SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

sábado, septiembre 11, 2010

EL DIFICIL ARTE DE NO MOSTRAR LAS TETAS

En historietas serias que abordan la vertiente de héroes prehistóricos, necesariamente, en algún momento, aparecen minas.



Cualquier dibujante que tema el ridículo sabe que no puede apelar a corpiños. Ahí surge como insoslayable la cuestión de hasta donde se muestran las tetas. Resultaría incongruente estilizarlas al punto de carecer de pezones, en tanto se tiende a destacar cada pliegue del tórax del héroe. Dependerá entonces de la publicación y de la época, a cuanto se anima cada dibujante. O que artilugios utiliza para zafar.


Recuerdo que Zanotto, en Henga (Skorpio era una publicación para adultos, pero bajo la dictadura) se tomaba algunas libertades, aunque procuraba que casi siempre la mina se cubriera o que los pezones estuvieran tapados por mechones de pelo.

Todo esto viene a cuento de un curioso ejemplo, extraído de una revista que compartía el público juvenil con el infantil. Se trata de la francesa Pif, en la que durante mucho tiempo apareció Rahan, un buen exponente de este tipo de héroes (mencioné la historieta en un viejo post, escrito al sólo efecto de joder a los columberos, cuando todavía me ocupaba de tales huevadas).

Nótense los ingeniosos malabarismos que realizó el dibujante para que los bonitos pechos de la damisela prehistórica no ofendan el pudor ni exciten demasiado a los párvulos.

5 comentarios:

  1. Y no metí más cuadritos por la puta diagramación de Blogger!
    Yo no se si son pelotudos o qué. Ahora apareció una nueva versión de editor, que si bien incorpora una vista previa que refleja como va a quedar realmente el post y te permite darle a cada imagen tamaño y ubicación una vez subidas, resulta casi imposible acomodarlas con el texto. Eso en la versión anterior, mediante ensayo y error, lo terminabas haciendo.
    Probé cambiando de editor, pero el problema es que una vez que subiste las imágenes con el nuevo, no las podés mover con el viejo!
    Encima, no se por qué mierda, algunas no se pueden agrandar!
    Digo yo... seré el único al que le interesan estas cuestiones? no hay nadie que se queje? Decí que es gratis, que si no...

    ResponderEliminar
  2. Me paso lo mismo hace pocos dias, quise probar con el nuevo editor y es una poronga!

    ResponderEliminar
  3. No deja de ser curioso el ocultamiento discursivo de los pezones femeninos, aquellos que
    son nuestro primero e imprescindible medio de alimentación y supervivencia.
    ¿Será que resulta políticamente incorrecto haber tomado (y visto) la teta?

    ResponderEliminar
  4. Por ái lo políticamente incorrecto es que recordemos épocas en las que morfábamos bien...

    ResponderEliminar