SOBRE ESTE BLOG...

Acá vas a encontrar, básicamente, data sobre historieta cómica argentina clásica. Además, bastante de bande dessinée. Algunas reflexiones sobre el lenguaje historietístico, muchas polémicas y miles de imágenes, la mayoría de mis propios archivos. La forma más fácil de ubicar un material o autor es ir a "Etiquetas", revisar y hacer click en la pertinente. También podés escribir una palabra clave en "Buscar en este blog". Tenés mi contacto, encima. Suelo responder mails si la consulta es muy específica. Podés tomar lo que quieras, siempre que cites la procedencia. Si no citás, y te ubico, te escracho públicamente, como he hecho en varias oportunidades. Enjoy

miércoles, junio 23, 2010

SOBRE LA RESISTENCIA

Este blog supo tener picos de 500 vistas de páginas diarias (en épocas de puteríos, eso sí), y actualmente registra un promedio de algo más de 100. Constato, al menos, que la mayoría no provienen de pasajeros casuales, dado que el número de visitas es más o menos la mitad que el de las vistas de páginas. O sea que muchas de las personas que ingresan, hacen click dentro del blog. El tiempo que permanecen, que sería un índice para calcular el nivel de lectura, es difícil de determinar a través de los contadores, que no se preocupan mayormente por dicho ítem.
Porque los comentarios -principales indicadores de lectura- también han descendido. En la última semana, sólo tres gorilas -o uno sólo asumiendo distintas identidades- han opinado, y en el post de la Legrand y en el de Arispe (un excelente dibujante, y un tipo inteligente, sin duda, que ha ligado de rebote el encono que provoca en algunos mi tendencia política).
No es que aquí no se siga hablando principalmente de historieta, ni que la frecuencia de posteos se haya espaciado, al contrario. Asumido el costo en visitas de erradicar el puterío, el nivel de público había alcanzado un plafond aceptable para mí, lo mismo que la participación.
Está el mundial, y todo eso, pero el descenso lo vengo registrando como tendencia desde hace un tiempo. Tengo en cuenta, además, que he mudado mis otros sitios aquí, con lo que teóricamente tendría que darse el fenómeno inverso.
Si bien he constatado que algunos blogs de historieta que visitaba han quedado inactivos, otros no lo están, y supongo (no me pongo a revisar como les va a los demás) que siguen siendo concurridos. Cabe, claro, la posibilidad que mis posteos resulten cada vez menos interesantes y/o repetitivos, por más que yo crea que es al revés.
En la Argenta, el único grupo en el que permanezco, se registra, sí, una disminución de la participación, aunque algunos lo atribuyen a que allí se ha infiltrado lo político, imputación que me involucra.
Sin embargo, y sin datos estadísticos de ningún tipo, como se ha visto, sospecho que el mundo de la web está marchando hacia el Facebook.
Comentaba en un blog amigo, hace poco, que yo reniego incluso del chat, y siempre me aferré a la "vieja" costumbre del mail, que de algún modo conserva la tradición de la carta. Me pasa ahora que muchas veces no obtengo respuesta y tengo que irme al Facebook para encontrar a los destinatarios. Y continuaba diciendo: "Además está eso que suena a canario de historieta, en lo que ni siquiera me adentré, y que parece amenazar al propio Facebook. Creo que en estos espacios se recoge la corriente del Fotolog (una antiguedad!) y de los blogs confesionales, más chat, más grupos, con lo que se arma un verdadero conventillo. Dudo que ese tipo de comunicación caótica constituya un avance. De todos modos, ya las mudanzas me superan, y trato de resistir desde los espacios 'tradicionales'."
Y resistir es hacer lo que se puede en condiciones adversas. Lo que no implica, claro, que uno tenga siempre el espíritu en alto. Tampoco se trata de caer en amenazas histéricas, como la de algunos bloggers, que viven anunciando el cierre, para generar reacciones. Menos aún de coercionar comentarios.
Entonces, es posible que la resistencia se traduzca en escribir exclusivamente sobre aquello que individualmente me moviliza. Que no es lo mismo que hacerlo, además, en función de las provocaciones que puedan surgir, a partir de los lectores. Que no es lo mismo que complacerlos.
Se trata, quizá, y en definitiva, de hacer honor al mote de "loco" que me han puesto y asumo, para -en tanto tal- terminar hablando sólo, cuando (y de lo que) se me de la gana.

17 comentarios:

  1. Mi blog es nuevito y, conforme lo que vos decís, me pregunto si no habré llegado tarde a la creación de uno de ellos. Aunque a decir verdad, también pienso qué estaré haciendo bien o mal, porqué escasean los comentarios...
    No sé cuantas visitas tendré porque no tengo contador pero, creo, más allá de que es lindo recibir la devolución de lo que uno hace, brindar elementos a algún interesado que tal vez nunca conozca también tiene su valor. Y me parece que tu blog da mucho para
    aprender. Sería una lástima cerrarlo. Y menos que menos hacerlo esfumar en el aire. Tu material puede ser valioso para los nuevos fans o coleccionistas.
    En fin, me acuerdo de un blog sobre fútbol que cerró hace poco, muy bueno ("Los cuentos de la pelota") donde en la última entrada su autor esgrime las razones por las cuales lo cerró, pero no lo ha dado de baja, se puede seguir leyendo...
    Vos te vas adaptando bien a la tecnología, vas cambiando y el mismo blog tiene diferentes facetas. Espero que siga mucho tiempo más. O que mantengas tu valioso archivo (me refiero a tus apuntes históricos, reflexiones y análisis de la historieta argentina)en algún futuro espacio del ciberespacio. Si no, sería como si quemaras el único ejemplar de un libro. Abrazo.

    Luis

    ResponderEliminar
  2. Desde ya, Luis, que lo que digo acá es absolutamente subjetivo, una impresión apenas, que puede ser rápidamente desmentida por cualquier blogger que se dedique a la historieta y que haya crecido en el último tiempo, así que a no desmoralizarse. Y en cuanto a dar de baja el blog, ni pienso. A lo sumo se espaciarán las entradas o quedarán las que están, si dejo de encontrar estímulo para escribir. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Miguel!! yo venía a avisarte que me mudé de blog,y que te linkeé.

    A mí me gusta mucho el formato blog, y el mail, no me encuentro cómoda en el facebook, pero hoy tuve que armar dos álbumes de dibujos ahí porque me preguntaban:"¿por qué no subís dibujos al feis?" y yo les decía: "tengo un blog" y me respondían:"ah...no, dale, subí dibujos al feis!" entonces les armé unos albumcitos ahí... pero...

    ...pienso seguir con el blog (no por obcecada, sino porque te permite más personalización)hasta que blogger o el tiempo lo dispongan....

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  4. No se si el Facebook sustituye o mejora el mail, porque nunca termino de entender qué es privado y qué es público ahí. Lo que está claro es que no puede sustituir al blog, en tanto contenidos y forma. El que lo pretendan, es una muestra de la banalización en la que se vive. Saludos, Fer!

    ResponderEliminar
  5. En algún lado leí (pero lo estoy rastreando y no lo encuentro) un artìculo interesante sobre como facebook (y, con otra lógica, un hardware que sólo admite aplicaciones autorizadas, como las cosas de apple tipo i-phone o i-pad) es como irse a vivir a un barrio cerrado. A priori parece seguro y lindo, y al final uno termina viviendo en una burbuja y rodeado de pelotudos.

    La razón para postear en un blog es la misma que para casi todo: el deseo.

    ResponderEliminar
  6. Sí, está bueno. Puse que el Facebook me huele a conventillo, y un country es más menos eso, para gente de más guita. Pero en el conventillo, al menos, siempre había un don Nicola.

    ResponderEliminar
  7. Somos unos cuantos los que te leemos, Miguel. Y lo vamos a seguir haciendo.

    ResponderEliminar
  8. Aunque no haya cantidad, con la calidad de los que comentaron aquí, me conformo, Quique!

    ResponderEliminar
  9. Ah, claro: comenta Quique y hay "calidad", comento yo y nada...

    ¡Chupamedias!

    ResponderEliminar
  10. Leé bien! Hice extensiva la calidad a todos los que comentaron acá, sin hacer ninguna excepción (lo que demuestra mi don de gentes).

    ResponderEliminar
  11. Quiero dejar sentado que leo este blog y si no comento puede ser por diversas razones excepto una: nunca, jamás, ni loco, es por estar en Facebook. Tampoco en Twitter ni en ningún otro espacio pomposamente bautizado como "red social". Yo ahí no voy.
    Respecto de los blogs, entiendo que uno pueda publicar menos e incluso no publicar nunca más; lo curioso es esa gente que decirse irse y borra todo. ¡Eso no se hace! Como dijo alquien más arriba, es como quemar el único ejemplar de un libro. Encima, ¡de un libro donde invitaste a escribir a sus lectores! Muy feo, muy feo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Vale para dejar sentada tu posición anti-"redes sociales", Cinzcéu. Yo a mi vez aclaro que si este post sonó a queja, no lo es. Y menos aún en relación a la falta de comentarios. Me pasa a mí también que recorro al menos una vez por semana varios blogs y no siempre comento. Sea porque no tengo para decir algo que aporte, o porque disiento y ese disenso es conocido (entonces, para qué reiterarlo?), o porque veo que el blogger le erró fiero y el afecto hace que me abstenga de señalarlo, o simplemente porque no entiendo o no me interesa el tema de un post. Ahora... hay algunos blogs que han desaparecido del mapa y la verdad que no los extraño para nada. Abrazo, querido.

    ResponderEliminar
  13. Tu post no me sonó a queja. Creo que en tu respuesta resumís una cuestión clave ("Sea porque no tengo para decir algo que aporte", decís y yo incluso puntúo antes: "Sea porque no tengo para decir") que debería valer para toda comunicación. Las "redes sociales", justamente, me suenan exactamente a lo contrario.
    Siempre hay blogs que podrían desaparecer del mapa y no se los extrañaría, pero no me refería a esos...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Muy interesante el nivel reflexivo del (supongo) joven. Estamos salvados.

    ResponderEliminar
  15. Volve al puterio que es lo que pide el publico.

    ResponderEliminar
  16. Migue la verdad es que la modalidad cambió, por ejemplo de ir a la lista de links de blogs que tengo, que deben ser más de 200, me entra un mareo enorme y no sé a cual ir

    Por elección personal solo entro a este (quechpamedias sonó) y cuando hay algo nuevo me entero por la lista de LArgenta, pero en casos como el de Reggiani me entero por FB, así directamente entro a los posts que parecen interesantes, es decir, FB sirbe de ventana para ver las novedades de los blogs... el blog no ha muerto...

    Lo malo del FB es que por más amigos que tengás, a ninguno le podés pedir plata prestada...

    El PyBe

    ResponderEliminar