SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

domingo, octubre 19, 2008

REGALO DE CUMPLEAÑOS

Quizá hoy, un anciano de cerca de noventa años, que todavía conserva la vista, le muestre una nota del diario a su bisnieto de ocho y le cuente que cuando él tenía su edad vio aparecer por primera vez, en otro diario perdido en el tiempo, a ese indio que hoy cumple ochenta y que entonces llevaba -aunque fugazmente- un nombre ilegible e impronunciable. Y también es posible que el bisnieto se asombre de que el personaje de historietas que lee en las Andanzas que le trae su papá cada mes, sea tan viejo.
Porque un día como éste, del año ’28, en el diario Crítica, nacía Patoruzú. Y porque en estos días, Patoruzú sigue en los kioscos y sus historietas son leídas por nuevas generaciones de pibes, que ignoran que se dejó de dibujar hace más de 30 años. Para ellos, las aventuras del indio son fresquitas.
Aunque en realidad, el Patoruzú tal como lo conoció mi generación, nació un poco más tarde, el 11 de diciembre de 1935. Ese día recalaba en el diario El Mundo con su identidad definitiva, o sea convirtiéndose en ahijado de Isidoro Cañones, y protagonizando junto a él extensas aventuras. El primer episodio duró 48 tiras. Hasta el 1º de febrero del ’36, a razón de una por día. Aunque no llevaba título, se lo conoce desde siempre como “El Gitano Juaniyo”. La historieta está narrada con un ritmo propio de los dibujos animados. Cuenta en principio la lucha en un ring de mala muerte, entre el gitano del título y el indio, donde lógicamente el primero es derrotado. La unidad culmina con un augurio de Lola, la esposa del gitano: Isidoro, manager de la pelea, caído en desgracia a
raíz de la derrota de aquél, será quien acompañe a Patoruzú en miles de aventuras. Y, además, lo protegerá de los que quieran aprovecharse de su ingenuidad. Dos destinos unidos, concluye la gitana. El indio sella el encuentro con un estruendoso beso y nombra a Isidoro como padrino. La dupla nacida en ese famoso cuadrito, y distinta a la que Patoruzú había formado antes con Gilito y con Julián de Montepío, es a mi juicio la más rica en matices que se haya dado en la historieta nacional. Y se empieza a demostrar en el segundo tramo de la historia, donde el indio encomienda al padrino el cuidado de su fortuna. Juaniyo y Lola se apoderan de ella, y raptan a Isidoro, provocando que Patoruzú culpe a éste. Una vez rescatado y aclarada la autoría del robo, ahijado y padrino se lanzan a la captura de los gitanos. Las peripecias por las que pasan incluyen varias hazañas de Patoruzú. Pero se destaca la doma de un potro, que terminará siendo incondicional suyo. Obvia decir que prefigura a Pampero, quien arribará desde la Patagonia poco tiempo después (el 20/08/36).
La mayoría de los elementos que caracterizarán a la historieta por décadas aparecen en germen en este episodio, que nunca se reeditó completo. La revista Patoruzú Nº 1, del 12/11/36, recopila hasta la tira número 29, prometiendo un “continuará” que no se cumplió en el siguiente número. Y en Las Grandes Andanzas de Patoruzú e Isidoro directamente no fue incluído. Hasta hoy han circulado unas pocas copias de la aventura íntegra entre coleccionistas. Hace mucho, conseguí un juego tomado directamente de las planchas originales y con muy buena calidad. Se me ocurrió subirlo a La Colección de Dao como regalo de cumpleaños número 80, para todos los patoruzófilos. Y también, para que los que no lo son, y hablan por boca de ganso de Quinterno, entiendan de una vez por todas donde radica su valor como creador, más allá de su ideología, que yo también aborrezco.
Por último: me han sugerido varias veces que aumente la definición de las imágenes de lo que subo a La Colección de Dao, para que puedan ser impresas. No lo he hecho tampoco en esta oportunidad. Por dos razones: una -obvia- la cuestión del peso de los archivos. La otra, que este emprendimiento de abrir mi colección en un blog tiene por objetivo inmediato difundir obras injustamente olvidadas. Pero por otra parte, de forma mediata, evidenciar la necesidad de que se las reedite como se debe. Espero, en este caso, que mi trabajo quede inutilizado en poco tiempo, con el libro de Patoruzú que se anuncia para fin de año.
(PD: el diario que lee mi anciano imaginario es Página12, donde hoy se publican dos notas sobre los ochenta años del indio, y donde opina -entre otros- quien suscribe (
ver) (ver)

36 comentarios:

  1. Felicitaciones por esta nueva repercusión mediática de tu trabajo extenso, reflexivo y constante acerca del Indio y sus múltiples andanzas.
    Que Página/12 lea y cite a Oscar Steimberg a través de un mero recorte del justo recorte que vos hacés de su libro en este sitio, me parece una falta de criterio (y de trabajo, claro) periodístico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. como metio publicidad

    ResponderEliminar
  3. felicitaciones, viejo puto homosexual come mierda

    ResponderEliminar
  4. camino a la fama!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias, querido Cinzcéu. Vos sabés como es ésto de los artículos de divulgación en diarios. Sirven, en todo caso, para que algún que otro curioso busque fuentes. Claro que también sirven para que la gran mayoría crea que con lo leído alcanza...

    ResponderEliminar
  6. GRACIAS MIGUEL POR ESTAS LINEAS,CHEI!!
    UN SALUDO
    MANUEL M

    ResponderEliminar
  7. si, te lo re mereces, viejo putazoo, hijo de puta.

    ResponderEliminar
  8. SOY SIMPLEMENTE UN NOSTALGICO PERO AL LEER SUS COMENTARIOS EN EL DIARIO Y EN SU BLOG NO TENGO OTRA COSA QUE DECIR MAS QUE: ME DA ASCO SU FORMA DE ANALIZAR UN PERSONAJE NETAMENTE ARGENTINO Y LEIDO POR VARIAS GENERACIONES. ASCO ME DA MIGUEL DAO.

    ResponderEliminar
  9. puto trolo conchudo traga sable

    ResponderEliminar
  10. CHUPA PENE LAME COLAS

    ResponderEliminar
  11. Supongo que los que les da asco mis opiniones sobre el indio, se abstendrán de bajar los episodios escanneados por mí en La Colección de Dao...

    ResponderEliminar
  12. Leí lo de Página y vine a saludarte. A fines de los '50, cuando empecé a leer a Patoruzú los prejuicios raciales de Quinterno contra gitanos, judíos, etc. eran escalofriantes (típicos del nacionalismo oligárquico de los '30 y '40). Pero la nobleza del personaje podía más. En el '71 conocí a Lobato y ya se quejaba de la dificultad para conseguir buenos guiones.
    PD: ¿te divertís con las "opiniones" de tus enemigos?

    ResponderEliminar
  13. Gracias, Roberto, por el saludo! Y sí... por eso digo que si la vigencia del indio estuviera apoyada nada más que en esos valores, hablaría muy mal de nosotros como sociedad. En cuanto a los inteligentes "opinadores", no te imaginás como me hacen cagar de la risa!

    ResponderEliminar
  14. A otra cosa. Conoces esto?:
    http://davidbarsalou.homestead.com/LICHTENSTEINPROJECT.html

    ResponderEliminar
  15. La página no la conocía y está muy buena. Pero para mí no es novedad. Linchtenstein nunca me cerró, siempre lo consideré un bluff, armado por los snobs del mercado del arte.

    ResponderEliminar
  16. ¡Muchas gracias!
    Los episodios de Quinterno para mi son una revelación, porque el pulso narrativo del tipo es impresionante. Lo que me tocó del universo Patoruzú (las revistas que aún hoy se pueden comprar en kioskos) me pareció siempre tan aburrido e idiota que nunca me había esforzado mucho en prestarle atención.
    Bajaré y leeré.

    Ahora, felicitaciones, viejo adorador de la anguila tuerta...

