SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

domingo, abril 29, 2012

A QUINTERNO LO QUE ES DE QUINTERNO, A LOVATO LO QUE ES DE LOVATO


A fin de esclarecer equívocos que se producen permanentemente sobre la autoría del dibujo en las primeras aventuras de Patoruzú, me propongo clasificar aquello que según mi criterio corresponde a Quinterno o a Lovato, para finalmente determinar el punto en que la serie queda definitivamente en manos de otros colaboradores.
Esta cronología está emparentada con dos fechas claves: 1941, año en que Quinterno ya se encuentra plenamente abocado a la realización de “Upa en Apuros”, al tiempo que intenta la introducción de su personaje en el mercado estadounidense, y 1944, cuando empieza a pergeñar su nuevo emprendimiento editorial, la revista Patoruzito, que aparecerá al año siguiente, y en la que Lovato tendrá un rol protagónico. Es así como, ya desde fines de 1940, Quinterno introduce a Lovato como colaborador en las andanzas del indio, dejándolas exclusivamente a su cargo a mediados del ’41. En tanto que Lovato las dibuja hasta principios del ’44, con una última intervención en mayo de ese año.
Obviamente, las zonas de transición no resultan fáciles de determinar, debido a la mezcla de trazos que se registran, y no tengo para guiarme otra brújula que mi ojo historietístico - puede fallar, como decía Tu Sam-.
Por otra parte, a raíz de un contacto casual, corroboré mi vieja presunción acerca que Sagrera había dibujado efectivamente a Patoruzú. Y fue el maestro Osvaldo Laino, quien me precisó la fecha de su ingreso en EDQ: 1944. Aparte de la coincidencia cronólogica, y si bien Laino me dice que los comienzos de Sagrera habían sido “calcando y copiando y después pasando a tinta como lo hicieron muchos más”, tengo para mí que algo de su estilo empieza a aparecer en los episodios de esa época, sucediendo a Lovato.
Dejando esto sentado, va entonces mi clasificación:

QUINTERNO
1935 a 1940 (en orden cronológico)
1- “El gitano Juaniyo”
2- “El loco del caserón”
3- “El águila de oro”
4- “Indeseables del turf”
5- “Urraca regenerado”
6- “Al campo del honor”
7- “Se casa el indio”
8- “Joyas y piratas”
9- “Upa y el misterio de la gruta”
10- “Flor de socios”
11- “Garfio el pirata”
12- “Discípulo del Diablo”
13- “Upa hidrófobo”
14- “El rescate del ídolo”
15- “El misterio del ojo de vidrio”
16- “Las armas del Tata”
17-  “Upa en las garras del alcohol”
18- “Jonás y la ballena”
19- “El gol increíble”
20- “El hombre de las mil caras”
21- “El gran duque de la mancha”
22- “Los espías” (1)
23- “El drama de Pampero”
24- “Cementerio de elefantes”
25- “El hombre sin piernas”
26- “El irascible Coronel”
27- “El Búho” (2)
28- “Chacho el terrible”
29- “El negrero”
30- “Isabelita la ecuyére”
31- “Peligro Amarillo” (3)
32- “Gitano siniestro”

Hasta aquí entonces, treinta y dos episodios que atribuyo sin vacilar a la autoría integral de Quinterno. Descontando, claro, las historias de corta extensión que aparecieron en los Libros de Oro, como “Un regalo de la Patagonia” o “Cuatreros”.
Las tres aventuras que siguen, si bien conservan trazos de Quinterno, parecen tener intervenciones de Lovato en personajes secundarios, y daría la impresión que se prepara el camino para que éste se haga cargo totalmente de la serie. Entre otros elementos,  comienza a perfilarse la transición del importante cambio gráfico en Upa.

QUINTERNO (en posible colaboración con LOVATO)
1940-1941 (en orden cronológico)
33- “Iván el más terrible”
34- “El cuatrero Mata Brava"
35- “Dos vivos tras un millón”
36- “El desnucador de Siberia”

LOVATO
1941 a 1944 (en orden cronológico)
37- “Desafío Gaucho” (4)
38- “El nuevo padrino”
39- “Burro por crack” (5)
40- “El pícaro gavilán”
41- “Gastón pirata”
42- “Secuestro en el aserradero”
43- “Secuestro de bebés”
44- “Muñecos feroces”
45- “El tesoro de los antepasados o La mosca requete Tsé-Tsé”
46- “Oro bajo la cárcel”
47- “Una estampilla valiosa”
48- “Upa y la bruja”
49- “Botánico diabólico”
50- “El cantor de la bañadera”
51- “Payada diabólica”
52- “Salteador de trenes”
53- “La transformación de Upa”
54- “El partido del siglo”
57- “Ruge el volcán”

No es su paso por Patoruzú, con estos diecinueve títulos, lo que honra a Lovato como el gran dibujante que sin duda era. Algunos de ellos, como “Gastón pirata”, asombran por la elementalidad del trazo. Hay que decir, claro, en favor del pobre don Tulio, que estaba sobrecargado de trabajo. Aparte de ser director general de “Upa en apuros” (estrenada en el ’42), tuvo que hacerse cargo no sólo de las páginas del indio en Patoruzú, sino también de la tira diaria de El Mundo. E incluso hay que considerar que muy posiblemente Quinterno, en la necesidad de ampliar el espectro infanto-juvenil de sus lectores, y en el afán que siempre lo caracterizó de unificar criterios respecto a sus creaciones, haya querido llevar a la historieta el estilo de dibujo animado planteado en la película. Un error, a mi entender, que fue corregido a poco andar, cuando dichos propósitos fueron canalizados a través de la revista Patoruzito. Patoruzú, desde sus inicios, tuvo un público mayoritariamente adulto.
En los dos episodios intermedios, el 55 (“Malas compañías”, febrero de 1944) y el 57 (“Un músico pendenciero”, mayo del mismo año -republicado en Andanzas Nº 32, aunque sin título) se verifica, por primera vez en Patoruzú un trazo ajeno a Quinterno y Lovato, retomando un perfil más "serio" en el dibujo. Y es donde cuelo mi hipótesis de la aparición de Angel Sagrera. No descarto, sin embargo, que ya en alguno anterior, como “El partido del siglo”, Lovato hubiera contado con su colaboración. 
Dejo finalmente, algunas imágenes de las aventuras de la etapa siguiente, para que puedan comparar con el estilo de Sagrera, del que encontrarán varios ejemplos en este mismo blog, con un simple clic en la etiqueta con su nombre.
 
(1) Episodio diferenciado de “El hombre de las mil caras”, aunque en la Andanzas Nº 4 aparezca unificado con dicho título; la razón es que se continuaban en la revista semanal, perteneciendo el intermedio -“El gran duque de la mancha”- al diario El Mundo”.
(2) Cabe acotar que en la lista de La Bañadera  -que utilizo como guía, a pesar de algunos errores- este episodio, originario de El Mundo, aparece como reeditado en la Andanzas Nº 42, cuando en realidad el publicado allí es muy posterior y proviene de la revista semanal.
(3) Aquí sí, lo reeditado en el Nº 54 de Andanzas, se corresponde a lo aparecido en El Mundo, y no a la versión de la semanal. Evidentemente, Quinterno decidió cerrar la etapa de reediciones con obra propia.
(4) Nuevo error de La Bañadera, ya que la versión publicada en el nro. 70 de Andanzas no es la de Lovato.
(5) Idem anterior, en relación al Nº 195 de Andanzas, que resulta una versión hecha para esta revista, muy distante de la original.

