SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

viernes, octubre 01, 2010

LES FACÉTIES DU PÈRE PASSE-PASSE (MAGICIEN DIPLÔMÉ)

Hace poco me refería al Père Passe-Passe, a raíz de que un amigo español andaba en dudas con la traducción del nombre (ver). De las distintas sugerencias que le hice, terminó adoptando "Don Pasemágico". Su tarea estaba circunscripta a uno de los tomos en que el personaje acompaña a Arthur. Pero -como apuntaba en el post referenciado- también tuvo su página independiente en Pif, que es de lo que voy a hablar ahora.
Para ser coherente con lo que propuse a Santiago, tendría que traducir la tira como "Las bromas de Don Pasemágico", lo que suena un tanto redundante cuando se le agrega el subtítulo ("Mago diplomado"). Por eso, para evitarme problemas, subo en original este archivo de 26 entregas, aparecidas entre el Nº 10 y 101 de la revista. Salvo error u omisión, son todas las que se publicaron.
Adelanto que en Les facéties... el dibujo de Cézard no brilla como en Arthur, Surplouf o Les Rigolus et les Tristus. Tampoco los argumentos ostentan el grado de elaboración de esas series. Se trata apenas de una página autoconclusiva, de gags pensados básicamente para un lector infantil. Pero claro, siempre es Cézard.
Eso sí, tiene la ventaja para los que no leen francés, que la mayoría de las historias resultan comprensibles con sólo mirar los cuadritos.
(...apunto que el nombre del vecino -e íntimo enemigo- del mago, Monsieur Bilamére, encierra un juego de palabras que podría traducirse como "el señor Bilisamarga"; más no me pidan, no soy San Tiago...)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario