SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

martes, febrero 26, 2008

ESCENA BREVE

LA ESCENA, EN UNA PLAZA PUBLICA. LLEGA EL HISTORIETISTA, CON UN BANQUITO, SE SUBE A EL Y VOCIFERA POR ALTAVOZ:
HISTORIETISTA:
La historieta es el noveno arte, entérense manga de ignorantes!!!!
SEÑOR QUE PASA: (tímidamente)
Disculpe, podría explicarme por qué?
HISTORIETISTA:
Cóooomo por qué? El arte, según lo define el diccionario...
SEÑOR QUE PASA:
No, no. Lo del diccionario ya lo leí en un blog, y la verdad, que terminé con un matete bárbaro en la cabeza. Explíqueme lo de noveno...
HISTORIETISTA:
Tiene para anotar? Arquitectura. Escultura. Teatro. Literatura. Música. Danza. Pintura... va contando?
SEÑOR QUE PASA:
Eeeh... no. Me perdí. Voy por escultura, recién...
HISTORIETISTA:
No importa! Siete! Enumeré siete!
SEÑOR QUE PASA:
Pero cómo? El cine no es el séptimo arte? Ud. no lo nombró...
HISTORIETISTA:
Es que algunos no cuentan la arquitectura. Siendo así el cine es séptimo...
SEÑOR QUE PASA:
Igual falta el octavo...
HISTORIETISTA:
Ese puesto está disputado entre la fotografía, la televisión, lo digital...
SEÑOR QUE PASA:
Ah, entonces ustedes, los de la historieta, aún a riesgo de ser cola e’ perro, se agarraron un lugar seguro...
EL HISTORIETISTA VA A CONTESTAR, PERO LO INTERRUMPE UNA SEÑORA GORDA QUE HACE INDIGNADOS GORGORITOS.
SEÑORA GORDA: Y la ópera??? Dónde me ubica la ópera???
HISTORIETISTA:
Déjese de joder, señora! La ópera es una rama de la música y del teatro por partes iguales, una mixtura de géneros!
LA SEÑORA GORDA SE DESMAYA, Y EL SEÑOR QUE PASA, MIENTRAS LA ASISTE, RECRIMINA:
SEÑOR QUE PASA:
No debió decirle eso. Mire lo que logró.
HISTORIETISTA:
Yo no voy a andar censurando mis verdades de ARRRTISSSTA, por una gorda culona!!!
SEÑOR QUE PASA:
Sí, todo lo que Ud. quiera, pero tendría que considerar que la historieta también es tributaria del dibujo, la pintura, la narrativa....
HISTORIETISTA:
Poooorrrr favorrrrrr! Esto está lleno de ignorantes!!! La historieta logró diferenciarse netamente de esas disciplinas!!!!
EN TANTO, HA LLEGADO UNA AMBULANCIA PARA AUXILIAR A LA GORDA. UN CAMILLERO SE METE EN LA DISCUSION
CAMILLERO:
No pude dejar de escuchar. Me presento, soy José Camilla y he escrito un ensayo sobre mi oficio, intitulado “Camilla a tiempo o muerte, ese es el dilema”....
HISTORIETISTA:
Y eso qué tiene que ver??? Llévese a la gorda y no joda!!!
CAMILLERO:
Tiene que ver. Le explico: el ensayo es parte del género narrativo. A la literatura también se la identifica con la narrativa. O sea que si la literatura es arte, y eso nadie lo discute, el ensayo, por carácter transitivo, necesariamente tiene que serlo. Pero resulta que es lo suficientemente distinto de la novela o el cuento, como para tener una categoría independiente. Por lo que en este sencillo acto paso a reclamar para el ensayo el noveno lugar en el campo del arte...
HISTORIETISTA:
Yo llegué primero!!! El noveno es mío!!!
SIN HACER CASO, EL CAMILLERO LE ARRANCA EL ALTAVOZ Y VOCIFERA: “Soy un artista, soy un artista!!!!”. EL HISTORIETISTA LITERALMENTE EXPLOTA CON UN ESTRUENDOSO “BOOOOMMM”, LA SEÑORA GORDA MUERE CANTANDO UN ARIA DE VERDI Y EL SEÑOR QUE PASA SACA UN DICCIONARIO DEL BOLSILLO, SE SIENTA EN UN BANCO Y EMPIEZA A BUSCAR LA DEFINICION DE LA PALABRA “CULO”.