9 comentarios:

  1. Viendo esta lista y asumiendo que de este material cuento con apenas un puñado de números digitalizados, definitivamente Lobato es a quien reconozco como el hacedor del Patoruzú que mas me gusta. A Quinterno nadie le puede dejar de reconocer su inmenso talento y unos dibujos deliciosos en series como el "El gran Duque..", además claro de la autoría del indio, pero es Lobato quien moldea al ( para mi )"verdadero" Patoruzú.
    El estilo de Sagrera continua esa línea, por lo que puedo apreciar en las tiras posteadas.
    Gran post, Miguel! Estos datos, igual que los listados de Semanales y otras perlitas que voy juntando por la web, me ayudan a entender la dinámica de la editorial y conocer un poco mas allá de la época cíclica de reediciones con la que crecí.
    Te mando un abrazo
    Eduardo

    ResponderEliminar
  2. Al igual que con Batman, disentimos, Eduardo. Mis lecturas infantiles de Patoruzú, empiezan recién a fines de la numeración del 50 de Andanzas, con las "inéditas", y durante mucho tiempo, ése fue el dibujo que más me gustó. Cuando conocí los trabajos de Quinterno, me resultaban extraños, y los de Lovato más extraños aún. Con los años, revalorizo enormemente la singularidad de Quinterno, no me gusta el estilo "dibujo animado" de Lovato, y el posterior, si bien me sigue gustando, me parece un tanto adocenado. Lovato, insisto, era un gran dibujante, cuyo mérito se puede apreciar en "Rinkel, el ballenero", en la historieta seria, y en Patoruzito en la cómica, no así en Patoruzú, a mi criterio. Gracias por los elogios. Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen informe Miguel, para los que como en mi caso no entendemos nada de dibujos ni trazos, asi podemos identificar el dibujante de cada andanza. En mi caso tambien creo el dibujo que mas me gusto es el que aparecio despues del numero 50 en las ineditas, los otros anteriores que conoci hace poco tambien los veia extraños, saludos

    ResponderEliminar
  4. Excelente nota por donde se la mire, Miguel. Aporta y ayuda mucho.
    A veces pienso en aquellos que se están acercando ahora al mundo Patoruzú (desde los que simplemente quieren leer las historietas hasta los que procuran investigar) y se encuentran en la web con tu blog y otra media docena de ellos que están (¿puedo decir, con cierto pudor, estamos?)brindando una información tanto en datos y análisis como en imagenes que se ha hecho muy valioso. Cúanto pueden leer, aprender, atar varios cabos y en definitiva disfrutar de todo esto. No digo "misión cumplida" porque hay mucho más por hacer y ofrecer, pero que la misión se está cumpliendo, se está cumpliendo, si señor.
    Abrazos y felicitaciones.

    ResponderEliminar
  5. Chas gracias, muchachos. Por supuesto que "estamos". Y conforme los comentarios, se me dio por pensar que a veces, los veteranos, damos por sentadas ciertas circunstancias. Esto, a las nuevas generaciones, puede llegar a resultarles un tanto críptico, en tanto el contexto es complejo. Así que decidí ampliar un poco el post, con uno nuevo, que subo en breve. Abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  6. Genial, Miguel!
    Muy profundo y completo tu análisis. Es muy importante llegar hasta el hueso en todas las cuestiones, a mi me desvela la parte numerológica, pero por cierto el tema de quiénes hicieron los dibujos y los textos es prioridad absoluta. Lo más importante.
    No estaría faltando Honorable John entre Upa y el misterio de la gruta y ¡Flor de socios!?
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Gracias, querido! "Honorable John" es la continuidad en El Mundo, de "Joyas y piratas". A mi criterio, ambas historias se hallan absolutalmente concatenadas, y no veo razón para dividirlas, más allá del cambio de villanos. Distinto es el caso de "El hombre de las mil caras" y "Los espías", donde se verifica una larga transición entre ambos episodios, y no sólo se cambia de villanos, sino también de escenarios. Pero son criterios subjetivos, por supuesto. Abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Ah! No lo sabía. Claro, Upa y el misterio de la gruta no salió en El Mundo.
    Gracias por la aclaración.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. A mi me encantan los dibujos de Patoruzú de todas las épocas, pero si me viera en la obligación de elegir alguno me quedo con los de Quinterno del período 1935-1940 y con los de las Andanzas del período de las inéditas Nº 55 hasta cerca de la Nº 90.

    ResponderEliminar