SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

miércoles, junio 16, 2010

Archibald Razmott = Eagle-Eye Junior Spy

Con el amigo Ricardo Mascaro desde hace tiempo andábamos en tratativas por el Libro Rico Tipo 1957 que escanneó para la Colección de Dao, y que a mí me interesaba tener en mi colección real. Finalmente llegamos a un acuerdo de canje, al que Ricardo generosamente añadió dos ejemplares de Le Journal de Mickey de los ’70. Al hojearlos me llamó de inmediato la atención una historieta que se distinguía claramente del material de sindicatos y que pensé pertenecía a un para mí desconocido autor de bande dessinée. Pero rastreando en la web, me desayuno que "Archibald Razmott, mini-barbouze de choc”, es en realidad la traducción francesa de "Eagle-Eye Junior Spy", de Leo Baxendale, un inglés que la creó para la revista Wham!. A más de la originalidad del dibujo, en las cuatro páginas que leí, se comprueba una trama delirante, donde se destaca la figura del villano (Sinistroreur, en la versión francesa), una especie de Tío Lucas, que siempre aparece acompañado de divertidos monstruitos. En Francia hay numerosos adeptos a la serie, al punto que la están subiendo a la web. Curioseen, que vale la pena.

2 comentarios:

  1. ¡Baxendale es un maestro! Qué bueno que lo hayas traído a la palestra.

    ResponderEliminar
  2. Confieso, Quique, que ante "hallazgos" míos de este tipo, dudo en publicar, puesto que suelo quedar como un nabo que pretende inventar la pólvora. Me consuela, al menos, que mi vasta ignorancia en extensos campos de la historieta queda compensada por el olfato para reconocer lo bueno. Claro que si tuviera una cultura como la tuya, no dependería del azar. Abrazo

    ResponderEliminar