SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

viernes, septiembre 22, 2006

GALERIA DE VILLANOS. HOY NOS VISITA: LEX LUTHOR.

"Adónde puede llegar, Súperman, la Peladera...?" (Leo Maslíah)

La primera aparición de Lex Luthor se produce en el Nº 23 de Action Comics, de abril de 1940. Es decir, dos años después del nacimiento de Súperman. Hoy día, en "Superman Returns" -que aún no he visto- es el antagonista absoluto. Ignoro de cuando data la kryptonita, ese extraño mineral (con sus muchas variantes de color), originario del planeta natal del volador, pero sí recuerdo que en la época que yo leía la historieta, Luthor era el único que la poseía y eso le daba el rango de principal enemigo, más allá de Mr. Mxyztplk, cuya primera aparición es cuatro años posterior a la del pelado.

En "El Protegido" (2001, del indio -ya citado en este blog- M. Night Shyamalan) Samuel Jackson -negro- busca desesperadamente inducir a Bruce Willis -blanquísimo- a que asuma su naturaleza de superhéroe. Al revés de la formulación clásica, allí es el villano el que necesita de su contracara para existir . Pero es aún más sutil la idea que sean los arquetipos mismos los que creen su propio antagonismo.

Porque esa necesidad no surge, en realidad, del héroe o el antihéroe, sino de quién los concibe.

Ocupándose de Súperman, Umberto Eco (en "Apocalípticos e integrados") parte de que la "mitificación" de las imágenes religiosas fue un hecho institucional que provenía de la alta jerarquía eclesiástica. Su objetivo era traducir, a través de dichos íconos, datos conceptuales que pudieran ser captados por el pueblo sencillo.

Y posteriormente, ya en el contexto del magistral análisis sobre el tratamiento del tiempo en esta historieta, dice: "Puesto que el mito no está aislado ejemplarmente en una dimensión de eternidad, sino que, para ser compatible, debe hallarse inmerso en el flujo de la historia actuante, esta historia es negada automáticamente como flujo y vista como presente inmóvil".

Eco remarca que si se le consultara a los guionistas de Súperman sobre cualquiera de sus enunciados, negarían rotundamente que se hubieran propuesto tales cosas.

Aventuro que no podría decirse lo mismo de los actuales responsables de "Superman Returns", que incluso -sobre todo los productores- deben haber leído a Eco, realimentando así el producto.

Me pregunto cuál puede ser la razón para sacar a relucir a Lex Luthor justo en este momento...

Porque la negación del flujo histórico se puede leer también como la necesidad de permanencia de la representación simbólica que constituye Súperman. Pocos íconos han representado tan eficazmente a la sociedad capitalista, y específicamente a EEUU, como el hombre de Krypton.

Claro que ya en el plano de la realidad, y no en el de la historieta, ese presente inmóvil del sistema capitalista no lo es tal; por el contrario, sufre transformaciones vertiginosas.

Cómo hacer, entonces, para que el mito pueda seguir siendo eficaz, sin alterar su esencia inmutable?

Hurgar en sus elementos para encontrar aquél que mejor se adecúe a la resignificación en un determinado momento histórico, parece ser una buena fórmula.

El gran enemigo, creado por Bush y sus mandantes, estaba también en Súperman. A través de él, el pueblo sencillo puede entender mejor de qué se trata esta guerra.

Todavía, como dije, no vi la peli. Espero que no hayan sido tan poco sutiles como para hacerle crecer el pelo y una larga barba a Lex Luthor .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario