SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

viernes, octubre 22, 2010

INVENTANDO VERSITOS A LAS ANDANZAS (3)


He aquí otra de las memorables hazañas de Patoruzú. Con la uña del dedo gordo del pie, logra remover un bloque de granito. Y no sólo eso: al retirarlo, el recinto se inunda y el indio conduce al grupo nadando, por el hueco que generó. Sucede en “El Gran Concurso”, Nº 111 de Andanzas, extraordinario argumento un tanto opacado por el dibujo.
Quien lo realiza, venía interviniendo esporádicamente en la revista desde poco tiempo antes, para terminar haciéndose cargo de ella en exclusiva, durante un largo período. Si bien no está a la altura de quienes lo antecedieron, brilla comparado con los que llegaron después.
Y ya que en la serie de tópicos recurrentes estuvimos mencionando los viajes a territorios exóticos, en “El Gran Concurso”, aunque la portada no lo refleje, el indio e Isidoro parten hacia Costia, imaginario reinado europeo, con reminiscencias medievales. Lo curioso es que quien oficia de guardia del palacio real, resulta un gigantón con torso desnudo y que porta cimitarra, fisonomía más apropiada para países orientales.

6 comentarios:

  1. Crecì leyendo las reposiciones de Patoruzu de fines de los `70, aun cuando en ese tiempo pensaba que eran historias nuevitas que llegaban al kiosco por primera vez, y el estilo de dibujo y la apariencia del indio siempre me resulto similar. Entiendo que pasaron muchisimos dibujantes y que algunos destacaron mas que otros, pero el Patoruzu "moderno" siempre me parecio ( perdon por la herejia ) muy superior al del propio Quinterno. Rescato las primeras andanzas que pude leer descargadas de la web ( gracias a quienes generosamente las comparten )dibujadas integramente por Quinterno, pero me resultan raras. Ni mejores ni peores, distintas.
    Todo lo contrario me pasa con Don Nicola. Me doy cuenta que las revistas que tuve la suerte de tener ( principio de los `80 calculo ) fueron reposiciones dibujadas por el propio Torino.
    Hoy disfrutando el material de "Aqui esta" que nos regalan tanto vos, Miguel, como Hernan en "Releyendo historietas", me encuentro con el mismo trazo tanto admire de chico. Años Despues cuando la revista paso a manos de Mazza, mas alla del cambio argumental y la retirada del conventillo,el dibujo me resulto insoportable. Le reconozco a Mazza talento y un estilo muy personal -no hay manera de no distinguir algo dibujado por sus manos- pero en lo particular cada vez que tomo un personaje (Don Nicola, Jaimito..etc )la historieta mas alla del guion dejaba de interesarme.
    Pero bue... como todo en la vida es cuestion de gustos. Esta es simplemente mi opinion. Ustedes saben mas que yo del tema.
    Saludos

    Eduardo

    ResponderEliminar
  2. Son varios temas, Eduardo.
    Es cierto que cuesta desprenderse de la imagen con que uno conoció a un personaje. Yo agarré Andanzas y Correrías a principios de los 60, y cuando descubrí lo anterior, me resultaba extraño. Por otra parte, con las reediciones, supongo que debe haber sido difícil reconocer dibujantes, porque mezclaban todas las épocas. Cuando seguías las originales, cualquier cambio en el dibujo saltaba enseguida, porque te habías ido acostumbrando a un estilo. En cuanto a gustos, aún reconociendo la superioridad de Quinterno como dibujante, a mí también me interesa más -integralmente, como historieta, digo- el Patoruzú de etapas posteriores. Pero no hay que perder de vista que la narrativa había cambiado, en función del formato. La mayor parte de lo dibujado por Quinterno fue pensado para tiras diarias.
    El tema con Mazza es que resulta absolutamente previsible en encuadres, posturas de personajes, etc., al punto que su trabajo peca de un cierto manierismo. Torino, en cambio, siempre sorprendía.
    Y me pasa lo mismo que a vos, si una historieta no me captura por el dibujo, ya en la primera página pierdo todo interés, aún cuando el guión pinte interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. A mí también me parecía raro al principio el Patoruzú de las primeras Andanzas… Pero para mí Quinterno y la primera etapa de Lovato fueron insuperables.
    Debo reconocer que me han gustado todas las épocas, en lo que el dibujo se refiere. Lo que fallaron en los últimos años de la Editorial fueron los argumentos, ahí la cagaron mal. Se comenta que esa época decadente compraban los argumentos por dos mangos. Tenían pilas y pilas de estos (aun hoy algunos coleccionistas conservan algunos jamás utilizados).

    A mí también me frena un poco si el dibujo no me llama la atención, y me pasa con el Corto Maltes. Y estoy casi seguro me estoy perdiendo algo fabuloso… Igual se que algún día me picara el bichito y leeré alguna aventura completa. Espero que no me guste así no sigo abriendo frentes en mis colecciones jejeje.

    Yo soy muy ignorante en la materia, pero me parece que Mazza andaba mejor en los argumentos que con los dibujos en Jaimito… Abismal la diferencia de Urtiaga y Saavedra ante Mazza, me parece.
    Che, si abro un club de fanas de Jaimito en Faceebok, prometen hacerme la segunda para hacer bulto? Porque debo ser uno de los escasos fanas de esta historieta… jajaja

    Ahh y muy buenos los versitos Miguel! Los voy sumando a la PATORUZU-WEB si no te molesta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Sergio: te recomiendo, para entrarle a Pratt, que consigas el álbum de Ann y Dan. Estoy seguro que te va a gustar, y después el Corto se te va a hacer digerible. Lo que pasa con Corto Maltés es que hay historias brillantes y otras sobrecargadas a más no poder. Con todo lo que admiro al tano en el dibujo, algunos argumentos me resultan embolantes. Agarrá La Balada del Mar Salado para empezar. Y tampoco necesitás coleccionarlo. Te comprás los libritos de Clarín, que son baratos, y listo.
    Los versitos, usálos, por supuesto. En cuanto a Jaimito... ahí no te sigo, je.

    ResponderEliminar
  5. Tema complejo y que da para mucho. Solo un par de apreciaciones. Más allá de lo referente al dibujo, para algunos más lindo en la primera época, para otros más feo, las situaciones humorísticas de la década de 1930 y 40 son insuperables, lo mismo sucede con Torino. En el caso de este último creo que casi todos coincidimos en que tanto dibujo como argumentos viejos son los mejores. Y algo para valorar de Mazza: no nos olvidemos que fue una de las plumas más prolíferas de la época; el tipo se dibujaba todo, tal vez por eso carecía de la meticulosidad de otros colegas.
    Sergio: de Jaimito había varias revistas lindas, yo me sumo, jua jua.
    Ahhhhh, me olvidaba... entre los argumentos de Andanzas que compraron a dos mangos seguro que estaba La madre Marieta, Piel de Judas, Los traidores del kung-fu y Extraño service!! No quiero ni imaginar lo malos que serían los que descartaron. Muy buena idea la de los versitos. No dejé comentarios pero los disfruto mucho.

    ResponderEliminar
  6. La presencia del humor en el primer Patoruzú es corroborable, y también tenía que ver con el formato. La tira exige remates parciales todo el tiempo, lo mismo que las pocas páginas en continuará de las Nuevas Aventuras en Semanales. Cuando se empezó con la inéditas en Andanzas, en cambio, la narración se volvió más fluída y la aventura prima sobre la comicidad. Esa etapa es la que más me gusta, porque soy difícil para la risa. Prefiero el humor más cruel, no tan inocente. Y si no, el verbal, que era mucho más frecuente en Torino, particularmente en el habla de Don Nicola, que en Quinterno.
    Ya son dos a los que les gustan los versitos! Prometo seguir con algunos más, entonces.

    ResponderEliminar