26 comentarios:

  1. Jua.
    Yo no creo en la enumeración del arte, y creo que dibujador no entendió lo que quise decir con lo de arte choto (no por culpa de dibujador, sino que soy una bestia para explicarme)
    Dije lo de arte choto porque parece que si algo es arte significa que tiene un valor en sí ("ah, es arte!" sonidos angelicales aaaah!). Me parece que hay que desacralizar la palabra. Algo que, gracias a las vedettes como Wanda Nara o moria casán, que nos recuerdan muy seguido que son artistas, se va haciendo cada vez más fácil. Y en mi opinión, con ser arte no se le agrega ningún valor. es arte y punto. un auto es un auto y punto. A algunos le gustarán más las ferraris, a otro los meharis. A algunos les gustara más botero y a otros picasso. No creo que hay manera de puntualizar cual es mejor y cual es peor, es absolutamente objetivo, para algunos es sofovich, para otros arthur miller. Odio las estrellitas que le ponen a las películas de cine.
    Dije lo de arte choto porque parece que si algo es arte significa que es bueno.
    Me sorprende un poco el pánico que le tienen al mataburros. Los diccionarios son herramientas para aclarar y entendernos mejor. Pensamos en palabras, así que mientras más palabras sepamos con sus significados adecuados, mejor va a ser la calidad de nuestros pensamientos.
    Para mi maus es arte y nippur de lagash también, porque, al igual que el minjitorio de Duchamp, y la caja de Brillo y citizen kane y flash gordon, están ahí para decir algo, y expresarlo según el talento y la personalidad de los autores.
    Ahora que tal cosa es una "OBRA DE ARTE" viene con una conotación diferente. Se usa "OBRA DE..." como expresión para destacar algo que sobresale por encima del arte mas mediocre. A lo mejor es esto lo que empezo todo este chorizo... "¿Las historietas son una OBRA DE ArtE, como la venus de milo o la capilla sistina?" Ahí creo que queda en el gusto de cada uno. Tuve la suerte de ver la capilla sistina y me mató, se me calleron las medias, no lo podía creer. La venus de milo, eh... bien, señora sin brazos. Me conmovió más Maus. Así que queda en cada uno.
    Pero me sigue pareciendo que es importante definir qué es el arte. Definanlon por aristóteles, o por warhol o por su profesor de tercer grado, pero sino podemos seguir hablando y dando vueltas y estar todos de acuerdo pero sin darnos cuenta porque todos tenemos diferentes idéas de lo que se está tratando acá.
    Más allá de todo, un placer dialogar con ustedes. Sin tener que soportar las agresiones baratas del anonimato internetiano (euh, que fea palabra), sino exponiendo ideas.
    L
    PD soy yó el historietista del cuento de la plaza, miguel?... te olvidaste de las orejas de conejo.

    ResponderEliminar
  2. nunca me dio por escribir tan largo, pero por lo visto me divierte esta polémica...
    Sigo dibujando que tengo que entregar muchas "no obras de arte..."

    ResponderEliminar
  3. Cóoooomo "cuento", Liniers??? Mestraña!!! Es TIIIIAAAATRO!!! La primera de todas las artes!!! Número 1 en el rankin!!! (...báh, de última, si me salió muy chota como escena, puede servir de argumento pa' historieta). Vos sabés que de pibe me gustaba dibujar caras, imaginarias, caricaturescas. Caras, nomás. Cuerpos, no. Y no faltaba alguno que viniera a preguntarme de quien se trataba. Yo no contestaba la pregunta entonces, pa' que cada uno viera a quien quisiera. Tampoco te respondo ahora si sos o no el historietista. En lo que se escribió acá hay datos pa' tirar pa'rriba. Fijáte lo que dice el Dibujador de la Minujin, por ejemplo. A propósito... Me llamó la atención algo de lo último que subiste, lo de Los Soprano (no te comento en tu blog, porque me cagan a palos). Off-tira, explicaste por donde iba tu interpretación, que se contradijo con la de varios y con otras posibles. También se dió el fenómeno de que no se te discutió eso. O sea que vos y tus lectores parecen pensar que la creación tiene una interpretación unívoca, que hay que anclarla. Y que solo el autor tiene la autoridad para hacerlo. Me equivoco? Obviamente, te pido que me contestes por vos, no por tus lectores.

    ResponderEliminar
  4. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  5. Yo veo dos posibles usos para la palabra "arte". "Arte" como etiqueta, casi como un género: "cine arte", al lado de "western", "ciencia ficción", "comedia", etc. Está así en los videoclubes.
    Ahí, la cuestión es de mercado. En algún momento (hoy, por ejemplo), me puede convenir vender la historieta como arte: para entrar a bibliotecas y librerías, para obtener publicidad gratis (o no) de suplementos culturales, para obtener subsidios del Estado y demás. Por poner ejemplos teatrales, no vendo "Más pinas que las gallutas" de Emilio Disi del mismo modo que vendo una obra de Gambaro. Por poner ejemplos de historieta, las estrategias de Maus o Persepolis.

    Otra, "arte" como un modo específico de producción. Desinteresado quizás no sea una palabra precisa. Pero por ahí anda: con un interés de largo plazo, mediado, con autonomía respecto de otros campos (la economía, la religión, la política). No produzco un objeto bajo el modo "arte" para obtener un resultado inmediato en el mercado sino para obtener beneficios simbólicos: una posición en el campo artístico, reconocimiento de los pares, reconocimiento crítico. Capaz que además, me hago millonario, pero es otro tema.
    Bourdieu me quemó la cabeza.

    Creo que a partir de los 60 (y mucho más desde los '90) la historieta ha dado producciones con esa autonomía respecto del campo económico, algo que NUNCA había ocurrido antes. Corríjame, DAO, pero creo que era impensable que Mazzone o Quinterno o Ferro o Divito se sentaran a dibujar si no había un encargo o un negocio concretos de por medio. No podían ni pensarlo, y nadie puede reprocharles nada.

    Pero algo cambió, y algunas de las historietas más significativas (más allá del juicio de valor) de las últimas décadas vienen desde autores que alguna vez se pusieron a producir porque sí, para el futuro o, muy habitualmente, para la autoedición. El Morón Suburbio de Angel Mosquito, el Macanudo de Liniers; Ware, Clowes o los hermanos Hernández en USA; la gente de L'Asociation (Trondheim, por ejemplo) en Francia, forman parte de esa tradición.

    Ojo, este modo de producción también ha largado carradas de basura autocomplaciente. Pero es una alternativa posible.

    Qué largo: quiero decir que no se trata de subirse al banquito (¡qué talento para la simplificación ridícula, DAO, parece Ionesco!). Coincido en que eso no tiene importancia. Y que para decir que la historieta es arte no basta con hacer una manifestación: hay que producir como se produce esa actividad socialmente denominada "arte". Eso puede dar resultados interesantes y horrendos, pero es otro tema.

    ResponderEliminar
  6. Eeeeepa, compararme con Ionesco, que honor! Ya le dije por ài, Federico, m'hijo, que su concepción de la historieta como arte termina resultando netamente utilitaria. Acá no hace más que corroborarlo. Lo que sí me agrega es una conmovedora épica del historietista creando sin pensar en la utilidad económica -inmediata-. Y al menos, mientras no se llena de guita, se lo llama artista, lo que lo alienta a seguir. Ja' joder, Fede, mirá p'al costado! Sabés las décadas que la vienen remado los grupos independientes de teatro, poniendo de sus bolsillos pa' escenografías, vestuario, seguros de sala, publicidad??? Y el cuerpo, además. Muy distinto a invertir en plumines y estar sentado a una mesa... Y te aseguro que a los tiatreros independientes, los beneficios simbólicos de realizar una actividad conceptuada como "arte", les sirve pa' limpiarse el culo. Perdón, de nuevo me traiciona mi talento para simplificar... En parte es cierto lo de los subsidios y concursos y todo eso. Pero con dicho criterio, llamemos arte a todo pa' que venga la ayuda financiera. De acuerdo con que acuerdes en que no se trata nomás de manifestarlo. Pero me parece que las fundamentaciones no van por este lado...

    ResponderEliminar
  7. "Más pinas que las gallutas"... qué título!!! Por qué no se me habrá ocurrido a mí???

    ResponderEliminar
  8. Yo no se que tendrá que ver si es el 1 er arte o el arte 3 millones.
    Un Arte es un arte, y más la Historieta que combina dibujos, historias,narraciones,enfoques cinematograficos y demás.
    Yo creo que la Historieta es el antecesor del Cine asi que decir que no es Arte es ridiculo.

    ResponderEliminar
  9. Estamos en la misma, Martín. Se trata de quien llegó primero...

    ResponderEliminar
  10. Quién ? ?????????????
    Se trata de algún tipo de carrera ?
    jajajjaj

    Un abrazo chamigo !

