SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

domingo, mayo 17, 2009

LOS ATAJOS DE DAO EN LOS CAMINOS DE LA HISTORIETA

"...o como llegar del Piantadino de Mazzone a la La Isla del Tesoro del tano Pratt, pasando por La Plata, Villa Urquiza, Egipto, Francia y España"
-de la serie "AVENTURAS DE UN COLECCIONISTA"-
-o "EL COLECCIONISMO ES UN VIAJE DE IDA"-

Resulta que el otro sábado se reunieron los patoruzófilos en La Plata y como venía negociando con el Pirata un lotecito de revistas (entre los que estaban dos Nicolitas bajos y el Libro de Vacaciones de Piantadino 1963), aproveché para retirarlo allí, ya que como todo el mundo sabe, el Pirata vive en el culo del mundo. Ese fue el primer atajo.
Se me ocurrió preguntar en la reunión si alguno tenía la Nº 71 de Correrías, postergadísima en mi colección, no porque no apareciese de tanto en tanto, sino porque se empezó a catalogar de “inconseguible”, con la consiguiente elevación de precio, muy por encima del normal para esa franja de numeración. Yo salí a decir hace tiempo que me faltaba, y no es por darme importancia, pero es posible que esa circunstancia incidiera en el tejido del mito. Estos putos mitos en derredor de algunos números, como el de “El Secuestro de los Beatles” que con toda desfachatez se afirma buscada también por los seguidores del conjunto de Liverpool, o el de las tapas de Don Nicola donde aparece con la camiseta de Boca, que disputarían los xeneixes (???), son inventos de los mercaderes para cobrar más las revistas. Yo nunca me los tragué, de modo que si no cotizan a valores sensatos no las compro.
La cuestión es que de la consulta surgió que el amigo Carlos Atie tenía repetidos dos (¡!) ejemplares de “Del Cielo Cayó una Tía” que vendía a un precio aceptable, aunque estaban algo cachaditos (al que finalmente elegí le compuse la tapa, que era lo más deteriorado, y quedó lindo, como apreciarán en la foto).
Viendo donde podíamos encontrarnos en Capital para concretar la operación surge que Carlos vive en Villa Urquiza y yo empezaba justo a ensayar en el teatro 25 de Mayo. Segundo atajo.
Como en los mails que nos cruzamos publicitaba el sitio donde vende sus lotes, se me ocurrió revisarlos para ver que más me podía interesar.
Así encuentro la número 93 de Fierro, la única que me faltaba para completar la colección. Tercer atajo.
Pero hay más... también publicaba un tomo de la serie Fufi y su Alfombra Mágica, con el título de “El Cofre Encantado”. Si bien no conocía esta historieta, me olió enseguida a BeDé, lo que confirmé ni bien le pegué una ojeada, a pesar de no poder identificar a su autor. O sea que compré el librito. Cuarto atajo.
Hoy me puse a rastrear en la web.
Una vez ubicado el título original (Foufi et le tapis enchanté) encuentro que su autor, Kiko (1936-2006), era un egipcio que siguió por correspondencia los cursos de dibujo de la escuela ABC de París y que llegó a trabajar para revistas de la importancia de Spirou. No conforme con esto quise saber de donde venía la edición española, que se anuncia en tapa como “Una Historia de Gaceta Junior”. De nuevo el gugleo me aporta que Gaceta Junior era una revista de finales de los ’60, cercana al estilo de lo que posteriormente fue Spirou Ardilla. Y que publicaba material franco-belga como Michel Vaillant, Dan Cooper, Modesto y Pompón, Desiderio, Tintín, Taka Takata, Clorofila, etc. Y por supuesto, Fufi, al que luego compiló en álbum.


Ni lerdo ni perezoso me puse a bajar los números que saltaron en la mula, y revisándolos me encuentro con que Gaceta Junior había publicado además La Isla del Tesoro, de Pratt. El atajo final consiste en que descubrí diferencias de formato con el tomo editado acá por Ediciones Récord, donde se agrandaron los cuadros y se les dio una disposición distinta. Esto, unido al tenue coloreado monocromático y a los detalles laterales de las armas que aparecen en la revista española, hace que me quede definitivamente con esa versión, que supongo responde al original (también la traducción de los gallegos es -extrañamente- más rica, en tanto se acerca a Stevenson).

11 comentarios:

  1. Que tur te hiciste man,pero conseguiste joyitas.
    Felicitaciones por las compras y hallazgos.

    ResponderEliminar
  2. Si estamos pedigueños para las chchis de tapa,pido alguna Lorna de Alfonso Azpiri o alguna Druna de Eleuteri Serpieri.
    Y que siga la lista.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Fer, pero ahora tengo que salir urgente a vender algunas cositas repetidas, porque si no me come el león!

    ResponderEliminar
  4. Te busco. En Ya-too, que es de donde las bajo, hay de todo.

    ResponderEliminar
  5. Ves? Hice alarde al pedo, en Ya-too no están. Pero algo te voy a encontrar (...Dao cumple, Evita dignifica)

    ResponderEliminar
  6. Vos sabias que Don Nicola tambien se publicaba en la revista Larguirucho?

    ResponderEliminar
  7. Creo haber visto algo en esa abominable revista tabloide, que imitaba el formato de Condorito. esa etapa de Torino me da mucha pena. Un genio como él, yendo a mendigarle a Ferré... Pero este íspa es así.

    ResponderEliminar
  8. Já!vos te afligís por que Torino tuvo que mendigar trabajo,espera a escuchar esto.A mi me dió una pena escuchar de la boca de un ex-integrante del staff de GF que me dijera que una vez Nine fue a buscar laburo en la editorial y que lo sacaron cagando,y hasta lo tildaron de mufa.Podes creer vos?
    Primero me chocó escuchar que un colega lo catalogaran de esa manera y segundo que todavia se dieran el lujo de rechazar un tipo de la categoria de Nine.
    No sé si se las habrán contado(darse dique de algo) o que,pero la anécdota segun él existió.

    ResponderEliminar
  9. Y, sí. El talento es maltratado, generalmente. Molesta a los mediocre.
    Fer, resulta que me bajé algo de Azpiri y Serpieri. Ahora caigo en la cuenta que de Druuna algo había leído. No se si fue Skorpio o Fierro que publicaron la primera parte de Morbus Gravis -en ByN, eso sí- que me pareció excelente. A Lorna no la conocía, la leeré con interés.

    ResponderEliminar
  10. Aclaro que el talento molesta a más de un mediocre.

    ResponderEliminar