    (En serio: yo también me muero de la risa con sus "amigos", pero la verdad que a la larga le enchastran el blog. Le tiro una idea: copie todos los comentarios insultantes en un texto, luego borre esos comentarios, y agregue el texto como un comentario único, al final del post, con el título "Insultos de la fecha" o algo así. Así no nos perdemos la diversión, pero el que quiere se lo puede saltear).

    ResponderEliminar
  17. Miguel, algunos fachos que pasean Anonimos por tu pagina, que dicen no interesarles el origen ni las ideas de Quinterno, parecen totalmente mimetizados con los ideales del viejo. "Netamente argentino"... por eso va a ser bueno???? Los fachos siempre fueron iguales. No razonan, son burros, tienen miseria de alma y pobreza de talentos.

    ResponderEliminar
  18. Tomo tu sugerencia, Fede, que es realmente muy creativa. También puedo inaugurar una sección, tipo "Los insultos de día", o inclusive hacer un concurso con premios a la puteada más creativa. Pero en este post, prefiero dejarlos como están. Son consecuencia directa del artículo de Página. La rama fundamentalista de los patoruzófilos ha reaccionado muy mal frente a él, al punto que el moderador me ha invitado a retirarme de un grupo. Invitación que no me costó aceptar ya que ahí participaba poco. No me adaptaba al extraño lenguaje que utilizan. Está plagado de "Huijas!", "Cheis!",
    "Canejos!" y "Sotretas!". Pero lo más curioso es que no lo usan como forma de enfatizar ideas, por ejemplo, sino más bien con prescidencia absoluta de ellas. Debe ser nomás, como aventura el amigo Betata, porque no razonan. No hay caballo verde ni patoruzófilo... Uia! Quién decía eso? Me contagié!!!

    ResponderEliminar
  19. ...me extiendo un poquito con lo de la falta de razonamiento. Si estos fundamentalistas de la pluma y el poncho tuvieran un mínimo de inteligencia podrían leer en el artículo y en este post, un rescate del indio más allá de los aspectos nefastos de su creador, y del discurso fascistoide que ellos reivindican. Creo que en el imaginario colectivo, Patoruzú ha quedado grabado con otros valores, porque no toda la sociedad argentina es fascista. Y eso, tendrá que ver, más allá de las resignificaciones históricas, con la parte de mérito que le corresponde a Quinterno respecto de su creación.

    ResponderEliminar
  20. MIGUEL TENÉS RAZON YO EN REALIDAD NO TENGO CUENTA DE BLOG POR ESO FIGURO COMO ANONIMO PERO RESPETO TU OPINION Y JAMAS ENSUSIARIA ESTE NI NINGUN OTRO BLOG CON PALABRA GROSERA ALGUNA...
    UN SALUDO!
    MANUEL M.

    ResponderEliminar
  21. No tengo ningún problema con el anonimato en internet, estimado Manuel. En este blog cualquiera puede escribir lo que quiera. Y si he tenido períodos de moderación, fue porque algún loquito suelto llenaba los comments con estupideces cien veces repetidas, o porque se pasaban de la raya con cuestiones muy personales. Y de última, como ha dicho el amigo Violi, en una frase magistral, nada impide que uno ejerza el autoritarismo según una lógica arbitraria. Pero volviendo a los anónimos... Cinzcéu apuntaba hace un tiempo que incluso cuando alguien consigna un nick, e incluso cuando opina siempre desde el mismo, no tiene necesariamente que estar asociado a su identidad real. En mi caso y en el de varios lo está, dado que así lo hemos elegido y, además, se nos puede reconocer en distintas actividades no virtuales. Pero no hay razón ética alguna para que todo el mundo lo haga. Aunque no estoy de acuerdo con Fede, que ha arriesgado en otra parte que en internet somos sólo palabras. Yo creo que somos conceptos, opiniones, y que depende de su índole, pueden requerir ser respaldadas en persona. En esos casos -y los insultos son sólo un ejemplo, los hay peores-, esconderse en el anonimato es cobardía. Y dado que son inútiles las invocaciones a que los que insultan den la cara, porque usarán -si es que responden- una y mil estratagemas para disimular su identidad y uno y mil argumentos falaces para justificar su miedo a revelarla, aún cuando se la haya deschavado, aún cuando salte a la vista y resulte obvia para todos... lo único que queda es cagarse de risa de su miserabilidad de alma y pobreza de talento, como dijo aquí otro amigo. Saludos

