SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

miércoles, noviembre 25, 2009

MECAGOLO EN EL COLECCIONISTA (VII)

A raíz del posteo del cuento de Dani Roncoli, que hace referencia a Titanes en el Ring, recordé algo que había escrito en una sección de este blog abandonada hace tiempo (ver) .
La referencia que hago en ese post -ficcionado- a la "Operación Fideos con Buseca" y al comercio de objetos de Karadajián, supongo debe haber sido captada por pocos.
La historia merece ser narrada tal y como sucedió...
La citada Operación parte de un grupo de fans de Titanes y de la onda retro en general, que luego de haber organizado movidas varias se desmembra, quedando muy bien posicionado ante la familia de Karadajián uno de sus integrantes, a quien llamaremos M.C., que dice ser actor, aparte de coleccionista .
Obsecuente con Paulina, la hija del recordado jefe de la troupe, la ayuda a hacer una mudanza de objetos de su padre, de la que misteriosamente desaparecen dos baúles.
Paulina les pierde el rastro, hasta que tiempo después, veía con asombro como salían a la venta en Feria Franca, espaciados en el lapso de meses, el programa oficial de mano del Luna Park del '62, las botas del Caballero Rojo o la campera del Mercenario Joe.
Movida por la curiosidad oferta en uno de los artículos, y un sábado a la tarde concurre a retirarlo acompañada por su esposo, un ex-luchador de la troupe. Es él quien baja a tocar timbre en una casa situada por Ituzaingó, mientras Paulina se queda observando desde el auto.
Para su sorpresa, sale a atender el mismísimo M.C. Es entonces cuando la hija de Martín se presenta, para total desconcierto del mercachifle. El actorzuelo, temblequeando, termina confesando la sustracción, devuelve lo que no había vendido aún y deschava al secuaz que tenía en su poder el otro baúl.
Paulina terminó recuperando una ínfima parte de los preciados objetos de Martín.
MORALEJA: muchos de los que se dicen fans, admiradores, adoradores de tal o cual, terminan revelándose como viles mercaderes, antes que coleccionistas.
Post scriptum
He recibido, por una vía insólita, un mensaje de "M.C." dando su punto de vista de los acontecimientos que aquí narro e invitándome a eliminar esta nota. No acostumbro a retractarme de lo que escribo. Por otra parte, nótese que yo no he identificado al protagonista del hecho. Si él quiere hacerlo y dar su versión aquí -que es el lugar que correspondería- por supuesto será publicado.

4 comentarios: