SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

viernes, octubre 03, 2008

DOS CAMPEONES

En el Nº 594, del 16 de mayo de 1957, la revista Patoruzito cambiaba el estilo de las tapas, que había mantenido invariable, semana a semana, desde su aparición, doce años antes. Dejaban de estar allí los gags del indiecito junto a Isidorito -y en ocasiones la Chacha-, para ceder lugar a la promoción por turno de las historietas “serias”.
No me cabe duda que la abrupta ruptura se debió a la aparición -a fines del citado año- de las Correrías de un Pequeño Gran Cacique.
No es que de la semanal desapareciera de golpe todo el contenido infantil.

Ahora se recomendaba en la portada: “Despegue el suplemento cómico central y entrégueselo a sus niños”. O sea, se remarcaba el perfil de una publicación para adultos -o adolescentes-, con un segmento infantil muy circunscrito. Muy distinto al de la etapa anterior, donde desde la tapa misma se llamaba la atención de los pibes, y donde se esparcían a lo largo de las páginas, a más de la doble central de Patoruzito, contenidos para ellos. Además, esas páginas eran a color, lujo que pronto perderá el “suplemento cómico” (dicho sea de paso, la leyenda fue retirada a partir del Nº 660, de agosto del ’58).
Idéntico proceso se había dado doce años antes con Patoruzú, que cedió el material infantil a la naciente Patoruzito. Una nueva muestra del criterio editorial de Quinterno, preocupado por dotar a sus publicaciones, en la medida que iba sumando nuevas, de características marcadamente diferenciadas.
Hasta en la decadencia misma de Patoruzito - mensual y con numeración reiniciada a partir de 1963, hasta ...?- se siguieron publicando episodios completos, de pocas páginas, del personaje que le daba nombre. Pero calculo -a la espera que algún coleccionista proporcione el dato cierto- que para 1960, ya la habían abandonado Langostino y El Gnomo Pimentón.
Lo que explicaría que Quinterno haya dado licencia a Ferro y a Blotta para explotar a dichos personajes en revista propia. Lo cierto es que en octubre de 1960 aparece 2 Campeones, que recopila completas las primeras aventuras del marino y el enano, aparecidas en Patoruzito.

Supe poseer unos quince ejemplares de esta publicación (los canjeé hace años, y tiempo después pude volver a conseguir los cuatro primeros) y no creo que hayan salido muchos más. A más de la dupla estelar, a partir del número especial de 1961, se incorpora a La Vaca Aurora, de Repetto y algunas tiras de Chapaleo.
Sin desdeñar la imaginería de Blotta recreando cuentos infantiles, y su innegable maestría como dibujante (sobre todo a la hora de ocuparse de animales), no hay duda que el plato fuerte es Langostino. En el Nº 1 de 2 Campeones, el navegante arranca con la compra de Corina y termina con el hallazgo del tesoro. Estos episodios siguen el esquema clásico de la aventura cómica, con los elementos de exotismo que le eran propios. Aunque se observa un grado de disparate más acentuado que el de Patoruzú, por ejemplo (Quinterno nunca se animó de lleno al humor surrealista), todavía no aparece a pleno el delirio metafórico del que Ferro hará gala poco después. Pareciera explorar, en estas aventuras iniciales, hasta donde podía llegar con su marino.
Como de costumbre, uno no se explica que no haya una puta editorial a la que se le ocurra publicar una recopilación de Langostino. Sobre todo, no siendo Ferrito un ovidado... se la pasan dándole premios y haciéndole homenajes!
Y como de costumbre también, pa’ paliar esa espera -que ojalá no sea eterna-, ahí les dejé en La Colección de Dao -aunque en blanco y negro, y para lectura en pantalla- el histórico inicio de Langostino. En realidad, les escanneé la 2 Campeones Nº 1 completita, ya que -como dije- Blotta no es para nada desdeñable. En todo caso, “despeguen” al Gnomo “y entréguenselo a sus niños”. Se los van a agradecer...

4 comentarios:

  1. Mas prócer serás vos, que usás barba...

    ResponderEliminar
  2. http://jorobadosymacanudos.blogspot.com/2008/09/la-visita-de-liniers.html

    Liniers llegó al teatro!! Te querés matar, te querés matar, te querés matar Miguelitooooo, te querés mataaaaaar!!!!

    ResponderEliminar
  3. En ese número asume la dirección de la revista Leonardo Wadel.
    Las tapas las ilustra el *ilustre* brasileño Joao Mottini, uno de los 12 Famosos Artistas.

    ResponderEliminar