    ResponderEliminar
  22. Che no encuentro el posto donde quería dejarte un comentario, pero bue'te lo dejo acá... te cuento rapido que conocí al tal Didier ese en una visita suya a México, me pareció medio pelotudo el tipo y me comentó de la polemica Quinterno-Goscinny, pero cómo con embole, bue' el tipo es embolante sin embargo, y no creo que sea el primero que se fija en eso, está haciendo una investigación interesante sobre autores judios dentro del aparato de la cultura de masas en el Gringo sobre todo acá te dejo el link http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=489936&idseccio_PK=1032
    por ahora es todo (le voy dando al Carlitos cada vez que puedo che, pero ¿será que a uno no me regalan un par de pizjas, como al perro ese por el efuerzo y hay que salir a buscar el morfi como se pueda?...)

    El PyBe

    ResponderEliminar
  23. Querido Teban: El post en el que hago referencia a los dichos de don Didier, es éste:
    http://historietas---cine---teatro-por-dao.blogspot.com/2006/07/quinterno-y-goscinny-patoruz-y-um-pa-p.html
    Ahora, en el link que me dejás, pareciera que no la pifia tanto. La teoría de la recreación de la historia de Moisés en Súperman, me parece bastante aceptable. Es posible que el tipo tuviera apenas unos datos sueltos de lo que es Patoruzú, y por eso se fue a la mierda con las similitudes entre éste y Astérix.
    Vamo'a ver si te conseguimo' una beca, PyBe, así te dedicás al Carlitos, que es lo que te va a dar fama, guita y minas...

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  27. Volvió el loquito, firmando esta vez. De los tres mensajes que dejó, el primero y el último los borró él y el del medio lo borré yo. Se trata, como dijo el amigo Violi, de "ejercer el autoritarismo según una lógica arbitraria. O dicho con otras palabras, es la libertad de decisión en su estado más puro" (magistral, Violi!)

    ResponderEliminar
  28. A decir verdad, no me impresiona mucho el artículo sobre Pasamonik. La observación sobre Superman tiene años de antiguedad, y cuando habla de Kurtzman manda fruta. Soy un gran admirador de la obra de Kurtzman, pero eso de que "apoyó la lucha de negros, mujeres, homosexuales y judíos" o que en Mad se hacían "reivindicaciones sociales" no tiene fundamento, es como si estuviera describiendo la obra de algún otro dibujante. En general, la nota es un listado de lugares comunes.

    Dao, muchas gracias por el nuevo episodio de Patoruzú. Me parece ver una posible influencia del Popeye de Segar en estos primeros episodios, pero tendría que leer más del personaje para estar seguro.

    ResponderEliminar
  29. Sí, Rodrigo, es posible que lo de Súperman sea como decís. Yo no lo había leído, pero como no me ocupo demasiado de superhéroes, supongo que puede ser bastante conocido. Y de Kurtzman, confieso, apenas si he visto algo en la Historia de los Cómics. Con respecto a lo de Popeye, insisto... Puede haber coincidencias en el planteamiento de las peleas -de hecho, Juaniyo remite a Brutus- y en los brazos musculosos del indio, pero se agota ahí. El mundo de Segar es mucho más delirante que el de Quinterno. No bien tenga tiempo, escanneo el segundo episodio, "El Loco del Caserón", que nunca fue republicado.

    ResponderEliminar
  30. Aunque no soy especalista en el tema me gustaría decir algo sobre lo de Pasamonik. Como dice Rodrigo, lo de Superman es viejo, además de obvio. La leyenda de Moisés forma parte de la cultura occidental a través del cristianismo.
    Es tan obvio como ponerse a reivindicar "los aportes griegos a la creación del Psicoanálisis (Edipo, Electra, etc)". No creo que aporte más que a la posibilidad de ganarse unos mangos dando charlas para los clubes de la colectividad judía.
    sobre Maus tengo fuertes reparos por el uso de una especie animal diferente para simbolizar a cada pueblo. Es una elección que bordea el racismo y anula la existencia de diferencias políticas dentro de cada grupo.
    El Gato del Rabino es más interesante por sus ambigüedades y contradicciones. Incluso insinúa cierto grado de reproducción de las relaciones coloniales francesas (transcurre en Argelia) entre rabinos de ambas márgenes del Mediterraneo.

