SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

martes, noviembre 20, 2007

QUINTERNO Y GOSCINNY, "PARA NIÑOS"

Cumpliendo con la prescripción que me hizo un tal R. (...vaya a saber quién será???) en el último post sobre Wood, sigo con el análisis de historietas “para niños”, que es lo mío.
Siempre pensé que el paso de los años me iba a deparar -sin medias tintas- dos posibilidades: convertirme en un anciano sabio, o en un viejo de mierda.
Considero sabio a quien ha visto y sufrido de sobra la imbecilidad, y que resignadamente, la acepta como inherente a la condición humana.
Y de mierda, al que -pese a sus años- sigue rebelándose contra ella, sin entender que la derrota está asegurada.
A esta altura veo como inevitable la segunda opción.
He escuchado y leído últimamente a varios infradotados perorar acerca de la influencia (aunque la mayor parte de la veces, se habla de plagio) de Quinterno en Goscinny, haciendo referencia a Umpa-pá, como si hubieran inventado la pólvora.
Por supuesto que nunca leyeron a Umpa-pá, pero sí mi nota, que dio la patada inicial al tema, al ser publicada hace más de dos años, por primera vez en la web del Pirata (VER).
Claro que ni se les ocurre hacer la menor mención a ello (excepción única y absoluta de todo lo dicho: Da Col).
Yo soy una fuente que se consulta, pero a regañadientes. Mi mala fama supera a la implacable lógica que surge de mis escritos.
Y es por eso que detrás de la mención a los dos indios, siguen colando la repetidísima y supuesta similitud entre Upa y Obélix.
CUAL SIMILITUD, CARAJO???
YA QUE ME LEEN Y ME REPITEN, LEAN Y REPITAN BIEN, IDIOTAS!!!
En mi nota me refiero exclusivamente a aspectos temáticos y de caracteres de personajes. Es decir, a Goscinny y al Quinterno guionista.
En ese plano, Upa es un bebé infradotado que ni siquiera sabe hablar y Obélix apenas un rústico, un simplote.
A Upa le gusta la leche y Obélix devora jabalíes... es eso una similitud?
O se trata de la gordura común? O de la fuerza descomunal? Hay tantos gordos y forzudos en la historia de la historieta...
No resultan demasiado serios los argumentos, no?
Bueno, ahora entremos en la gráfica. Es decir confrontemos a Uderzo con el Quinterno dibujante (es un plano distinto...entienden, chicos?), y sigamos tomando como referencia a Upa y a Obélix.
Son tan iguales las panzas?.
El que muy acertadamente describe a Upa es Oscar Steimberg, en su ensayo “1936-1937 en la vida de un superhéroe de las pampas”
Dice Steimberg: “Con el título ‘Cómo aprendí a dibujar’, Dante Quinterno publicaba, en todos los números de ese Patoruzú inicial, un ‘curso de dibujo cómico’. En la primera lección se partía de un círculo perfecto para dibujar un rostro. Para dibujar un cuerpo entero, de distintos óvalos y círculos. Y se continuaba así hasta construir un hombrecito redondo, de expresión inocente. En la segunda lección se mostraba un hombre de perfil, también dibujado con los mismos procedimientos: círculos y óvalos. Pero se agregaba una importante explicación general, ya que debajo de la esfera opuesta a una rama quebrada y alargada, un texto decía: ‘compárese la elegancia de una esfera en movimiento con la apariencia de un cuerpo alargado o antiestéticamente quebrado’.”
El gusto por las líneas redondas y el horror por las quebradas”, así como la “inmediatez representativa” de Quinterno, se contradice -siempre bajo la lúcida mirada de Steimberg- con el trazo de Upa, “personaje monstruoso por no-hecho, por no-formado”. “Y en los primeros episodios -prosigue el semiólogo- , cuando pasea su naturaleza indefinible por una ciudad que no fue hecha para él, llega a convertirse incluso, en lo bueno -lo incalificable, lo intraducible- del dibujo de Quinterno.”
O sea que Upa, al menos el inicial, como se puede observar, no es lo más representativo de la concepción gráfica de Quinterno.
Y si lo comparamos con las rotundas redondeces de Obélix o de Abraracurcix, es evidente la distancia existente entre los trazos.
Pero remitiéndonos a un personaje que responde acabadamente a la línea de dibujo quinterniana, encontraremos por fin las ansiadas semejanzas.

He aquí al primigenio Coronel Urbano Cañones, junto a Obélix:
(esta composición no existe en libro ni en lugar de la web alguno... las imágenes provienen de mi colección, y la selección y el montaje son míos... como lo son todos mis posts, salvo las citas, que nunca dejo de realizar... lo aclaro por los boludos que no conciben que haya alguien que no corte y pegue info ajena, como acostumbran a hacer ellos)

La puta! Entonces, cómo es? Goscinny plagió la idea madre de Patoruzú, en Umpa-pá y después le mostró a Uderzo los dibujos de Quinterno (tapando a Upa) que había visto en su infancia en la Argentina, para que el dibujante copiara a Cañones al bocetar a Obélix y a todos los gordos de la aldea? O quizá Uderzo oculta que también pasó su infancia en Bs. As.?
POCO SERIO, MUCHACHOS!!!
Sucede que yo escribo como si tuviera lectores inteligentes, con capacidad de asociación, o por lo menos con una información similar a la mía. Y me equivoco.
No puedo andar sobre explicando lo obvio. Pero por una vez, lo voy a hacer.
Disney fue admirado y reproducido por toda una generación de dibujantes.
Es sabido hasta el hartazgo que Quinterno viajó a sus estudios en más de una oportunidad, y Uderzo mismo reconoce -por si su trazo no bastara- idéntica influencia (explícitamente, en el reportaje que estoy traduciendo).
Esa es la raíz común. Lo entienden, chicos?
El equívoco similitud-Patoruzú-Asterix tiene otro origen, como bien lo apuntara mi amigo Alejandro Wainer, fundamentándose en Panovsky.
La raíz es ideológica y se vincula a los movimientos de resistencia cultural. El reflotamiento del tema en la actualidad obedece a la tensión entre las culturas locales y la global. Y esto se deposita en íconos circunstanciales, generalmente de amplia popularidad, aunque no obedezcan con exactitud al planteo de base, como es el caso de Patoruzú.
Ahora, la resignificación del patagón dentro de estos parámetros, lleva a que los tontos planteen otro enfrentamiento subsidiario, que paradójicamente se da entre dos culturas locales.
Trataré de que entiendan, chicos: Aunque Patoruzú no sea exactamente símbolo de argentinidad, ni de resistencia a la globalización, como sí lo puede ser Asterix, respecto a Francia, bienvenido sea que se los tome -en ese sentido- en conjunto. No en oposición, como lo hacen ustedes, hablando de plagios.
Y si de influencias se trata, remitámonos a estos dos puntos:
1- Temático: Sin duda, Goscinny abreva en el Quinterno guionista, cuando diseña la trama básica de Umpa-pá.
2- Gráfico: Tanto el Quinterno dibujante, como Uderzo han tenido la influencia común de Disney.
Escriban - como Bart Simpson - 100 veces en el pizarrón: “No-debo-mezclar-todo”.
ENTENDIERON, TARADOS???
Bueno, ahora vayan y repitan.
Y sigan sin citarme, porque queda mal, y porque además a mí tampoco me conviene. Reproducido por uds., seguramente voy a quedar peor si en sus auditorios llegara a haber alguien con mediana lucidez.
PD1: El PyBe recomienda: “Sean ustedes mismos”. Pero justamente ése es el problema, Teban!!!
PD2: Ya cumplí con los deberes, R.! Puedo ir ahora a jugar a la plaza, con los otros pibes?

25 comentarios:

  1. TE CONVERTISTE EN UN VIEJO DE MIERDA, SIN DUDAS.
    ENCIMA CADA VEZ QUE INTENTAS DEMOSTRAR ALGO TE ENTERRAS MAS, TU IGNORANCIA FLUYE EN TUS NOTAS (O INTENTO DE NOTAS)
    LA GENTE SABE QUE TUS POST SON 99% EXTRAIDOS DE LIBROS SOBRE LA HISTORIA EN LA HISTORIETA ARGENTINA (VOS MISMO LO RECONOCES)
    PORQUE NO BORRAS TODOS LOS POST Y DIRECTAMENTE MARCAS TUS FUENTES DE LIBROS? LO PEOR QUE PUEDE HACER UN IGNORANTE ES COPIAR Y MODIFICAR NOTAS ESCRITAS HACE 30 AÑOS.
    CREA Y DEJA DE COPIAR!!

    TE INVITO A BORRAR ESTE MENSAJE Y SALVAR TU REPUTACION (JA JA JA)

    ResponderEliminar
  2. Entonces... borro los posts, marco mis fuentes de libros,y elimino tu mensaje... Entendí bien? Esa es la nueva prescripción? Corro a cumplirla! Pero después... me dejan ir a jugar un rato con los pibes, aunque sea un viejo de mierda???

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. (Borré el mensaje anterior, lo publiqué accidentalmente antes de haberlo terminado.)

    Muy acertado el artículo; también me parece sumamente exagerado y miope ese afán de detectar "influencias" de Patoruzú en Asterix. El problema es que lo que comienza como una simple especulación sobre semejanzas entre personajes en poco tiempo se transforma en un dogma que se repite sin pensar.

    (Lei tu otro post sobre Oum-Pah-Pah y Patoruzú, me parece que ahí la posible similitud entre los personajes está bastante mejor argumentada.)

    ResponderEliminar
  5. Es un error marcar la pose del Coronel Cañones contra la de Obelix como una "influencia". Si dibujás, sabrás que esa carrera es clásica en la esceula franco belga. Por otra parte ese lápiz no es de Quinterno, muy posiblemente sea de Saavedra.
    Respecto a la influencia de Disney en la obra de Quinterno creo que te jugás demasiado. Quinterno no comulgaba con Disney... para ir más lejos, cuando Disney visitó la Agentina en el marco de una gira por latinoamérica fogoneada por el gobierno americano, éste envió una invitación personal a Quinterno para que lo visitara en el hotel donde se hospedó en Buenso Aires. La respuesta de Quinterno (hacia sus colaboradores) fue romper la esquela y murmurar "Quién se cree que es? Que venga aquí si quiere verme..."
    Si hablamos de la línea de Quinterno sí está influenciada por el trabajo de los americanos en las Daily Strips, pero hasta ahí.
    ¿En serio no saben (leí por ahí) cómo es que cesó la producción de Patoruzú?

    ResponderEliminar
  6. Estimado Amillan: Has regado comentarios por todos lados, así que te iré contestando con la docente paciencia que me caracteriza, empezando por aquí. Tema Quinterno: Es público, notorio y comprobado que entre el '33 y el '35, Quinterno realizó varios viajes a los estudios Disney. Es evidente también que su trazo inicial pierde una impronta muy personal y se aggiorna, asemejándose al que predominaba entonces en el Imperio de Walt. El cuadro del Coronel, del año '39 (primer episodio original que se publica en el semanario), resulta fiel reflejo de ello y es Quinterno puro, no me cabe la menor duda. Un dato insoslayable, aparte de lo distintivo de su trazo, y más allá del aggiornamiento que menciono, es que la historieta lleva su firma, cosa que hacía sólo cuando la dibujaba él. De lo contrario, aparecía el copyright del sindicato, como en toda la etapa Lovato.
    En cuanto a Uderzo, independientemente de las características comunes de la escuela franco-belga, él no la reconoce como influencia directa (leé con atención el reportaje que estoy traduciendo). Y además de que Uderzo mismo explicita su admiración por Disney, comparándolo con Hergé, Franquín, Cézard, Morris, Tabary, Tibet -que sí tienen muchas características en común-, es el que mas se acerca a la línea del yankee.
    Te puedo asegurar que si de algo conozco, es de Quinterno y de la escuela franco-belga.
    Respecto a la anécdota que contás, y siempre que fuese verídica, no resulta prueba de nada. En todo caso, no hablaría de otra cosa que de la personalidad arrogante del creador de Patoruzú.
    En cuanto a las razones por la cual dejó de dibujarse la historieta, tengo varias explicaciones, pero no estaría de más conocer la tuya, para ver si aporta algo nuevo.

    ResponderEliminar
  7. Rodrigo: disculpas por haber omitido la respuesta a tu comentario. Es que estoy tan poco acostumbrado de que venga gente inteligente acá... Y no lo digo porque acuerdes conmigo, sino porque anduve chusmeando tu blog, y me pareció de lo más serio. Volvé cuando quieras, que yo haré lo mismo.

    ResponderEliminar
  8. He regado comentarios, no por todos lados pero sí en tres tópicos. Sucede que descubrí por csualidad tu blog y me resulta tan curioso como intrigante.

    Bien, sé del viaje realizado por Quinterno a USA en la etapa que comentás porque Quinterno barajaba esa "loca idea" de llevar al cine su mejor creación. Te comento que no sólo fue hacia los estudios Disney (lo que tampoco indica que Walt Disney lo haya recibido, no hay testimonio certero al respecto)
    El tema de haber roto la invitación de Disney ya te lo comenté en otro de los topics, en respuesta a tu desmesurado comentario.
    La autoría de Quinterno en esa historieta es dudosa, Quinterno a esa altura sólo dibujaba las tapas y le llevaban mucho tiempo por su manía de retocarlas hasta el hartazgo.
    Reitero que la inspiración de Quinterno está claramente enfocada sobre el trabajo de los primeros cartoonist americanos y no necesariamente en Disney, de última Disney no era un buen dibujante y sería buenísimo que me explicaras cuál cornos es el "estilo" de Disney por que sencillamente no lo hay, sí existe una línea estilística donde se contactan el trabajo de los Fleischer, Ub Iwkers y demás pioneros, pero mezclar estilo de historieta con animación no va.
    Uderzo si ha manifestado su agrado por el trabajo de animación en Disney (Uderzo, Franquin, Peyo y Morrison dieron sus primeros pasos en un estudio de animación belga) pero están en las antípodas de algo que pudiéramos definir como "Disney"... ojo. mis comentarios no están traducidos de un reportaje, están en mi memoria.
    Ahora bien... cómo alguien como Miguel Dao, expero conocedor de Dante Quinterno, no sabe que una de las manías del viejo era rabiar y despedir a todo su personal?
    Allá por el '76 el grupo integrado entre otros por Urtiaga, los hermanos Saavedra y Cosme Quartieri le aceptaron el despido iniciándole flor de juicio. Lovato refunfuñaba... ¿y quién va a formar ahora nuevos dibujantes? Poco tiempo después, fallecía.
    Claro que la editorial ya no era la misma, hasta Mirco Repetto había abandonado la nave.

    ResponderEliminar
  9. Lo que hace curioso e intrigante a mi blog, es precisamente mi proclividad a la desmesura, como bien apuntás.
    Tres tópicos, de acuerdo. Dos (y más) extensos comentarios tuyos en cada uno.
    Por esta noche, al menos (tampoco se puede pecar tanto de desmesurado), aquí va mi sexta y última contestación.
    Quizá porque Quinterno no recibió a Disney allá, él tampoco lo quiso recibir acá, vaya uno a saber....
    Eso no quiere decir que no lo admirara. Y por supuesto que estaba interesado en el tema de la animación, al punto que fue uno de los pioneros en Argentina. Lo que demuestra tu propia contradicción: animación e historieta fueron de la mano en numerosas ocasiones, y marcaron recíprocamente influencias!
    Sobre el paso de Uderzo por la animación, de la influencia de Disney, del “estilo” que provenía de allí, de las conexiones entre el cine y su impronta... voy a traer a atestiguar a este blog a la fuente más fidedigna: el propio Uderzo. Se trata del reportaje al que vengo haciendo mención, donde muy explícitamente se refiere a todo y a más. Eso sí, pido paciencia, ya que ando con poco tiempo para traducir.
    Vamos ahora (me das trabajo, Amillan) al tema de la autoría de Quinterno de “El Irascible Coronel”. Tu rotunda negación anterior, se ha relativizado ahora. Aunque seas cabeza dura, vamos progresando un poquito. Y además, en tu favor, no descarto que la altura de la noche, y algún vinito de sobremesa, te provoquen algún grado de confusión con las épocas... De que tapas me hablás??? Las únicas tapas que tenía para dibujar Quinterno en el ‘39 eran las de la Patoruzú semanal, no había otra publicación en ese tiempo, salvo la del Libro de Oro. Incluso, a muy poco tiempo de empezada “El Irascible...”, deja las portadas de semanales en manos de otros, pero sigue dibujando al indio al menos hasta el ’41, donde aparece por primera vez Lovato. Y después lo retoma, aunque esporádicamente y con colaboradores. Finalmente, es cierto, se ocupa sólo de las tapas del Libro de Oro. Pero ese final, ocurre recién por los ’70, mi estimado.
    He oído varias anécdotas acerca del carácter de mierda del viejo, no ésta. Sin embargo, aún cuando pueda aceptarla como verídica, sigo señalándote que no es mi estilo sacar conclusiones globales desde un único episodio anecdótico, con todo lo que éstos me pueden llegar a interesar. Creo que la decadencia de la editorial estuvo determinada fundamentalmente por una transformación histórica, que abarcó tanto el gusto de los lectores, como el recambio generacional que se dio con el advenimiento de los hijos de Quinterno. Repetto y otros colaboradores de la etapa de oro (hay muchos testimonios al respecto), se sintieron desplazados por la nueva camada, que tuvo un éxito momentáneo con la actualización del personaje de Isidoro, pero cuyo desempeño, visto en retrospectiva, resulta lamentable.
    Como verás, me he dedicado bastante a tus comentarios. Y es porque veo que- como te apunté en otro lado- tenés buena info para aportar, y eso lo respeto. En dicho terreno, nos podemos llevar bien. Ahora, opinando...

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Dao... no lees lo que escribo. Es interesante la teoría de que si Disney no lo recibió en USA, Q. no lo recibió aquí... pero yo no dije eso, a Q. le llegó una invitación personal para que lo visitara en el hotel y la rompió!
    Me sorprendés con el descubrimiento de la correlación entre la historieta y el dibujo animado... pero hombre, si el dibujo animado es anterior al propio cine! Es claro que se relacionan, los posteriores animadores no nacieron por ósmosis. Respecto a Q., cuando funda la editorial poco a poco de desprende de las tareas de dibujante para efectuar la supervisión general del material y las tapas. En el '70 ya no hacía las portadas de las revistas y por ahí dibujaba algo en los anuarios. En el del año '78 hay una doble página con "jugadas" del indio vestido con la camiseta de la selección argentina que son del puño de Q., eso te lo dejo por tu comentario acerca del estilo '70 que asignabas a Lovato.
    Una aclaración... el dibujo animado es algo demasiado laborioso para no poner los créditos a quien corresponden. Q. financió "Upa en Apuros", pero los que animaron fueron Lovato, Blotta y Ferro. Y la editorial se tornó irrespirable cuando los hijos del viejo empezaron a poblarla con ex compañeros maristas del Champagnat, que opinaban del arte del cómic y hasta corregían guiones. Ahora te dejo yo una incógnita... ¿porqué siempre menciono a Q. como "Q."?

    ResponderEliminar
  12. Te había entendido, estimado! Y aunque no lo hubiera hecho, no lo veo a Disney pidiéndole audiencia a Quinterno!. Pero realmente, el matiz de si el yankee invitó al argentino al hotel donde se alojaba, no veo que haga diferencia con lo fundamental del asunto. Dejemo’ lo’ “entretanto”, vayamo’ a lo “finalmente” (era Alfonsín el que lo decía...?).
    Respecto a la relación entre animación e historieta, no pretendas hacerme aparecer como que explico obviedades, cuando la referencia vino a cuento de este párrafo tuyo: “mezclar estilo de historieta con animación no va”. Quién no lee a quién? Un debate tiene sus reglas, y si me descontextualizan (perdón por el neologismo)o no se hacen cargo de lo que dijeron antes, también me aburro.
    Nos vamos por las ramas con generalidades, estimado Amillan... en que quedó la rotunda negación de autoría de "Q." en el cuadro del Coronel??? Y que Quinterno “poco a poco” se aleja del dibujo, es un señalamiento muy ambiguo. Yo te dí fechas concretas.
    Además, se ve que la resaca de anoche te sigue afectando... quién asignó a Lovato el “estilo ’70”??? De dónde sacás eso??? Dónde lo escribí??? Coherencia, Amillan, coherencia. Un café bien negro, antes de atacar el teclado, y si no bastara, algunas aspirinas!
    Las obviedades son tuyas: Quinterno era un empresario, por supuesto. Nadie dijo que él dibujó “Upa en apuros”. Y ahí tenés otro punto de contacto con Disney, claro que desde el subdesarrollo.
    Con lo de los hijos de Quinterno, acordamos, por lo cual interpreto que también relativizás ahora tu argumento de que la única causa de la decadencia de la editorial fueran los arranques de furia del viejo.
    Dále, contáme la anécdota de “Q.”, que ésas son las cosas que mas me interesan de vos, ya te dije... Ah, y si tenés alguna que deje mal parado al viejo Ferré, me muero por conocerla!!!