    ResponderEliminar
  11. No, querido Martín. Lo acoto por lo que vos mismo decís. Primero afirmás que no tiene nada que ver la ubicación, y yo estoy de acuerdo, por eso me cago de risa de los que hablan de "noveno" arte. Pero después entrás en la tautología pura y afirmás que porque la Historieta precede al cine (en realidad son lenguajes prácticamente contemporáneos) es ridículo decir que no es arte. O sea, que lo convertís en una cuestión de precedencias, que es lo mismo que la ubicación que criticás. Repito: no digo que la historieta no sea arte. Quiero que me expliquen por qué, y desde el lenguaje mismo. Cuáles son las herramientas específicas, los códigos expresivos propios, que la llevan a despegarse de los demás lenguajes a los que a todas luces tributa, y convertirse en un arte autónomo. Otra cosa son los artistas que pueden o no dedicarse a ella. Otra cosa son las obras maestras que puedan o no producir esos artistas dentro del género. Nada de eso contesta a mis preguntas. No hay problema que sigan discurriendo por esos rumbos. Este es un blog abierto a casi todo. Pero, en tanto, yo seguiré en la duda. Abrazo

    ResponderEliminar
  12. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  13. Aclaro que los comments suprimidos son links que dejan (generalmente dicen nada más que "See HERE")y llevan a páginas con virus. Si ven alguno por el estilo no se ensarten.

    ResponderEliminar
  14. El arte choto como concepto no me parece muy distinto del "bad painting". Obras que se consagran como artísticas a pesar de ir en contra de algunos valores estéticos clásicos como armonía, etc.
    La connotación de que lo artístico es además bueno no es casual. Así era para los griegos: lo bello debía ser verdadero y bueno necesariamente. Los renacentistas adoptaron esta idea. Así que sí, cuando se dice que algo es arte está implícita la idea de que es verdadero y bueno, en el sentido que sea. Y lo es.
    Por eso creo que se arma quilombo y la gente se ofende, porque le tocan la moral. Si yo me manifiesto plásticamente y no me consideran arte lo que hago, significa que soy malo, mediocre, etc.
    Después vuelvo, me tengo que ir!

    ResponderEliminar
  15. Por supuesto que la belleza era un elemento esencial del arte para los clásicos. Ahora, tendríamos que ver que significa actualmente el término. Por ejemplo, los poetas malditos (Baudelaire, Rimbaud, Verlaine, Mallarmé) reaccionaron contra el concepto de belleza que instauraron los románticos. Yo propondría el tema de la forma, antes que el de la belleza, para encontrar algún parámetro más o menos objetivo a la hora de evaluar la creación. El arte es fundamentalmente forma. Esa forma, más allá del estilo o lenguaje que exprese, debería reunir algunos requisitos mínimos de coherencia, de armonía. A veces
    los indicadores surgen de obras y estilos similares. Así podemos decir que un novelista es menor en comparación con otro de su mismo estilo, por más que haya mucha gente que consuma -le guste- el primero. Pero hay momentos históricos en que se inauguran formas, generalmente por reacción a lo anterior, y hasta que se perfeccionan y encuentran su propio camino (ya no operando por oposición) se abre todo un período de incertidumbres. Jarry hoy día es un clásico, pero el Ubú fue abucheado en su estreno. Hay otros que también fueron abucheados y lo seguirían siendo actualmente. Entonces, cómo se evalúan las nuevas formas, en tanto no se hayan consolidadas? Creo el parámetro podría ser la coherencia interna de esa forma y la originalidad del lenguaje que proponen. Lo mismo pasa con los géneros que surgen. Cine e historieta han transcurrido por idéntico tiempo histórico. Mientras que el primero se afianzó y ofrece múltiples parámetros de evaluación desde D.W.Griffith en adelante, la historieta, si bien arrancó muy bien con un Winsor Mc Cay, todavía anda en pañales. Creo que por un lado, como ya he arrimado, es porque no se produjeron las suficientes obras de arte. Por algo en este debate no han surgido muchos más ejemplos que el de Maus (Liniers se fue a la mierda con Nippur). Esforzándose me hablarán de la obra del viejo Breccia (comparto)y de unos cuantos otros. Yo diré -por primera vez- como Federico: "Y...???". No alcanza, muchachos, convenzánse. Por otra parte, el cine se pensó a sí mismo como arte desde el principio. La historieta, en cambio, sufrió durante mucho tiempo de complejo de inferioridad. Hasta hoy día, inclusive... Qué otra cosa traduce la expresión "Cine Portátil"? No se sale de los traumas infantiles gritando: "Ya me curé!!!"
    La otra hipótesis -que explica además la ausencia de obras maestras- es que la historieta no logra afirmar todavía un lenguaje propio, independiente de plástica y literatura. Hay que trabajar en ese terreno, insisto por última vez. Buscar la especificidad del género, explorar sus límites, poner en crisis todas las certezas. Algunos están buscando bien, otros se van al carajo (Cachimba es un buen ejemplo para una y otra instancia reunidas en un mismo historietista). Pero no basta con hacer, también hay que REFLEXIONAR. Así, algún día, la historieta será arte, sin necesidad que nadie se suba a un banquito para gritarlo.