    Si es por buscar el origen judío, me extraña que no se haga mención al personaje Shrek (palabra en Idish que significa "susto") que fue creado por un autor de cuentos para chicos de escuelas judías yanquis; incluso participó como asesor en la producción. Salió hace unos meses en el semanario comunitario Forward. Supongo que -con algo de imaginación- también se le puede encontrar la vuelta de su "filosofía judía" implícita. Yo ya me cansé de esos ejercicios.
    Saludos y éxito con la gira, Dao.

    ResponderEliminar
  31. Pucha, che! Me hacen sentir un estúpido! Yo lo de Moisés ni lo había leído, ni lo había pensado!
    Gracias, Roberto, por los augurios. Mandaré fruta (...aunque acá la mando seguido)

    ResponderEliminar
  32. Juajuaaa, veo que te gustó la frase, ya la citaste varias veces, ahora es tuya, te la regalo.

    Además al leerla así no le veo muchos sentido.
    Tiene sentido en el contexto en que se dio, como respuesta a tu chicana.

    ResponderEliminar
  33. Me la regalás, pero me indicás en que contexto la tengo que usar???? Andá a la mierda, quedátela!!!!

    ResponderEliminar
  34. Me estoy dando una panzada con las notas referentes a Patoruzú y a la obra de Quinterno en general. Algunas las había leído, pero a la gran mayoría no las conocía.
    Opino en esta, porque en alguna tenia que dejar el comentario ( además para que mentir, la galería de puteadas anónimas en este post es antológica..je), pero son muchas las que me resultaron además de interesantes muy reveladoras.
    Con el asunto del blog y la intención - tirada de los pelos, pero intención al fin - de mechar algunas notas con las descargas, cada vez que puedo leo algo nuevo sobre el "viejo" como para aprender un poco.
    Y sin pretender pasar por el típico "lameculos" -se que me haría acreedor de algunas de tus míticas puteadas - este espacio es un lugar ideal para meter la cabeza y sacar conclusiones, aun en la discrepancia.
    Un par de cosas que me vienen a la cabeza:
    Impresionante la anécdota de Santiago Bal acerca de las frustradas películas sobre Isidoro ( justo estoy por subir "El ejecutivo del año" y tenia el dato que sobre esa Locuras en particular se iba a basar el guión de la película ).
    Lo otro que me llamo la atención es que en esta y otra nota, mencionas un supuesto libro sobre Patoruzú ( al estilo del de Isidoro ) que pudo o podría salir a la venta. Tenes algún dato mas sobre eso, o es uno de los tantos bleff que los hermanitos Quinterno tiraron al viento ?
    Un abrazo
    Eduardo

    ResponderEliminar
  35. Pasó ya tanto tiempo, Eduardo, que ya ni se a que me refería. Recuerdo vagamente que en algún lugar se tiró eso de un libro recopilatorio, al estilo Isidoro. En cuanto al laburo que estás haciendo, lo aplaudo. A veces reniego de que los historietófilos nos pasemos descubriendo la pólvora, por no revisar lo que se escribió antes sobre los temas que nos ocupan. En este blog hay muchos datos rescatados de generaciones anteriores, así como hay elaboración propia. También hay errores y dudas. Sobre algo de eso sigo trabajando (justamente ahora estoy esperando la corroboración de una investigación que hice sobre un dibujante de EDQ), pero está bueno que otros recojan la posta, como lo hacés vos y sigan para adelante, desde lo que ya está hecho. Abrazo

    ResponderEliminar
  36. (...ya que estás con lo de Isidoro, fijáte que tengo uno o dos posts sobre la canción, en alguna parte)

    ResponderEliminar