SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

sábado, febrero 16, 2008

EL TEMA LINIERS YA ME HINCHO LAS PELOTAS

Hoy me encontré con que me habían escrito: “Querido Dao, soy yo el que recibe cientos de comentarios en cada post y no vos. Envidioso!!” (ver).
El post no trataba directamente de Liniers, pero el amistoso debate con Federico había llevado de nuevo a él. Por lo que de inmediato pensé, ante el comentario anónimo, que la referencia tenía que ver con el blog del autor de Macanudo, aunque sería simplista atribuirlo al mismo. Acá viene mucho tarado que cree que puede confundirme fácilmente.
Anteriormente, las reacciones de defensa al Virrey, me llevaron a visitar un par de veces su sitio, por las dudas que me hubiera perdido algo (corroboré que no), pero ahora volví para detenerme en los comentarios que le dejan, que en verdad son cientos. No leí todos, por supuesto, ya que para muestra basta un botón. Así que recorrí distraídamente los de su último post, para ver que tipo de gente consume esos productos.
El slang que utilizan como sustituto del idioma no me resultó desconocido. Mi hija adolescente tiene un fotolog y parece que entre ellos se comunican así. En la escritura, predominan las mayúsculas, la intercalación de éstas con minúsculas, signos de exclamación, letras repetidas para significar énfasis, puntos suspensivos, signitos para mí crípticos como :) * > ^_^ ". También expresiones de este tenor: “Uh” “Uy” “Wi” “Wow” “Oooooooohhhh” “Grosssso” “Yeeeeeeesss” (y palabras varias en inglés). Se pueden hallar declaraciones de amor, y otras adhesiones incondicionales.
O sea que, hasta ahí, los monárquicos no diferían bastante de los amigos de mi hija.
Pero, sorprendentemente, encontré críticas aisladas, como la de un muchacho que dejó su link, en el que afirma cosas parecidas a las que yo digo.

Se le contesta, en general, con otro lugar común en boga: “comprate una vida”. A mí también me lo han dicho, y supongo que significa que la necesitarían aquellos que no saborean las mieses del “éxito”, y envidian a los empalagados con ella. No lejos, claro, del comentario anónimo que motiva el presente post. Ya me he referido a esta forma de ver la existencia y no merece más dedicación de mi parte.
Pero alguien, con más altura intelectual, hace un análisis coherente de los dichos del disidente. Lo que significa que no se puede meter a todo el mundo en la misma bolsa.
Aquí mismo, gente inteligente ha defendido a Liniers, o al menos, algunas etapas de su trabajo.
Es imposible entrar en los terrenos de lo que a cada uno le gusta. A mí, Liniers no me mueve un pelo, y me resulta extraterrestre, por ejemplo, que varios le celebren el cuadrito donde dice “Me acosté arriba de Angie para despertarla”. Pero es lo mismo que con los lenguajes adolescentes. Si ellos se comunican así y se divierten con esas cosas, está todo bien...
Claro que existen algunos parámetros objetivos para el análisis de la calidad de un producto artístico (o que se pretende tal).
Fue por fines de los ’80, creo, que quedé deslumbrado con los relatos de Raymond Carver. No voy a entrar a discutir si es el primero o el mejor exponente de la escuela minimalista en la narrativa. Lo que sí digo es que fue el primero que descubrí y el que más me sigue gustando hoy día. Sus cuentos tienen una trama mínima y abordan asuntos triviales, en apariencia, pero de profundos contenidos. Primera distinción: aparentemente triviales, contenidos profundos.
Por la misma época, yo era asistente de dirección de “Paso de Dos”, de Pavlovsky. Laura Yusem, la directora, había elegido la música de Philips Glass, para la puesta. Así lo conocí y también me convertí en ferviente admirador de la belleza de su propuesta minimalista. Segunda distinción: belleza.
No voy a ponerme pesado, desarrollando cosas por todos sabidas (menos por los historietófilos de esta época, parece) como que una corriente en el arte, cualquiera sea la rama en la que se genere, termina atravesando a todas.
Y en el caso, la historieta -sin ser arte y en forma tardía-, aborda finalmente el estilo. Dos grandes minimalistas del género son Joann Sfar y Lewis Trondheim. Los descubrí hace poco más de un año y también me volví fanático de ellos (
ver). Al último de los nombrados, pueden encontrarlo a la derecha, en “Vale la pena visitar”. Si hacen caso a la recomendación, verán de donde provienen las inspiraciones gráficas y temáticas del Virrey. Aunque en su caso, claro, falta la profundidad y la belleza. Elementos esenciales del minimalismo, recordemos. Sin ellos, sólo queda la trivialidad.
Y si alguno, hasta acá, no entendió, lo pongo en cristiano...
“Esta mañana me despertó mi mujer, que estaba acomodando la ropa que dejé tirada anoche. Me molesta que me acomoden la ropa, y se lo dije. Después seguí durmiendo, porque los sábados aprovecho para dormir hasta tarde. Cuando me levanté finalmente, encontré que había palmeritas, por eso decidí tomar té, en vez de mate. Las palmeritas no se llevan bien con el mate...”
Esta narración es autorreferencial y verídica. Nadie en su sano juicio pensará, supongo, que podría inscribirse en el género minimalista. No pasa de comentario anecdótico en una charla aburrida. Si se tratara de hacer tiras con esto, podría producir por día treinta o cuarenta del estilo. Y si se le agregara un toque cándido y ligeramente extrañado a los dibujos, más algún detalle “tierno” y “poético”, de esos que conmueven a las pendejitas, tendríamos un Liniers auténtico.
Hay gente que le gusta y lo consume? De acuerdo, me parece bien que él siga currando con eso. Que se tire un pedo y lo cuente en una tira, si le aplauden hasta los pedos. Pero que no me vengan a joder con el tema de la calidad.
No se me escapa, porque me lo han dicho, que el Virrey transita -o ha transitado- temáticas distintas. A la cuarta o quinta indagación, me aburrí. Lo que hace este muchacho es condimentar sus tiras con otro género, el absurdo, que ha tenido grandes exponentes en el teatro, como Ionesco, o en la historieta, como Battaglia o Copi. Liniers, sin duda, no se cuenta entre ellos.
Por último, me he resistido durante mucho tiempo a subir los testimonios de insólitos “parecidos” -algo más que “inspiraciones”- entre tiras de Liniers y las de otros autores, que circulaban por la web. Una razón fue que no los he corroborado personalmente, y otra que creo que las pruebas más concluyentes de su mediocridad surgen de su mismo trabajo. Pero como este tema ya me hinchó bastante los huevos, aquí están.
Las palmeritas me empalagaron un poco (...claro que no tanto como supongo deben hacerlo las mieses del éxito, que nunca probé), así que ahora voy a ver si como algo salado... Wow!!!

26 comentarios:

  1. pone las imagenes mas grandes no se ven una mierda

    ResponderEliminar
  2. Así circulan por la web, como dije. Ahora, aún con esta definición, alcanza y sobra para entender de qué se trata... o no?

    ResponderEliminar
  3. pone entonces de donde las robaste asi nos fijamos

    ResponderEliminar
  4. Atendé, gil... no las robé de ningún lado. Circulaban en la web, en distintos grupos, hace un tiempo. Las cargué en mi máquina así como estaban... Lo entendés ahora?

    ResponderEliminar
  5. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar
  6. El comentario eliminado por mí, era del mismo pelotudo de los dos anteriores, que ya se puso cargoso.

    ResponderEliminar
  7. mira decir que estoy en un cyber y tengo que rajarme porque no tengo mas gita (no vivo gratis como vos) si no la seguiria. igual otro dia que tenga gita te visito. y aunque me borres de nuevo llees lo que pongo PONE FUENTE DE COSAS QUE CHOREAS Y NO TE HAGAS EL PIOLITA

    CHAU HASTA OTRA DIA

    Y AGUANTE LINIERSSSSSSS

    ResponderEliminar
  8. Ahora lo dejo, al solo efecto de exhibir su cretinismo...

    ResponderEliminar
  9. Don Dao: Usted hace trampa.
    Primero dice esto: "existen algunos parámetros objetivos para el análisis de la calidad de un producto artístico".
    Y cuando uno espera una revelación al respecto, el resto del post se diluye en peticiones de principio: que tal o cual cosa tiene o no tiene "profundidad". O me define la palabrita (a priori, yo le escapo al arte "profundo", dicho sea de paso) o no me aclaró nada de sus disgustos: un argumento, por favor.