    ResponderEliminar
  16. En realidad yo tengo entendido que con Baudelaire comienza el Romanticismo como movimiento cultural e ideológico tal como lo conocemos hoy. Lo que hizo Baudelaire ahi fue unir lo bello al juicio de las emociones (si se puede decir eso), oponiéndose al reinado de la Razón que venía ocupando todo el terreno. Lo Bello para él es lo trágico, lo angustioso, lo misterioso, lo profundo, lo oscuro, lo ominoso, lo prohibido, etc. "Las flores del mal".
    Reaccionaba si se quiere contra la Ilustración. Era mucha luz, mucho positivismo: el tipo agarró, inventó la melancolía, y ponderó las emociones.
    En la música se puede ver esta transición de Mozart a Beethoven.
    Dolina se hace eco de esa ideología cuando en las Crónicas del Angel Gris postula que el arte tiene que ver con el llanto. Los artistas tienen que sufrir un poco, tener algo de "angst" (palabra que me enseñó Grillo). De otro modo, sus producciones parecen ser compadradas naifs.
    Estas ideas perduran en la tradición cultural en nuestros días, sobre todo claro, en la poesía. Cualquiera que esté medio triste se escribe un par de poesías pa sublimar un poco.
    Por ejemplo, lo que es "interesante", que es una categoría estética que se usa mucho hoy en día en la crítica, y con buenas connotaciones, se empezó a usar a partir del siglo XVIII. Antes lo "interesante" no tenía valor para juzgar una obra de arte. Se empezó a admitir la polisemia y la indefinición a partir de ahi.
    El artista maldito es una invención de esa época. Ahí miraron para atrás y se dieron cuenta de que Miguel Angel era sufrido; reinterpretaron su obra, y le encontraron sentidos nuevos. Los contemporáneos de Miguel Angel no lo veían de ese modo.

    Dao, yo no opondría forma a belleza sino justamente lo contrario. La belleza está ahí, dónde sinó. Mire las curvas de una mujer, son sus formas lo que nos atre. Su simetría, su ritmo al caminar.
    Y quién es bueno para contar chistes? Un chiste mal contado pierde su gracia, porque su contenido es la forma misma en la que lo percibimos. El humor tiene su belleza y su sentido en la forma en la que se suceden las ideas. El lenguaje es esencialmente forma.
    Y yo creo que esto se descuida hoy día.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, mire, acá hay que abreviar, sino se me aburren. Baudelaire es síntesis, dialécticamente hablando, del Romanticismo. Pero ve, mi querido Dibujador, como todas estas cuestiones merecen tratados, muchos de los cuales ya están escritos, como bien lo señaló alguno por acá. No está nada mal que se revise la historia del arte (y los diccionarios, de paso, pa' no contradecir a Liniers). Pero tampoco quita que usté, que no es historietista, como lo aclaró (pero sí artista, aclaro yo) traiga estos temas. Les va a venir bien a los historietistas prenderse con Ud., ya que a mí no me responden las preguntas que formulo...
    Justamente, porque acordamos que el arte es esencialmente forma, de allí se desprendería el análisis de belleza, contenido y demás. En el teatro, con un mismo contenido, se puede hacer una obra maestra como "Casa de Muñecas" o un panfleto feminista. La diferencia radica en la forma. Un fragmento de un cuadro puede ser muy bello (cualquiera sea la acepción que le demos a la palabra) pero presentar un grave desequilibrio formal en su conjunto. O sea que no opongo, sino que subordino (me perdonarán los que no creen en las jerarquías...)
    A ud. lo atrae el ritmo de caminar de las minas? Mire usté... Me voy a empezar a fijar en eso, también...

    ResponderEliminar
  18. Voy a completar la idea del comentario que dejé al irme:
    "Si yo me manifiesto plásticamente y no me consideran arte lo que hago, significa que soy malo, mediocre, etc."
    Se considera comúnmente que el arte nace de un artista, y que éste como tal tiene alguna especie de talento. El artista es talentoso o no es artista. Por eso la gente se pelea. En todas las culturas y sociedades se valora mucho la posesión de capacidades sobresalientes, porque es una energía que da cierto poder. Compárese con el "mana" polinesio.
    Es muy bueno un texto de Schopenhauer sobre el "genio".
    Si se me permite voy a transcribir algunos párrafos.