    ResponderEliminar
  13. Miguel, casi que estoy tan chotón como vos... no tomo café y tampco morfo aspirinas, pero a veces escribo apurado y dejo sueltos ciertos "detalles" que para un astuto refutador como vos resultan un manjar.
    Bien, vamos a zanjar el tema y evitar la posterior chicana, primero acerca del estilo entre historietistas y animadores. En principio, los de la buena escuela (que ya no la hay) proceden en común de las bellas artes... mucha anatomía y mucho dibujo provocan que el estilo surja solo. Pero en la animación hay que ceñirse al Character Model y eso oculta injustamente a estupendos dibujantes, lo cual no invalida que éstos puedan hacer historietas (Walt Kelly era animador y pasó a hacer historieta) o viceversa.
    Ahora yendo hacia el irascible Q., recién lo acabo de consultar con un ex de la editorial a quien no hay porqué mencionar. Q. realizaba dibujos exepcionalmente, con la salvedad de las tapas. Las historietas iban de la mano de Lovato, Blotta, Ferro y Battaglia entre otros que se iban integrando, porque Q. se procupaba siempre por formar nuevos dibujantes. Cuando surge la Patoruzito "grande" y aparecen personajes como Rinkel, Pimentón y otros, aparecen nuevos dibujantes a colaborar con los de la primer camada. Ya a mediados de los cincuenta Q. hace tapas a lápiz y las da a sus asistentes de mayor confianza para colorear o pasar a tinta. En los setenta Q. boceta y da ideas a los dibujantes para que realicen las portadas, allí surgían discusiones porque Q. hacía a Patoruzú más retacón y quien estaba a cargo de realizar el arte final (Quartieri) lo estilizaba y tendía a hacerlo más alto... para disgusto del viejo.
    En una entrada anterior, exhibís un dibujo de Patoruzú dedicado a Da Col y comentás que no imaginabas que ése era el estilo del viejo. Lo más llamativo es la dedicatoria, ya que Q. no era afecto a esas demostraciones.
    Lo que no tenía en claro, es que allá por el '74 se compraron mesas de animación y se contrató personal para efectuar un largo de Patoruzú (antes que te desboques, que Q. haya querido hacer animación no habla de su idolatría al Dios Disney, sino al más terrenal Dios Dinero) Trabajaron unos meses en un piloto que al viejo no le gustó, ya que su idea era alcanzar el nivel de "Upa en Apuros". Así indemnizó a los dibujantes contratados, para disgusto de quienes venían remándola en la editorial. Allí se iniciaron los roces mayores, hasta que hubo un conato gremial que consistió en sentarse en los tableros, pero no trabajar. Obviamente, fue cuando se pudrió todo.
    Antes de cerrar, una perlita. Walter Quinterno ya estaba haciendo y deshaciendo, y tuvo la brillante ocurrencia de incorporar al plantel a un personaje llamado "Doctor Suaya" (procedente del Champagnat) que tenía la tarea de dar indicaciones a los dibujantes, para modernizar a los personajes... ¡Plop!

    ResponderEliminar
  14. Miguel, vamos a efectuar un intercambio de réhenes. Yo te cuento el tema de la "Q." y vos me citás los dibujantes que trabajaron con García Ferré y que fueron tropa de Torino, Mazzone y Q.
    Si lo hacés, yo te revelo cosas que no sólo harían quedar mal a García, sino al propio Ghandi.

