SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

lunes, octubre 26, 2009

TRIC Y TRAKE

Ayer, por una contingencia, tuve que cambiar de ruta para ir al teatro y pasé por Parque Rivadavia. Hacía bastante que no andaba por ahí, de modo que pese a no tener mucho tiempo, pegué una recorrida. Más que historietas buscaba una novela de Highsmith, que ando con ganas de releer. Pero me terminé trayendo una Tric y Trake de los '60. No es una revista que me entusiasme, pero la compré por tres motivos: precio (una ganga) , tapa (excelente) y la reciente mención del maestro Grillo a que le gustaría revisar las antiguas tiras. Este ejemplar trae una docena de ellas, provenientes presumiblemente del diario "El Mundo", bajo el título "Colección Tric y Trake", que reproduzco para él y para todo aquél que se interese.





2 comentarios:

  1. Gracias, Dao! Son mucho mejor de lo que me acordaba, pero sin querer hacerme el exquisito debo decir que esta debe ser una epoca "corporativa" de la historieta. Alguien que haria los lapices, otro que pasaria la tinta, etc. No se puede juzgar bien. Se notan varias manos, sobre todo en los personajes secundarios. Donde estoy seguro que esta la mano de Daloisio es en la pagina de abajo de todo, por el dibujo de la mina, digo, que es mas consistente con el estilo de Tric y Trake que los otros.
    Gracias de nuevo por la cortesia, Dao!

    ResponderEliminar
  2. Para mí es un gusto poder complacer los pedidos, Oscar.

    ResponderEliminar