    Pero hay algo más grave: por sus comentarios, Ud. parece no entender las características del género "tira diaria", lo que es preocupante en alguien que parece haber leído toneladas. Las tiras funcionan por acumulación de efectos pequeñísimos, por el juego con la costumbre del lector, por el amor a la repetición. Quejarse por tal o cual chiste no lleva a nada.

    De los supuestos plagios, no digo nada. No me convence ni los que leachacan a Nik, dibujante que no me gusta nada. Las ideas se repiten, ¿y? Esos residuos mafaldescos, de paso, son lo más debil de Liniers, para mi gusto.

    En resumen: a su post le faltó profundidad (de belleza ni hablemos).

    ResponderEliminar
  10. Mi querido Federico: Ud. ha pasado por alto nada más ni nada menos que mis referencias a Carver, a Glass, y a Trondheim, en cuanto a lo que malamente Liniers intenta como minimalismo. Y las de Ionesco y Battaglia, respecto a los pobres intentos de absurdo del Virrey. Hablamos de géneros, mi estimado, entérese. Y los géneros tienen eximios exponentes que marcan parámetros, y es desde allí que puede surgir alguna valoración objetiva. Y si a Ud. le gusta la repetición y la trivialidad, no tengo nada pa' decirle, porque sobre gustos... lo que sí puedo señalarle, es que Ud. tiene el "y?" demasiado fácil, como muchos de las nuevas generaciones... Yo no.

    ResponderEliminar
  11. Vuelvo a vos, Federico. En tren de contestarte gruesos errores de enfoque, me quedó colgado uno aparentemente menor. Es cierto que las tiras generan complicidades con los lectores asiduos, pero es falaz que si uno no las sigue con regularidad no las pueda disfrutar cuando son buenas. Yo, por ejemplo, me pierdo a menudo por donde anda Clemente. Sin embargo, aunque Caloi esté desarrollando algo de lo que yo ni idea, lo disfruto igual cada vez que retorno a él. Con tu criterio, para apreciar la calidad de una tira, habría que hacerse primero adicto a esa tira, lo cual es una tautología, para decírtelo livianito. Si te lo dijera pesado, parecería que me estoy desquitando de tu consideración final,y no quiero que parezca eso, porque en verdad, me divirtió. Me seguís cayendo simpático, así que te doy este consejo: leé a Carver, visitá a Trondheim, compráte algo de él, cuando den una de Ionesco en el teatro, sacá primera fila, escuchá a Glass, volvé a Battaglia, a Copi... Y después compará con el Virrey. Si te sigue gustando, me doy por vencido y me compro todos los libros de Macanudo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Miguel...te hicho las pelotas un rato más...
    Me pareció interesante tu crítica. O por lo menos más que las que leo por ahí que crítican por criticar y listo. Con agresiones y nada más.
    Me parece perfecto que no te gusten mi tira ni mis dibujos. Lo que no entiendo es por qué cuando a alguien no le gusta algo que a otras personas si les gusta, dicen que es malo. A mi no me gusta la opera, pero no me parece mala. no me llega y listo. Si dijese que es una estupidez la ópera, lo único que hago es insultar a toda la gente que la disfruta. Seguramente también hay gente que odia a Carver (Short cuts era genial, la película también), A Glass y sus eternas repeticiones, A mí me gustan sus repeticiones) y a Trondheim (A quien descubrí finalmente el año pasado, y si bien veo intenciones similares, especialmente en sus historietas autobiográficas, las atribuyo a que él, al igual que yo y muchos otros empezando con Pekar en los 70s decidio meterse en ese género. Otros que te recomiendo (y seguramente trondheim leyó y lo ifluyeron e influyó): Kochalka, Julie doucet, Jeffrey brown, john porcellino, Brunetti,gabrielle bell, etc.) Nunca me habían dicho que lo que hago es minimalismo. Mis tiras autobiográficas las pretendo más naturalistas que otra cosa, pero la verdad es que no pienso mucho en eso. La que te hizo enojar, esa en la que me acuesto arriba de angie para despertarla, es parte de mis cuadernos de viaje (que no te recomiendo leer, porque cuando algo no va, no va. Como la ópera) No era ni un chiste, ni un cuento ni nada. Cuando viajo suelo dibujar mis viajes para acordármelos. Que sé yo, otros sacan fotos. Y mi editora en españa vio esos cuadernos (que hice para mí) y dijo "Ostia! Esto hay que publicarlo!" (Sic) Así que le creí. Es un libro que la gente que se identifica con lo que hago disfrutará y los que no, no. No está bien dibujado, no está bien escrito, no son chistes, no son cuentos. Para hacerlos no tenía que sentir presión (porque los hacía de viaje y uno no quiere laburar de viaje) y así salieron.
    Lo otro que me llama la atención es que digas que tenés una hija y después trates con tanto desmedro a "las pendejas" Las pendejas son como cualquier otro grupo de personas. Algunas inteligentes y sensibles y un monton de sosas. Los viejos, los cuarentones, los niños... tienen las mismas estadísticas.
    Para terminar, las tiras que ponés que se parecen entre sí fueron publicadas en un blog dónde analizaban parecidos entre tooodos los dibujantes d diarios argentinos. Quino, paz y rudy, nik, tute, maitena, crist, etc. Lo que decía ese blog, no era una acusación de que los dibujantes se copian (si uno ya viene publicando literalmente, varios miles de chistes en los diarios, raro sería que para tener una idea tenga que copiar a alguien como quino), sino que ideas similares surgen en contextos similares o que ideas pueden quedar en el subconciente del artista, u otras teorías (era parte de una tesis decían los autores)
    Así que, que sólo pongan los míos es injusto y tendencioso.
    Pero en fin.
    Te contesté largo, porque no me parece que había mala intención en tu crítica, sino que sinceramente no te gusta lo que hago... lo que me parece perfecto. Las mejores cosas (como Tronheim, carver, glass, fellini, copi, ionesco) entusiasman a algunos y enojan a otros. Yo entro muuuuy abajo en esa lista... pero contento.
    Girondo decía que los críticos, muchas veces se olvidan de que no es lo mismo cacarear que poner un huevo. Y a veces hasta cacarean con el dedo en alto.
    Saludos
    L

    ResponderEliminar
  13. Liniers: yo, como todo el mundo, tengo prejuicios. Con respecto a vos, tenía el de verte como un tipo ensoberbecido por el éxito. Veo que no lo sos. Sinceramente, me asombra la humildad y la altura con la que respondés a mis críticas. Como notarás evité la palabra plagio y acepto que algunas ideas quedan en el inconciente, y reaparecen luego como si fueran propias. El "Stéfano", de Discépolo lo grafica magistralmente. No puse ni pongo demasiado énfasis en eso, pero sí ratifico lo demás expuesto. Aunque tu respuesta, que denota además inteligencia, me resulta una provocación para conocer más a fondo tu trabajo. A veces, uno se enoja con los seguidores de una obra, más que con la obra misma. En tu caso, tenés razón, hay de todo. He dicho aquí que me llamaba la atención que gente a la que respeto, fuera fanática tuya. No soy cerrado, al punto del troglodismo. He defendido, por ejemplo, las historietas de Max Cachimba de la vieja Fierro. No creo en la demonización o la beatificación absolutas. Sin embargo, a veces me agarran atravesado y me olvido de lo que creo. Con respecto a la facilidad para criticar... te aclaro que yo he puesto muchos huevos. No en el terreno de la historieta, pero sí en otros lares. Mis respetuosos saludos.

    ResponderEliminar
  14. No te lo tomes mal, miguel, pero alguno de estos días espero ver tus huevos...
    Salú...
    L

    ResponderEliminar
  15. No lo tomo a mal... siempre que te refieras a lo que produzco artísticamente, claro (si te refirieras, en cambio, a cualquier otra cosa, te mandaría a la mierda). No bien estrene alguna obra, como actor, director o dramaturgo, te invito y me expongo a tu crítica, si querés ir y si tenés ganas de hacerla. Aprovecho pa' comentarte: luego de mi respuesta, motivado por la curiosidad de cómo llegaste hasta aquí, fui a tu blog, para ver si encontraba alguna pista. La encontré. Al igual que cuando un tarado se hizo pasar por mí en sitios columberos, se intentaba allí la confusión. De modo que dejé el comentario que leerás, y que acredito, me pertenece. De nuevo, mis respetuosos saludos.

    ResponderEliminar
  16. Dao, esta fuera de lugar hacer una encuesta asi, en todo caso tendrias que haber dejado que las personas dejen en comentarios los que les parecen malos y punto.
    Te leo hace meses y si bien te admiro como critico esta vez te fuiste a la mierda.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. No se por que está mal la encuesta, Christian. Quiero saber cuanta gente de la que viene acá piensa como yo, y por ahí no lo ha expresado hasta ahora. Me parece válido. En todo caso, para los que aprecien a estos dibujantes, están espacios como los comentarios, acá o en la misma encuesta. Mientras no vengan a agredir al pedo y expongan sus razones, yo no los voy a censurar, como lo he demostrado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Sigo sin saber qué es "profundidad". No me alcanza con remitirme a Carver o Trondheim o Battaglia (que me encantan), Glass (a quién ni sospecho) o Ionesco (a quién he leído tanto como Ud. a Liniers, lo que me ha bastado para detestarlo, tan alegorizante él: se lo cambio por Becket).
    Las remisiones al canon no me explican mucho el por qué de la canonización.

    Lo de la acumulación tiene que ver con el funcionamiento de la tira. Obvio que uno puede disfrutar un chiste individual (el de hoy de Garaycochea es magnífico) pero a veces sencillamente no hay chiste en absoluto. Pásele una novela de Becket (o una payasada de Ionesco, si le place) a un lector del siglo XIX y le va a decir "acá no hay trama, no hay personajes, no hay tensión dramática, no hay chiste".

    A lo que deberemos contestar: "¿Y?"

    Lo de la desvalorización a priori de "la pendejada", Liniers me lo sacó de la boca.

    Y de paso: ¿no le parecen una maravilla los colores de acuarela que usa? (Liniers, no Ud.)


    Salud

    ResponderEliminar
  19. Federico, ante todo le reitero que no lo vi’a peliar. Una, por los motivos ya expuestos, y otra, porque Ud. me tiene que dejar en un kiosco de LP el 1 y el 2 de Burlesque, tarea que ya le han encomendaú y espero que cumpla. En la Argentina hay más beckettianos que ionesquianos, como hay más bergmanianos que fellinianos. Yo siempre remé contra la corriente, que quiere que le diga. Que Ud. lea alegorías en Ionesco, me resulta tan extraño como a Ud. le debe resultar que yo “no entienda” el valor del Virrey. Supongo que esta falta de entendimiento no me convierte en decimonónico, no? Admitirá que lo que Ud. intenta explicar yo lo entiendo. Cuando el “chiste” no quiere pasar de chiste, está todo bien. También hay “chistes” que permiten lecturas más amplias. Ahora, cuando aparece el “no chiste”, me parece que -necesariamente- tiene que haber otra cosa detrás. Cuando eso pasa, yo leo intención de profundidad. O sea que si no hay algo detrás del “no chiste”, entramos en los terrenos de la nada absoluta. O sea, pa’ mí, el que no entiende -o no quiere entender- es Usté.
    Cuando hablo de profundidad me refiero a multiplicación de signos, posibilidad de distintas lecturas, riqueza de medios expresivos.
    Veamos como son los mecanismos “profundos” de un “chiste”. Ejemplo clásico, si los hay: Chaplin haciendo el gesto de ajustar la tuerca cuando sale de la fábrica, en “Tiempos Modernos”.
    Ahora, mecanismos “profundos” del no “chiste”: esperamos a un tipo que no llega nunca, ya que a Ud. le gusta don Samuel (no Eichelbaum, que a mí me gusta más), aunque yo no lo incluiría exactamente en la categoría del “absurdo”.
    Beckett tiene obras maestras y “Esperando a Godot” es la más grande. Ahora, no todo lo que escribió el irlandés ostenta esa categoría. Un tipo que pasa y saluda y telón, no es chiste, no es teatro, no es absurdo, no es nada, por más que haya montones de pelotudos que se babeen por esas naderías, por el solo hecho que las firme quien las firma. Lo mismo sucede con algunas piezas del rumano, le acepto.
    Ud. me podrá replicar, ya que es propenso a la réplica -irreflexiva a veces, le criticaría-, que también la nada es un tema “profundo”. Yo le respondería: volvamos a la forma, porque contenido y forma van de la mano. Un filósofo puede escribir toda su vida sobre la nada, y Ud. o yo, en un velorio, podemos cometer el pecado de incurrir en el lugar común de “no somos nada”.
    También puede replicarme que esa nada es simplemente nada, y forma parte de un código del que yo no participo. Le contesto que de acuerdo, me quedo acá, vayan ustedes...
    Por qué me defiende lo indefendible, mi querido Federico? El mismo Virrey ha dicho aquí sobre su libro de viajes: “No era ni un chiste, ni un cuento ni nada. Cuando viajo suelo dibujar mis viajes para acordármelos. Que sé yo, otros sacan fotos. Y mi editora en España vio esos cuadernos (que hice para mí) y dijo "Ostia! Esto hay que publicarlo!" (Sic) Así que le creí. Es un libro que la gente que se identifica con lo que hago disfrutará y los que no, no. No está bien dibujado, no está bien escrito, no son chistes, no son cuentos. Para hacerlos no tenía que sentir presión (porque los hacía de viaje y uno no quiere laburar de viaje) y así salieron.”
    Yo no le voy a pedir a Liniers la exigencia de un Borges con lo que cree apto para la edición y lo que no. Nadie la tiene en estos tiempos. Pero -reitero- la calidad es otra cosa.
    Es posible que yo conozca poco la obra de Liniers, lo admito y quizá aparezcan por ahí Vladimir y Estragón, o Amadeo, y yo me tenga que meter en el culo todo lo que escribo. Hasta el momento no lo encontré. Prometo seguir buscando... eso, siempre y cuando su obcecación y la de otros -paradójicamente, no así los dichos del propio cuestionado- no me predisponga en contra.
    Sobre la desvalorización a -cierta-pendejada, ya hice la aclaración pertinente.
    No sea más papista que el Papa, quiere?

    ResponderEliminar
  20. ¡Ey! ¿Lo mío es obsecación y lo suyo es espíritu crítico? Mis guantes y mi sombrero, por favor, me retiro.

    Trato de dejar las Burlesques esta semana en algún lado y le aviso. Más para que el editor no se me enoje que por congraciarme con Vuesa Merced, le confieso. (Es que discutir es más divertido que acordar)

    Los apuntes de viaje de Liniers (los que leí en su blog, al menos) son muy hermosos y son eso, apuntes de viaje. Algo que uno lee para enterarse de esas pequeñas observaciones que alguien con buen ojo puede hacer en un viaje.
    Suelo preferir esa liviandad. Me gustan más las coplas que la épica.

    ResponderEliminar
  21. A veces es buena la liviandad... (no es que esté muy convencido de esto, lo digo para llevarte la contraria, respecto a que discutir es más divertido que acordar)

    ResponderEliminar
  22. Habría que bajarte de un hondazo de tan alto pedestal!Luz.

    ResponderEliminar
  23. Sí, Luz, seguramente, algún día, alguno lo logrará. Claro que tendría que tener una honda apropiada. Por lo pronto, y por lo que veo, vos al menos, carecés de ella...

    ResponderEliminar
  24. Coincido con vos, Miguel. Liniers está demasiado sobrevalorado. Va camino a ser el Paulo Coelho del comic (espero que me esté leyendo, está a tiempo de redimirse).
    Y la foto que acompaña tus comentarios es mortal, jajaja.

    ResponderEliminar
  25. Vos sabés, Diego, que sos el primero que me hace un comentario sobre la foto? Es raro que gente que, en general, anda por el mundo de la historieta no se haya dado cuenta que está elegida acorde al tono de mis dichos. Luz, por ejemplo, ni enterada...

    ResponderEliminar
  26. Antes era en fotolog, hoy las mujeres ponen la tira minimalista/poética en la foto de portada de facebook

    ResponderEliminar