    ResponderEliminar
  15. Bravo, Amillan!!! Ahora lo tuyo empieza a ser serio, y te ponés a la altura de tu interlocutor, que es un poquito más que un “astuto refutador”. Todo lo que escribís de la EDQ es una muy buena data y te pido, por favor, si podés, que me detalles el nombre de los dibujantes del indio en distintas épocas, que es un tema que no termino de descular. Remarco que hablo específicamente de las historietas de Patoruzú, y no de Patoruzito, porque ahí quedan bastante determinadas las autorías, y se puede distinguir claramente a Lovato, Blotta, Ferro o Battaglia. Obviamente que no doy el brazo a torcer con lo de “El irascible...”, que repito, es del ’39 y nada de lo que decís lo desmiente. En el ’42, recién, Lovato agarra al indio adulto, con un trazo claramente diferenciado al de Quinterno, y de allí en más, aún con vueltas de éste, el tema de quién es quién, se hace confuso.
    Y de acuerdo en que siempre hay un antes del “antes”. Me refiero a tu acertada puntualización en la raíz común de las bellas artes. Tampoco invalida mis anteriores argumentos.
    De ese piloto que mencionás no tengo noticias, sí de otros, posteriores en mucho a los ‘70.
    Tampoco del Dr. Suaya tenía referencias, pero sí de una socióloga de la que Mirco se quejaba mucho. Si a don Dante el dios dinero le interesaba, a Walter mucho más. Pero éste, encima, desprecia la creación del Viejo, al punto que hoy en día, permite que se comercialicen los originales de su padre, entre coleccionistas.
    Con respecto al intercambio de rehenes, creéme que lamento enormemente no poder cumplir con mi parte. No se nada de Ferré, porque nunca me interesó, salvo Pi-Pío y la revista Antifaz, que fueron lo único bueno que tuvo a mi criterio. Se que Trillo, porque lo leí en un reportaje, laburó en la última haciendo los guiones de La Familia Panconara y de Antifaz y Zanzíbar Joe. Y Trillo fue colaborador de Quinterno, en la Patoruzú semanal.
    Después, se que Mazza (dibujante de Torino) estuvo en Anteojito, y pará de contar. Apelo a tu generosidad para que, a pesar de mi déficit, aportes tus rehenes de “Q.” y del gallego Ferré.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Bueno, quitemos lo de "astuto" y dejemos el "refutador". A los mencionados habría que sumar a Jaime Romeu, José "Toño" Gallo,Roberto Bonetto y Luis Destuet, todos ellos estuvieron presentes tanto en las historietas como en el corto "Upa en Apuros"
    Posteriormente comienzan a mediados de los sesenta a surgir un nuevo equipo donde se destacan Horacio y Oscar "Coqui" Saavedra, José Quartieri, Rubén Torreiro, Jorge Sánchez, Horacio Urtiaga, Edilio Bustos, Rubén Hernández, Clemente Montag y José Borrello entre otros. Horacio Saavedra era un especialista en Patoruzito, Quartieri le pegaba al indio y a Isidoro, era muy veloz. Coqui Savedra dibujaba las historietas de "Don Fierro" en los anuarios.
    LO que me extraña es que un conocedor ignore la auténtica influencia del joven Q. A lkos quince años, allá por el '20, es ayudante del "Mono" Diógenes Taborda, así que borrá a Disney de tu imaginario que en esa época no sabían ni quién era.

    Respecto al tema García, te doy nombres:

    Nello Palmioli, dibujante de Capicúa para Mazzone.

    Rafael Bossio, Dibujante de Torino.

    Mirco Repetto, Clemente Montag y Rubén Hernández, guionista y dibujantes de Q.

    Ya ves que sabía elegir el gallego a quienes llevar a trabajar. El propio Torino guionaba y dibujaba para García. ¿Quién te dijo que Mazza trabajó en Anteojito? No, ni allí ni en Q.

    Cuenta la leyenda que García era profesor de la Pueyrredón, y en las épocas en que se inició compraba dibujos a sus alumnos a cambio de vituallas tales como el sandwich para el recreo. Eso no es nada, tengo documentación que avala hurto de personajes agravado por el vínculo!

    El tema Q.: A los dibujantes en Quinterno le llegaban unos sobrecitos que contenían recortes de viñetas con los dibujos o entintados que habían hecho cada uno y que al viejo le agradaron. Los sobres estaban dirigidos a cada dibujante o asistente y llevaban una firma... "Q." ¡Ésa era la forma de comunicarse con la peonada, canejo!

