la escuela. Lo poco que las madres guardaban íntegro se reducía a ediciones especiales temáticas de próceres o eventos (tengo dos Billiken idénticos dedicados a Malvinas) o los números de fin de año. Y todos éstos no traían una puta historieta. Que exceso de sentido común, por Dios!
Sin embargo, en garajes o en galpones, han quedado cadáveres mutilados de esas revistas de la infancia.
Yo, que más que coleccionista, soy cartonero, pido a los amigos que me traigan lo que de ellas encuentren, en el estado en que estén. Que no seleccionen por mí. En todo caso, yo me encargaré de tirar a la basura.
Laura, una pintora amiga de mi mujer, atendió mi solicitud, y encomendó a su familia de Arrecifes que me juntaran cuanto recorte encontraran, sin que entorpecieran consideraciones del tipo: "Cómo le voy a mandar esto???". Acaba de llegarme un voluminoso paquete, con algunas valiosísimas páginas de estas revistas.
Haciendo la selección, se me ocurrió juntar las de Billiken con otras que guardaba de anteriores cartoneos, y hacer escanneos para La Colección de Dao.
El resultado es un archivito Billiken muy ecléctico, de 43 páginas en total, extraídas de ejemplares de entre los '40 y los '70:
-18 tapas de Lino Palacio. Algunas son mías y otras tomadas de la web (con buena resolución). -8 "Pelopincho y Cachirula", de Fola. Dos, en realidad, son de Anteojito, pero me pareció que valía la pena incluírlas, aunque a mí me guste más el limitado color y las aguadas de Billiken. -8 páginas de una historieta completa de ciencia-ficción, guionada por Oesterheld, y publicada en los '70. Vale como curiosidad. -4 de "Ocalito y Tumbita", del gran Vidal Dávila. -3 de "Sansón". Estas tiras vinieron en el paquete, y datan de los '40. El estilo de dibujo y el surrealismo que se desprende de las historias inmediatamente me llamó la atención, a la par que me sonaban muy conocidas. Es más: uno de los personajes que aparece, me remitía inequívocamente al último cuadro de otra historieta, en el que invariablemente, un petiso barbudo preguntaba: "Nov Schmoz Ka Pop?", pero no podía recordar cuál era. Tuve que recurrir entonces a los amigos Amillán y Rodríguez Van Rousselt, que me aportaron los datos que faltaban. La tira original cambió de nombre muchas veces, de acuerdo a la evolución de los personajes ("Sansón", al principio, era secundario), pero aquí se la conoció popularmente como "Jopito y Calvete" -que era como yo (no) la recordaba. Es la única obra del autor, que además, era comediante de teatro de variedades. Un genio del surrealismo: Gene Ahern (1895/1960). -Finalmente, 2 de "La Familia Conejín", que no es gran cosa, pero que fue leída por varias generaciones de pibes.
Gran parte de esto hay que agradecérselo a Laura Balagué y a su familia.
El archivo de Battaglia, aún con su heterogeneidad, funcionó muy bien como work in progress. Además de los aportes de algunos amigos, Gabriel Fara acaba de subir a su blog (ver) 800 páginas de episodios completos de "Don Pascual".
Esperemos que este Billiken cumpla la misma función provocadora. Sobre todo en lo que atañe a las tapas de Lino Palacio, "Pelopincho y Cachirula" y "Ocalito y Tumbita".
Todo ello, sabemos, a la espera que sean reeditadas como se merecen.

15 comentarios:

  1. Carajo que traía historietas la Billiken! Anteojito no tanto, estaba más dominada por los personajes propios aunque tenía algunas cosas como Sonoman, Los Bori-Bor, La Vaca Aurora, Rinkel El Ballenero o Don Fulgencio.
    García la volteó en los sesenta con el astuto bombardeo televisivo, aunque a principios de los setenta dió un coletazo
    de la mano del recordado Carlos Constantini y su equipo, entre quienes se estaba el brillante Daniel Branca. Montados en el suplemento El Clan de Mac Perro, cabalgaron Barbeta y Grunchi, Doña Tele, La Liebre Matías (dónde están los 80 capítulos? Luego llegaría la notable edición del Mono Relojero, peleándole muy fuerte el podio a Anteojito. No olvide esa parte de la historia, amigo Dao!

    Si el maestro Grillo anda por acá, supongo estará enterado del lamentable deceso de Néstor Córdoba. Dejo un maravilloso link sobre una especie en peligro de extinción, obra de Tony White:

    http://lanuez.blogspot.com/2008/07/la-animacin-es-una-especie-en-peligro.html

    Saludos!
    Atilio

    ResponderEliminar
  2. Una observación, a veces escribo muy apurado para visitar el siguiente blog y se me escapan cosas. Los 80 capítulos que invoco son de Doña Tele, La LIebre Matías era una historieta salida del lápiz de Constantini.

    Bye, Au Revoir, Arrivederci!
    Atilio

    ResponderEliminar
  3. Todo mal, a la muerte de Córdoba y de Ricardo Violini (poné un taquito, Miguel) se suma la Rogelio Ferreyra, más conocido como Roge. Autor de "Plic y Pluc", "Jungla Loca", "Atilio el náufrago" (sin referencias a Dao).

    Roge se encontraba colaboró en la web Biblioteca Imaginaria para la sección "Historieta" coordinada por Banda Dibujada, con su serie "Coquín el Locún".

    ResponderEliminar
  4. Yo tenía unas carpetas de recortes de Billiquen de los ¿40?, de las que sólo miraba las historietas de Superhombre y Ocalito y Tumbita que habían quedado atrás de las boludeces histórico morales. Qué se habrán hecho...

    Una sugerencia para escaneadores. Todavía no bajé esta tanda, pero ya me bajé emocionado lo de Battaglia (espero empezar a leerlo hoy a la tarde).
    Y me parece que es imprescindible agregar un archivito con la referencia precisa de publicación. Datos tipo "Patoruzito No. XXX, fecha YYY, página ZZZ". Se le podría pegar la leyenda al archivo jpg, o armar una especie de "índice" aparte.

    Si no, un laburo monstruoso y valiosísimo como el de escanear pierde una parte grande de su valor porque no se puede citar ni situar con precisión. (Eso no lima mi agradecimiento infinito, eh)

    Me salió el bibliotecario.

    ResponderEliminar
  5. Atilio: me encantaría subir Sónoman, por ejemplo. Pero para eso tendría que tener al menos un capítulo completo, y apenas si llego a algunas páginas sueltas de distintas épocas. Espero que de una vez por todas se reedite como se merece. Lo de Violini lo voy a hacer, no bien tenga un poco de tiempo.
    Fede: Creo que en pocos casos, esa data tan específica que pedís es relevante. En otros me parece que basta con una pequeña ficha donde se consigne donde fue publicado y el/los año/s. A veces, como en el caso de hojas sueltas de Billiken o Anteojito, no se puede hacer. Y siempre es una tarea adicional, ya que a cada escanneo hay que modificarle el título. Cuando se numera la tarea es mucho más rápida. Aunque si me dieras razones convincentes, que no tengan que ver con tu obsesividad de bibliotecario, lo puedo llegar a reconsiderar...

    ResponderEliminar
  6. Ahí me puse a revolver de nuevo las hojas de Billiken, para ubicar la fecha de la de Oesterheld y consignarla en la ficha (...que hinchapelotas este Fede!)

    ResponderEliminar
  7. A ver si puedo dar una razón contundente de por qué hacer citas completas. (La verdad, es que me cuesta un poco pensar en algo que me resulta completamente evidente, deformación profesional).

    1. Algunos datos son imprescindibles para completar la lectura. Básicamente, el año de edición. Para poder leer algo hay que poder situarlo en su contexto de época. Acá el dato es importante para un lector "llano", digamos.

    2. El dato preciso de edición tiene que ver, por un lado, con la posibilidad de citar. Si yo quiero escribir sobre Don Pascual y citar una página, no puedo poner "archivo 145 del escaneo que está en el sitio de DAO". Tengo que poner "Patoruzito No. XXX (agosto de 1945)" (y si puedo y quiero, remitir además al documento electrónico).
    Y no es por obsesivo, sino porque cuando uno cita, lo que hace es permitir a un tipo en el futuro verificar la cita. Es lo más parecido en ciencias sociales a darle la oportunidad a un científico de repetir un experimento: citar bien es un modo de facilitar que la cultura sea una construcción acumulativa y no un conjunto de islas.

    Y es más laburo, pero no tanto. No tenés necesidad de cambairle el nombre al archivo (aunque lo ideal sería quie cada imagen tenga sus propios metadatos, pero eso sí es de obsesivo biblitoecario).
    Basta con tener abierta una planillita excel mientras escaneas, donde ponés en una columna el nombre de archivo, y en la de al lado los datos de edición.

    ¿Te convencí?

    ResponderEliminar
  8. Aun recuerdo unas paginas de Don Pascual en donde La rana felipe se enamoro de una ranita y se fue a su charca.....un prodigio de ternura y como niño me lleno de nostalgias.....Saludos y gracias por lo que nos has DAO.

    ResponderEliminar
  9. Y habrá mucho más, Raúl! No pasé todavía de las 50 páginas de lectura de los archivos de Gabriel (obligatorio bajarlos, eh!), pero es posible que ese episodio que mencionás esté allí. Por mi parte, tengo en carpeta un archivo de "El Minuto Fatal", de Mazzone, pero quiero agregar más. Es una tira que se merece el rescate. Ando muy falto de tiempo, entre laburo jurídico, estudios ídem y el inminente estreno de "Whitelocke, un general inglés", en el Cervantes (primer chivo de una larga serie). Eso mismo, Fede, me impide examinar minuciosamente tus argumentos. Pero a primera lectura, te diré que sí, que me convenciste. No ando con mucha energía pa' discutir, menos en un tema que -por fin- dominás.

    ResponderEliminar
  10. Cuento breve:

    El hombre entra al negocio porque quiere comprar una mesa. Es una mueblería, pero no antigua. Le ofrecen de varios tipos y modelos, pero el hombre no se decide y se va.

    ResponderEliminar
  11. Amigo Dao: Recién introducido en el mundo del Blog (pertenezco a la generación del plomo derretido tanto para la composición tipográfica como para las fotos y dibujos)estoy empezando a recorrerlos para conocer la producción de los colegas que aún tienen toda la vida por delante (los veteranos la tenemos casi toda por atrás). En el listado que me pasó César Da Col -que me llama "maestro" pero en este tema el maestro es él- figura este Blog, que me parece muy importante en lo que se refiere a la continuidad del humor. A este respecto suelo tener presentes las reflexiones de Angel J. Battistessa cuando expresó que "la abusiva propensión a lo inmediato y el frenesí sin pausa en que nos debatimos para tener noticia, estar en la noticia y sobre todo ser noticia nos enangostan la vida, le quitan continuidad, y la falsean; esa misma propensión nos clausura el pasado, nos devalúa el caudal interior de la jornada y nos hipoteca indefinidamente el futuro". Si aún estás allí a pesar de lo extenso de la cita, te comento con satisfacción, que por supuesto no es tu caso, ya que rescatas valores que han servido de base a las nuevas generaciones.
    Por ahí mencionas haber adquirido recientemente uno de mis libros que persigue precisamente esa finalidad, lo mismo que "El Tango en el humor gráfico y escrito" o la obra nás "grossa" "Historia del humor gráfico y escrito en la Argentina", sobre cuyo tercer tomo a partir de 1986 ya estoy trabajando, aunque aún sin futuro editor confirmado. Los dos tomos que hice con Eudeba abarcan desde 1801 hasta 1985 y se editaron entre 1985 y 1987.
    Durante su realización me resultó muy gratificante rescatar algunos nombres totalmente desdibujados por la mala memoria o esa propensión que refería Battistessa. Tu Blog es uno de los que corrigen esa injusticia que se extiende no sólo a los autores que tuvieron un bajo perfil, sino a algunos que descollaron en su época; cuando falleció Adolfo Mazzone y uno de sus hijos llamó a un diario muy importante para comunicar la infausta noticia, le dijeron que no sabían quién era.
    Bien, Dao, adelante con lo que estás haciendo -que lo estás haciendo muy bien- y cuando quieras tomar unos mates virtuales te invito a visitar mis Blogs http://siulnas-historiador.blogspot.com y http://siulnaszapping.multiply.com
    Te saluda
    Siulnas

    ResponderEliminar
  12. Estimado Siulnas: Un honor tenerlo por esos pagos. Hace un tiempo me recomendaron "Aquellos personajes de historieta", y tuve que andar bastante para conseguirlo. Supongo que debe suceder lo mismo con los dos tomos suyos que menciona. Quizá pueda orientarme en que librerías podrían llegar a estar. Usted es uno de los pioneros en el rescate de los historietistas del pasado, tarea que -concidiendo con Battistessa- creo indispensable en todos los lenguajes. Sobre todo en el terreno de la cultura popular, que sigue siendo considerada como "pintoresca" y nada más. Así, se pierden en el olvido obras que, junto a sus méritos creativos, nos expresaron fuertemente como sociedad. Obras que tienen que ver con nuestra identidad y que de no proceder a su recuperación, hará que -re-cito a Battistessa- hipotequemos indefinidamente el futuro. Ya mismo linckeo desde aquí sus sitios. Así, de a poco, vamos armando un espacio de comunes intereses, que habrá de fructificar a fuerza de insistencia. Repito, un honor.

    ResponderEliminar
  13. DAO: PORQUE EN LUGAR DE PERDER EL TIEMPO EN LAS BOLUDECES QUE HACES, NO TE PONES A LABURAR HIJO DE PUTA, SOS EL TIPICO ARGENTINO VAGO Y MANTENIDO, AGARRA UNA PALA Y UN PICO Y HACE ALGO POR TU PAIS, SINO SUBITE A UN TRACTOR Y EMPEZA A ARAR LA TIERRA QUE BUENA FALTA TE DEBE HACER, NO TENGAS MIEDO QUE NO SE TE VAN A PASPAR NI LAS MANOS, NI LOS HUEVOS. HIJO DE PUTA. CON LA LAPICERA NO SE HACE PATRIA, PAJERO DE MIERDA.

    ResponderEliminar
  14. Dato incierto: mi mejor amigo de la primaria (59-65) tenía hermanas mucho mayores y sus padres (radicales ferroviarios conservetas) mandaban a encuadernar religiosamente la colección anual del Billiken desde los años 40 y tantos. Varias veces me quedé revisando esa maravilla de biblioteca después de jugar con mi amigo. La última vez que toqué el timbre en esa casa (harán unos diez años) estaba viviendo uno de sus sobrinos. Cuando pueda darme otra vuelta por el barrio intentaré preguntar si aún tienen esa colección (pero si así fuera ¿quién junta la guita para pagar lo que pedirían?)

    ResponderEliminar
  15. Estoy indignado, viendo como recibís felicitaciones y agradecimientos de gente que desconoce que los escaneos de la serie Don Pascual NO LOS HICISTE VOS, no te rompiste la espalda durante miles de horas de tremendo trabajo, no tuviste que comprar un nuevo escaner todos los años, SOS UN CARADURA, haciéndote fama a costa de otro que hizo el enorme esfuerzo y a quien despectivamente llamás PERRO TUCU, cuando es un SEÑOR CABALLERO. Claro, como no está presente, podés decir mil porquerías de él y afanarle el laburo. Por respeto a su persona no voy a incluír su nombre, eso te corresponde a vos SI LE PEDISTE PERMISO PARA HACERLO; si no -que es lo más probable- SEGUÍ LADRONEANDO FAMA. Yo tengo en un DVD escaneada toda la serie completa, desde el número 001 al 852 de la revista semanal PATORUZITO, es un trabajo espectacular que le compré a quien llamás PERRO TUCU, que no me cobró una fortuna sino un precio bajísimo, el de un par de pizzas, hace meses atrás, y me aclaró que lo único que él comercializaba era el esfuerzo del trabajo, el desgaste de las revistas y de las máquinas, el disco compacto y el franqueo del correo, no los derechos del autor del creador de la historieta porque eso solamente lo pueden hacer los sucesores de Battaglia. Aprendé a ser decente y sincero, decile la verdad a Raúl y a Federico el bibliotecario, sacate de las orejas los laureles QUE NO SON TUYOS, ¡CHORRO SINVERGUENZA! Gabriel.

    ResponderEliminar