    "(...) dedúcese que el genio consiste esencialmente en la perfección y energía del conocimiento intuitivo: por eso calificamos de obras de arte las que proceden directamente de la intuición y rectamente se dirigen a ella, tanto las que pertenecen a las artes plásticas como a la poesía, que transmite sus intuiciones por medio de la imaginación. De esta manera podemos diferenciar el genio del talento; éste consiste más bien en una ductilidad y penetración superiores del conocimiento discursivo, que no en el intuitivo; el hombre de talento piensa con más rapidez y mayor exactitud que los demás; el genio ve un mundo diferente del que ven los otros hombres porque su mirada penetra más profundamente en ese mundo que se ofrece a los ojos de todos, pero que en su cerebro se presenta más puro y preciso."

    Juro que transcribiría todo el capítulo. Uno más y no jodemos más.

    "Toda verdadera obra de arte, todo pensamiento imperecedero, está tocado por la chispa vivificadora de la percepción intuitiva (-que para el autor es una operación de la inteligencia, no sólo de los sentidos-) Todo pensamiento profundo y original supone imágenes. Los conceptos no producen más que obras de talento, pensamientos discretos, imitaciones, y por regla general, todo aquello que se encamina únicamente a satisfacer las necesidades del día y a agradar a los contemporáneos."
    "La mediocridad consiste sustancialmente en que la inteligencia, todavía muy ligada a la voluntad, no trabaja más que a instigación de ésta, estando por lo tanto enteramente a su servicio. Las medianías no tienen otras miras que las personales, a lo que se debe que hagan cuadros malos, poesías sosas, filosofías insignificantes, absurdas y hasta de mala fe. Toda su conducta, todo su pensamiento es personal. Con suerte adoptan una manera, asimilándose la parte exterior, accesoria, facultativa, de las grandes obras. Se apoderan de una envoltura y creen haber alcanzado con ello la perfección y hasta haber superado a los maestros. Si fracasan notoriamente, mas de uno espera triunfar al cabo de fuerza de buena voluntad, sin comprender que esa voluntad es la misma rémora del éxito favorable, ya que siempre se endereza hacia las intenciones personales, las únicas propias para hacer imposible toda obra de arte, toda poesía, toda filosofía seria.
    La buena voluntad es el todo en la moral, en el arte es nada.
    En el arte se necesita poder, como lo indica la palabra alemana ("kunst", arte, del verbo können, poder.)"

    Qué jugoso no? Mucho mejor que un diccionario, aunque tuve que buscar rémora para despejarme la duda. Todo bien con los diccionarios, Liniers.
    Después hace unas relaciones entre el genio, la locura, y la infancia que son otra delicia.
    Otra de las cuestiones que me parece que los románticos sumaron como valor estético es la juventud, época emocional si las hay. Y miren hoy esta adolescentización general.

    ResponderEliminar
  19. Dibujador: nos estamos cruzando los comments. Si Ud. no tiene nada pa' decir del mío anterior, que descarto no leyó cuando subió éste, yo le respondo un par de cositas. Cuestión de orden, vió?

    ResponderEliminar
  20. Disculpe mi entusiasmo y falta de brevedad.
    Sí Dao, fíjese el caminar, pero no el caminar impostado de las modelos de pasarelas, que es una especie de baile contemporáneo rígido, con pasos en línea recta. El caminar de una mujer "real"; cómo va rebotando, cómo contonea con perfecta simetría las curvas de la cadera, cómo se mueve su pelo. Algunas por ejemplo, si llevan el pelo largo y atado hacen que oscile de lado a lado y otras que vaya de arriba a abajo. Lo primero conviene a las de pelo lacio y lo segundo a las que tienen ondulado o rulos. Si llevan las manos juntas sosteniendo alguna carpeta o sujetando una cartera, este efecto de inercia repercute más.
    Y acá es me voy a contradecir en todo lo que vengo diciendo y me cago en las instituciones y la historia del arte y Schopenjáuer y proclamo que una bella mujer es la obra de arte por excelencia!

    ResponderEliminar
  21. Lo de la forma y el contenido es un tópico importante. Por eso en la especificidad de la historieta como lenguaje está el quid de la cuestión.
    Respetemos el orden, estoy de acuerdo.

    ResponderEliminar
  22. Jua! Viste? Los tipos terminamos siempre hablando minas. Schopenhauer también, aunque las trataba para el carajo. A pesar de todo el desprestigio en que cayó, a mí me parece un tipo admirable por muchas cosas. No sólo por su misoginia, claro. Hay un espíritu en él que se ve poco en esta época. Era un apasionado, ante todo, y yo me identifico en eso. La pasión es una cosa, el enojo es otra. A ver... La pasión suele tener fundamentos, aunque lleva a cometer muchos errores, caer en contradicciones, ser arbitrario a veces. El enojo, en cambio, cae con frecuencia en un fundamentalismo absolutamente irreflexivo, como lo son todos los fundamentalismos. En el medio está la reflexión mesurada, claro. Pero eso también escasea en el mercado hoy día. Predomina el enojo, casi religioso frente a cuestionamientos como los que estamos haciendo. Todo parece convertirse en una cuestión de fe, y de castigo a los herejes que la ponen en duda. Yo, que me enrolo en el primer bando, trato de volver a veces a la mesura e intento por un rato el orden. El texto que transcribiste acá habla más del mecanismo creador que del arte en sí. Es decir, que -según la tesis del filósofo- la obra de arte sería producto exclusivamente del genio del artista. Esto no explica, por ejemplo, que existan genios, cuya producción ha sido marcadamente irregular. Orson Welles, pongamos por caso, que hizo -entre otras maravillas- Citizen Kane. Qué pasó? Se le acabó el genio, que terminó presentando series de televisión? Se es genio de una vez y para siempre? O hay variables psicológicas, sociales, económicas que marcan un deterioro del genio, o una renuncia al mismo? Sería entrar en una problemática un tanto inasible, me parece y que depende de circunstancias muy particulares. Intuyo que hay algo de artificial en este planteo. Como es también arbitraria la división entre genio y talento. Un talento no puede producir obras de arte? El talento está exclusivamente asociado a los conceptos, y éste produce obras mediocres? Podríamos decir que Arthur Miller era un genio, de acuerdo a Schopenhauer? No, porque era un tipo muy reflexivo. No encuadra en el concepto de percepción intuitiva, aún cuando ésta derive de la inteligencia, como aclarás. Miller era muy conciente de adonde apuntaba cuando escribió Las Brujas de Salem, subyace claramente en la pieza un concepto antimaccartista. Pero tenemos el problema que sus obras, en general, no sólo no son mediocres, sino que se sitúan entre lo mejorcito que produjo el teatro del Siglo XX. Entonces... son de lo mejor, pero no obras de arte? Dudo de todo eso.
    Concuerdo, en cambio, en que cualquier expresión del arte es producto de imágenes antes que de ideas. Pero esas imágenes, gestadas por un creador, surgen de su psiquis. Allí se han procesado antes vivencias, observaciones, reflexiones...conceptos. Cuanto más penetremos la realidad, desde todas nuestras facultades -emocionales y racionales-, y cuanto más las hayamos ordenado -conceptualizado- más bagaje tendremos acopiado, e imágenes más potentes surgirán de allí. Mencioné hace poco adherir a Brecht -ejemplo equiparable a Miller respecto a la supuesta diferencia entre genio y talento- en lo de propugnar la formación de un actor -pintor, músico, historietista...- culto. En el concepto extenso de cultura, aclaro. Se trata de estar, en definitiva, profundamente comprometido con el tiempo en que se vive. Eso significa “MIRAR”, título de un libro de Berger, que me trajo a la memoria una mención al tema del maestro Grillo. Y volviendo a la historieta -a la que siempre intento volver aquí-, yo siento (perdónenme, chicos, juro que no es chicana) que falla justamente ese concepto amplio de “mirada”. Sin ese grado de penetración de la realidad -sensorial/intelectual- y sin procesarla no es posible ser artista. Después vienen las herramientas y además la reflexión sobre ellas. Un buen artesano, puede manejar perfectamente las herramientas de cualquier oficio, con sólo haber aprendido a usarlas. Pero es diferente al creador -“artista”, me cuesta usar la palabra-, a aquél que resignifica a través de formas la mirada de sus contemporáneos. Que puede devolverles ángulos que los demás no percibieron antes.
    Por otro lado, en la gestación de una obra, suelen interactuar las imágenes con la reflexión. Se alternan. Genero algo desde la imagen, me detengo, pienso en los caminos posibles que sugiere, elijo finalmente uno que a su vez, vuelve a generar nuevas imágenes... Y está la intervención de la técnica, además. Es apasionante leer a Bacon (el pintor) cuando describe el proceso que puede llevar a la mancha, al accidente. El parte del concepto de imaginación técnica. Es decir la técnica incorporada de tal modo que se puede conjugar con la imaginación (lo cual implica un laburito de años, no se crean). Pero que así y todo lo lleva a uno por caminos previsibles. El verdadero punto de inflexión de la creación -afirma- es el accidente, con la disyuntiva que propone al creador: borrar la mancha y volver al camino conocido, o explorarla sin certidumbres. No lo tengo a mano y lamento hacer un resumen tan pobre. Pero ésa es una lectura recomendable para el que de veras quiere llegar a “artista”.
    Y esto lo describía Bacon, que para mí tiene categoría de genio. Lo aclaro porque creo, sí, que el verdadero genio no necesita conceptualizar demasiado. Su mirada es tan potente y original, que puede prescindir de los conceptos y volcarla sin traducción alguna. Y también reinventar todo el tiempo la técnica. Pero partamos de la base que ninguno de los que nos hemos involucrado en esta charla, somos -supongo- genios. Aunque sí gente capaz de producir “arte” (iba a poner: “de crear”, para no tener que andar usando comillas). Muy contadas veces, en mi caso, que estoy mucho más cerca de la artesanía.

    ResponderEliminar
  23. Ah, Dibujador, se me pasó: lo de abreviar lo decía por mí con el tema Baudelaire y Romanticismo, no por usted. No me pida disculpas, porque yo mismo soy muy arbitrario... a veces contesto en dos líneas y otras me extiendo horas.

    ResponderEliminar
  24. Me parece que en tu respuesta al comienzo decís que dudás de todo eso, pero después tus ideas están perfectamente de acuerdo con lo que transcribí. (Recordemos que son sólo 3 párrafos de "El mundo como voluntad y representación").
    El genio no es genio siempre y todo el tiempo, por supuesto. De hecho los hombres de talento son quizás los que están cerca de ser en algún momento, geniales.
    Pero yo creo que se refiere a los hombres que trascienden su tiempo y los que no. Por ejemplo Mozart y Salieri, que no pudo trascender gracias a su música, pero sin embargo gozaba de cierto prestigio, era músico de la corte, etc.
    El mismo Schopenhauer ha dicho de sí mismo que después del "mundo como voluntad y representación" no escribió nada de importancia, y que ése fue su mejor y más lúcido momento como filósofo.
    Miller puede ser un genio tranquilamente por más reflexivo que sea. El genio puede ser autoconciente, por qué no. Van Gogh era conciente de que su pintura contenía una verdad que no iba a poder ser vista por sus contemporáneos. Lo sabía y tenía razón, por supuesto. No es para que cualquier incomprendido se crea genial.

    Te gustó lo del bagaje psíquico. Yo estoy convencido de que es así.


    No entendí del todo la relación que proponés de Miller y Bacon. Miller reflexivo es genial y sobre Bacon decís "creo, sí, que el verdadero genio no necesita conceptualizar demasiado. Su mirada es tan potente y original, que puede prescindir de los conceptos y volcarla sin traducción alguna".

    Acá cabría analizar un poco la cuestión del expresionismo, y si el arte es comunicación o expresión, o cuánto de cada una.
    Yo descreo de la expresión "libre", y creo que vos también, ya que acordamos que la forma es esencial.

    ResponderEliminar
  25. Lo que digo, Santiago, es que pa' mí, a diferencia de mi misógino de cabecera, tanto el genio como el hombre de talento que conceptualiza, pueden producir obras de arte. Ahora, acordando con este apasionado que muchas veces se equivoca, creo que el genio a menudo no necesita conceptualizar, porque su percepción es tan poderosa, que no solo contiene los conceptos sin que medie reflexión, sino que también los rompe. Ahora, siguiendo a Brecht y a Miller, a los que ubico más como hombres de enorme talento que como genios (quizá de aquí surge la confusión), creo que la reflexión hace crecer el talento, generando ese bagaje psíquico que "me" gustó y que potencia toda imagen creadora. Pero no me des mucha bola a esta altura de la noche. Estuve todo el día con los presentes temas en la cabeza, escribiendo acá, trabajando en otras cosas y, además, acabo de subir otro post. No me pidan que cabecee...

    ResponderEliminar
  26. Ves por qué no tengo que escribir cansado? Salí a comprar fasos, tomé un poco de aire, y tuve que volver acá a rectificarme. Miller era un hombre de gran talento. Brecht, un genio. Por qué? Porque no sólo produjo obras maestras sino que además marcó un antes y un después en el teatro, hizo escuela. Esos son algunos de los rastros pa' ubicar la genialidad, se me ocurre. Lo digo sin ir todavía al link que me dejaste en el nuevo post. Y Brecht es excepción a lo que afirma Schopenhauer. Era un genio que conceptualizaba. Otro genio, totalmente distinto, del teatro es Artaud... pero cuál sería su obra maestra? Todo él, me respondo provisoriamente. En fin... no se puede meter todo en una misma caja, no entra. Ahora sí, me vuá dormir...

    ResponderEliminar