    ResponderEliminar
  18. Sí, los nombres de los colaboradores de Quinterno los conozco. También saben hasta los perros lo del Mono, lo cual no quita lo del Ratón. Se me cruzó Mazza con Montag, que sí laburó en Anteojito, con lo que es posible que esté un poco choto. También se me olvidó lo de Torino, que lo sabía. La anécdota de "Q." remite al conocido carácter de patrón de estancia de Quinterno, como lo señalás, y eso -mal que te pese- es ideológico. De los choreos de Ferré, desde la alusión que hice en el Carlitos con Félix incriminando a Hijitus hasta el recientemente descubierto por mí origen de Ratonius Ratus, ya venía hablando, aún sin conocer a fondo el tema. Claro que ésto no me interesaba mucho, pero sí identificar exactamente en cada época los dibujantes del indio, cosa que no me has contestado. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Lo saben hasta los perros pero antes no lo mencionaste, te quedó Disney en la diana porque buscás la ideología en todo... ¿me crees que soy apolítico y me interesa dos velines todo esa fruta?

    Lo peor en García es el choreo en tu propia casa. Alberto Pérez Agüero, estupendo animador y dbujante, es el responsable de la mayoría de los diseños de personajes de García, y García el responsable por haberlos arruinado. Sin embargo, la bruja Cachavacha fue un boceto que Pérez le llevó al gallego para mostrárselo, y a los dos meses le llevó un boceto de la bruja, exhibiéndola como suya y pidiéndole al dibujante que le "terminara los detalles".
    Respecto a los dibujantes te nombré una banda, si querés algo cronológico haré memoria, lo consultaré como hice anteriormente y después te cuento.

    ResponderEliminar
  20. La anécdota de "Q." remite al conocido carácter de patrón de estancia de Quinterno, como lo señalás, y eso -mal que te pese- es ideológico.

    "Dao" que has acertado en ésa, te la concedo. Seguramente no me sentaría a tomar el té con Quinterno (ni creo que él me invitara) pero no dejo de reconocer su aporte y el hecho de haber formado el primer sindicato para la distribución de historietas, una utopía en éstos y aquellos tiempos. Sin embargo, seguís remachando sobre la ideología, y creo que por ejemplo, cuando se entra a un museo la ideología se cuelga en el perchero.
    Bueno, a ver si me dejás tranquilo ahora y te vas a planchar la ropa.

    ResponderEliminar
  21. A ver si refutás ésta y seguís afirmando que Disney influyó a Quinterno...

    Oscar Grillo said...

    "Yo personalmente pienso que el Quinterno de los principios de Patoruzu es un genio... adoro esa linea "a la Segar" que él usaba con tanta facilidad. Mostré su trabajo a dibujantes Ingleses y fue apreciado grandemente...porque no hablan de él?... no lo sé".

    http://oscartoons.blogspot.com/2006/10/patoruz.html

    Bueno, ahora seguí planchando la ropa, yo me voy a leer a Dorfman que justo enganché un .pdf de la capitalista Internet.

    PD: Segar, el de Popeye... te cayó la ficha?

    ResponderEliminar
  22. Ahh!de que exquisto debate he sido espectador.Cuantas cosas que uno se netera de este tipo de charlas,la verdad que muy agradecido.

    ResponderEliminar
  23. El post es muy bueno, Miguel, pero como me pasa muchísimas veces en tu blog
    el verdadero "jugo" esta en los comentarios. El fuego cruzado con Amillan, ironías mediante, fue antológico.
    Y al final, te puso la tapa con Segar o ya no tenias ganas de contestar ..?
    ( no te enojes que es un chiste, je!)
    Abrazo.
    Eduardo

    ResponderEliminar
  24. Qué podés esperar de alguien que niega que el lápiz de El Irascible Coronel sea de Quinterno, y sugiere que pertenece a Saavedra? Millán es un tipo al que le contaron un par de anécdotas dibujantes que laburaron en la última época de EDQ, y cree que eso lo habilita a hablar de Quinterno. En ese exclusivo sentido, o sea en relación a la última época, me ha hecho algunos aportes interesantes.

    ResponderEliminar
  25. Eso sí, aclaro, a fuer de arrinconarlo para que precise fechas, algo que no entra en su particular concepción de la historia.

    ResponderEliminar