SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

lunes, julio 13, 2009

EL GRAN GREG

Entre los grandes creadores integrales que ha dado la escuela franco-belga se encuentra, sin lugar a dudas, Michel Regnier, más conocido como Greg. Brilló como dibujante, pero también realizó innumerables guiones, entre los que se puede mencionar Z como Zorglub, uno de los mejores de Spirou.
Hace un tiempo me referí a Greg por la autoría de Ezo del Espacio, y lo volvió a traer a mi memoria el descubrimiento de Oliverio y Colombina, en la Patoruzito Escolar.
A raíz de esto, me puse a revisar en el CDisplay la maravillosa serie -que integra la lista de las que tendré que traerme impresas, el día que viaje a Francia-, y me encontré con una perlita.
En La bulle de si -c'etait- vrai, el segundo álbum, Olivier Rameau, acompañado siempre por Monsieur Pertinent y Colombe Tiredaile, parte a la búsqueda de la burbuja del título. Esta constituye el único remedio para una epidemia altamente contagiosa que amenaza aniquilar a los habitantes de Hallucinaville (cualquier parecido con la actualidad resulta mera casualidad), y cuyo primer síntoma es el hipo.
Después atravesar muchas peripecias -entre ellas el hilarante encuentro con una comunidad de hippies-, arriban al lugar donde se encuentra oculta la burbuja. Pero un ogro la custodia, presto a devorar a cualquiera que llegue hasta allí. La única forma de escapar es planteándole una adivinanza de la que él no acierte la respuesta, cosa que no ha sucedido nunca.
Monsieur Pertinent, seguro de triunfar, se la formula:
“Siempre estoy sentado, pero siempre me sumerjo en la aventura.
Trabajo a cuatro manos, pero dos no son mías.
Dialogo sin abrir la boca.
Hago que nazcan montones de criaturas. Raramente se me parecen. Ellas me hacen vivir, pero también son las que me hacen trabajar.
Puedo desviar la curva de un proyectil, decidir la lluvia a voluntad o crear nuevas razas de animales, y sin embargo, soy un hombre ordinario.
Por último, sin mí, usted no existiría. Quién soy?”
El ogro se declara vencido y suplica la respuesta.
“Elemental, mi buen amigo -contesta Monsieur Pertinent-.
Usted acaba de oír la más exacta definición de un guionista de historietas!”
Me acotaba Violi, hace poco, que el recurso de la historieta dentro de la historieta lo cansa. Lo entiendo, ya que se ha usado hasta el hartazgo, y lo que es peor, de manera poco inteligente. Pero cuando, como en el caso de Greg, aparece instrumentado en forma noble -y en una época en que no resultaba tan frecuente-, no puede dejar de admirarse.

Chapeau!

3 comentarios:

  1. Che no se te puede seguir desde el feisbu' a vo'?

    El PyBe

    ResponderEliminar
  2. vraiment, chapeau!

    Lo más lindo es el detalle de que sin el sujeto que describe la adivinanza, el ogro tampoco existiría.

    ResponderEliminar
  3. Teban: en vez de perder tiempo con el féisbuc, por qué no te ponés a dibujar? No tenés ningún guión pendiente por ahí? Ya te agregué, piscuí.
    Fabio: justamente, el juego de implicancias que abre es muy rico.

    ResponderEliminar